Test PCR para entrar en Austria

RECUERDA: a partir de las 00:00 horas del lunes hace falta presentar una PCR negativa -114 nuevos positivos en Austria – ¿Vacuna para febrero de 2021?-pausas laborales

9 de Agosto.- Aunque a estas alturas es poco probable que haga falta, antes de empezar a comentar las noticias del día le recuerdo a los lectores de Viena Directo que, a partir de las cero horas del lunes, o sea, escasamente en cinco horas, todos los viajeros procedentes de la España peninsular (recordamos: las Baleares y las Canarias están excluidas) que quieran entrar en Austria tendrán que presentar una prueba PCR negativa que no tenga más de 72 horas de antigüedad.

La prueba, la pueden traer de casa, naturalmente, o se la pueden hacer en el aeropuerto de Viena, al precio de 120 Euros.

Los viajeros que pasen por el aeropuerto de Viena en tránsito hacia otros destinos no tendrán que hacerse esta prueba (naturalmente, si en el destino de llegada se la exigen, sí) .

Asimismo, y debido a la evolución de la situación epidemiológica en la España peninsular el Ministerio de Asuntos Exteriores austriaco ha subido un escalón la peligrosidad (al nivel cinco de un total de seis). Esto significa que se desaconseja viajar a España para evitar posibles peligros.

114 nuevos positivos en Austria, 75 en Viena

Dicho esto: hoy en Austria se han registrado 114 nuevos positivos de Coronavirus, de los cuales la mayoría (!75!) han sido en la ciudad de Viena.

Dos buenas noticias, sin embargo. La primera, que los 75 casos de Viena no parecen tener relación con ningún nuevo foco infeccioso, sino que se han dado, sobre todo, en el marco de familias en las que uno de los miembros se ha puesto pachuchete. La segunda buena noticia es, naturalmente, que 111 personas han sido dadas de alta, con lo cual hay un saldo a favor del coronavirus y en contra de la especie humana de tres casos (jopeta).

Poco a poco, por cierto, nos acercamos al millón de tests realizados (es probable que los alcancemos durante esta semana). Hasta la fecha, se han realizado en Esta Pequeña República 961.000 pruebas PCR.

Por lo demás, hoy los medios austriacos se hacen eco de la previsión de la Comisaria de Salud de la Unión Europea, la señora Stella Kyriakides, la cual ha dicho que, aunque resulta un poco difícil hacer previsiones un poco fiables, a ella le parece probable que la vacuna contra el coronavirus esté lista dentro de un plazo de seis meses. Esto nos daría como fecha febrero de 2021.

De momento, como ya habrán podido quizá saber los lectores de Viena Directo, hay en marcha varios proyectos para encontrar la vacuna que marcará el principio del fin de la pandemia.

Los rusos, en plan un poco fantasmón, las cosas como son, han alardeado de que van a tener el elixir d´amore a partir de septiembre (nadie les cree); los italianos, más modestos, están empezando a testar un nuevo preparado. En Oxford ya hay bastante buenos resultados y parece ser que en los Estados Unidos también están bien posicionados.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, después de encontrar la vacuna habrá que producirla y distribuirla, lo cual es probable que lleve algunos meses.

Siendo optimistas, entre pitos y flautas, yo pienso que no empezaremos a ver la luz al final del túnel hasta, por lo menos, el verano de 2021.

Hasta entonces, no me canso de repetirlo, es IMPORTANTÉRRIMO mantener la guardia alta y tomar las precauciones necesarias. A saber:

Mascarilla en lugares cerrados. En todos. -aunque la ley diga que solo hay que llevarla en el supermercado solamente y en otros lugares, mejor pasarse de prudencia que no llegar.

Higienización de manos y ventilación de las habitaciones.

Mantener la distancia de seguridad de un metro y medio o dos con aquellos de nuestros conciudadanos con los que coincidamos en los mismos lugares.

Con estas tres medias tan facilitas, está tirado mantenerse a salvo.

Pausas laborales

Mientras tanto: el Partido Socialista Austriaco (SPÖ) se ha unido a la petición del sindicato de hostelería GPA que pide una pausa de quince minutos cada dos horas en la obligación de llevar mascarilla para los trabajadores de los sectores hosteleros y de la alimentación. La argumentación del sindicato (y, por lo tanto, del Partido Socialista) es que, sobre todo en estas fechas, la combinación de las altas temperaturas y de la mascarilla representa una carga muy seria en el trabajo. Además, ambos sectores, el de la hostelería y el del comercio al por menor, tienen el porcentaje mayor de trabajadores a tiempo parcial (jornadas de cuatro horas) los cuales, por ley, no están obligados a hacer pausas.

La patronal (no sé por qué, pero no me sorprende) ha rechazado esta reivindicación de los sindicatos argumentando que los trabajadores no tienen por qué llevar mascarilla, sino que también están autorizados a llevar viseras de material transparente ( ya sabemos, los que entendemos algo de esto, que no protegen igual).

Según los resultados de una encuesta realizada por el sindicato, la gran mayoría de la gente estaría a favor de la implantación de estas pausas.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.