No, de momento no es el principio de la segunda ola

A pesar de la subida de los casos estos días, los expertos que asesoran al Gobierno austriaco no creen que haya razones para el miedo. Explicamos por qué.

6 de Julio.- Muy buenas noches a todos.

Como era previsible, en Austria hemos superado de nuevo la barrera de los 1000 casos de coronavirus (enfermos activos, se entiende). Los últimos datos hablan de 1012.

Este dato no se alcanzaba desde Mayo (desde el día 19 de ese mes, más en concreto). La subida con respecto al día de ayer no ha sido tan espectacular como la de estos días pasados. Solo -bueno „solo“- ha habido 53 positivos nuevos detectados.

De todas maneras, y a pesar de esta subida de los casos, la verdad es que no parece haber razones para el pánico.

En primer lugar, los brotes están muy localizados (o sea, que se sabe perfectamente sus orígenes) y en segundo lugar, el sistema sanitario está muy, pero que muy lejos, de tener problemas para absorber el número de enfermos nuevos, especialmente los graves. En toda Austria hay en este momento solamente diez personas en cuidados intensivos.

Mapa de las zonas con más casos en Austria. Fuente, Ministerio de Sanidad Austriaco

El Gobierno, como ya saben los lectores de Viena Directo, ha puesto en marcha un semáforo, para que todo el mundo sepa a qué atenerse. La gran mayoría del territorio de la República Austriaca está en este momento en verde (o sea, eso quiere decir que tiene menos de un caso por cada diezmil habitantes) y las zonas que están en amarillo corresponden, sobre todo, a la zona de Linz y sus alrededores. En donde siguen detectándose nuevos positivos (aunque más lentamente que hace unos días) relaicionados con el brote del culto religioso de la ciudad de Linz.

De esta misma opinión -o sea, que en principio no hay nada de qué preocuparse- parece ser el equipo de expertos que asesoran al Gobierno austriaco y que forman parte del gabinete de crisis.

En declaraciones a la agencia de noticias APA, el doctor Günther Weiss, director de la Clínica Universitaria para la Medicina Interna, ha dicho que este repunte de los casos no indica que estemos en Austria ante la tan temida segunda ola. „Estamos dentro del plan“, ha dicho el doctor.

Recordemos que las medidas de limitación del contacto social no tenían como objetivo que no hubiese ningún caso, sino que los casos se mantuviesen dentro de un orden. En cualquier caso, con el incremento de los intercambios y la actividad los médicos contaban ya con un incremento de casos, con que aquí y allá apareciesen brotes (según ha explicado Weiss).

El virólogo ha dicho que él estaría preocupado si hubiese „300 o 400 casos diarios“ que estuviesen repartidos en 60 o 70 brotes.

En cualquier caso, Weiss ha declarado, y me permito parafrasearle, es que lo mismo que se han detectado algunos brotes de coronavirus también se han detectado algunos brotes de falta de sentido común. O sea, aglomeraciones de personas

Tras recomendar sentido común, Weiss ha dicho que la tan esperada segunda ola no tiene por qué aparecer y que incluso es posible que de aquí al año que viene por estas fechas podamos llevar una vida enteramente normal.

Gepostet von Viena Directo am Sonntag, 28. Juni 2020
Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.