Los austriacos no perciben el peligro

Los casos suben y los expertos advierten : la mayoría de la población se está tomando el peligro a la ligera. No va a haber vacuna a corto plazo. Cuidado.

30 de Junio.- Los casos detectados de coronavirus han vuelto a subir en Austria. A mediados de mes andábamo por los 300 y ahora son más del doble. Naturalmente, es un efecto de la paulatina caida de las medidas para reducir el contacto social pero también de algo más : con la caída de estas medidas, la población, usted, yo, recibe el mensaje a todas luces falso de que « el peligro ha pasado » y no. Como todos sabemos el peligro no ha pasado.

Ayer, en el Zeit Im Bild compareció la viróloga Monika Redlberger-Fritz y, aunque admitió que todavía es pronto para hablar de una segunda ola, también se mostró preocupada porque piensa, como viróloga, que la gran mayoría de la población no tiene demasiada conciencia del peligro y se relaciona con él (con ellos : con el peligro y con el coronavirus) de manera « demasiado despreocupada ».

Dado que la fuente principal de contagio es de persona a persona (mediante los famosos aerosoles) la dctora Redlberger-Fritz pidió a la audiencia del Zeit Im Bild que no se olvidase de la famosa distancia de seguridad (llamada también «distancia social» por muchos que tienen la máquina de traducir defectuosa, y oyendo por la bragueta, como los gigantes, traducen mal «social security distance») y llamó, como es lógico, a extremar la precaución ahora más que nunca y resaltó la importancia de encontrar los brotes y las cadenas de contagio cuanto antes mejor.

Sin vacuna a corto plazo

En cuanto a la vacuna, la experta también se encargó de desinflar las esperanzas de los que esperan una solución rápida y dijo que, con toda probabilidad, pasarán más de un año y más de dos hasta que una vacuna contra el coronavirus pueda se producida en cantidades suficientes.

Debido a esto, recordamos a los lectores de Viena Directo las sencillas precauciones que son la base de la prevención del contagio :

Lavarse las manos con frecuencia, con agua caliente y jabón

Mantener la distancia de seguridad, para no recibir esputos ni estornudos.

Estornudar en la parte interior del codo o en un pañuelo (dicho pañuelo, si se puede, debe ser desechable y ser desechado en un cubo con tapa, para que los miasmas no se expandan).

-No tocarse la cara o los ojos

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.