¿Vive Strache en dos sitios a la vez?

StrachePreocupados de las mascarillas, no nos hemos ocupado de otra historia muy divertida que está pasando esta semana.

1 de Agosto.- Una de las capacidades con las que el Dios cristiano manifiesta su predilección por tal o cual persona es el don de la bilocación. O sea, la capacidad de estar en dos lugares a la vez (pongamos, por un lado consolando a personas que sufren y, al mismo tiempo, rezando fervorosamente por la conversión de las almas, al objeto de que puedan creer que tal prodigio es posible por intercesión divina).

Dios, en su infinita sabiduría, ha restringido mucho este don el cual, de ser masivo, hubiera podido prestarse a mucho mamoneo (y, por lo tanto, daría mucha ocasión a diversos pecados).

Si yo pudiera, por ejemplo, estar en dos sitios a la vez, procuraría que uno de mis yoes estuviera en la oficina contribuyendo a que los dueños de la empresa en la que trabajo se forrasen hoy más que ayer pero menos que mañana, mientras que mi otro yo estaría (como es lógico) en lugares mucho más agradables, por ejemplo en una playa del Caribe tomando daiquirís (con acento en la i).

Sin embargo, como Dios padre me tiene la predilección justa (o sea, la necesaria para que mi vida transcurra en buena salud y con pocos sobresaltos) pues no puedo bilocarme de esta manera.

Una pena.

Sin embargo, Heinz Christian Strache, el que aún no es candidato a la alcaldía de Viena por una nueva formación (el Team HC Strache) parece tener este don de estar en dos sitios a la vez, y le está causando algún que otro problemilla.

La normativa para poderse presentar a alcalde de Viena exige que el candidato tenga su residencia legal en este bonito municipio al que tanto mis lectores como yo amamos tanto y tan intensamente.

Sin embargo, sucede que desde diversas instancias (algunas muy divertidas) se sostiene que Strache no cumpliría esta condición y que, por lo tanto, no podría ser candidato a la alcaldía al frente de su formación.

A pesar de que el nuevo partido de Strache insiste en que el centro del universo del político ultraderechista es Viena y en que daría hasta la última gota de su sangre por esta bonita ciudad, fuentes tan autorizadas como su señora madre han sostenido en diversas ocasiones que Strache no vive en Viena.

Como recordarán, Strache está un poco enredado en un escándalo de presunto mal uso de fondos de su ex partido (el FPÖ). Para esclarecer el asunto, la policía se presentó en la casa de Strache en Viena para realizar un registro domiciliario. Allí solo encontraron a la señora madre del político, la cual juró y perjuró ante las fuerzas del orden que su hijo no vivía ya en este domicilio, sino en la localidad de Kloster Neuburg (marco-incomparable-de-belleza-sin igual) que está situada en Baja Austria (Niederösterreich).

Esta pequeña anécdota (que no tendría más importancia si no fuera porque Strache quiere ser alcalde de Viena) fue difundida por un pequeño partido, Der Wandel. Rápidamente, el equipo de Strache salió al paso de estas afirmaciones calumniosas (de Der Wandel, no de su madre) diciendo que Strache vivía en Viena y que iba a Kloster Neuburg solo los fines de semana.

Esta semana, sin embargo, Strache ha demandado a un conocido semanario vienés por decir esto, que tenía el don de la bilocación.

Ipsofactamente, dicho semanario ha publicado pruebas concluyentes de que Strache no vive donde dice (o sea, toda la semana en Viena y los findes en Kloster Neuburg) y, para más diversión, ha sido el propio Strache el que lo ha dicho.

El político demandó a este semanario por publicar detalles a propósito de sus (aún presuntos) mangoneos en la caja del FPÖ. Naturalmente, los abogados de Strache hicieron llegar la querella al semanario y en el sitio en donde debía estar la dirección oficial en donde Strache reside...Bingo: una de Kloster Neuburg.

Ayer, Strache compareció en la emisora que es el boletín oficioso del trospidismo austriaco, Oe24.com (el antiguo Österreich) y dijo lo siguiente:

«Ich bin in Wien geboren, Kindergarten, Schule, die ganze Ausbildung – ich wohne immer in Wien. Aus Sicherheitsgründen habe ich nicht jede Wohnung als Hauptwohnsitz angemeldet gehabt.»

(„He nacido en Viena, he ido a la guardería, al colegio, mis estudios -ejem- vivo desde siempre en Viena. Por razones de seguridad -otro ejem- no estoy empadronado en Viena como mi residencia principal“).

¿Le creerán las autoridades electorales?

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.