Nuevas restricciones de viaje desde las Baleares

Nuevas restricciones para los viajeros procedentes de España. Toda la información en un solo post.

18 de Agosto.- Recordarán mis lectores que, cuando se empezaron a abrir las fronteras, los potentes operadores turísticos alemanes (en particular TUI) hicieron una presión brutal para que hubiera dos regiones en Europa, especialmente dos, que fueran sacadas lo antes posible de la obligació de llevar cuarentena.

¿Y cuáles fueron estas dos regiones? Bingo: las Baleares y las Canarias. Pero especialmente las Baleares.

Los intereses económicos eran muy altos y Baleares, como todo el mundo sabe, la meca del turismo germanoparlante. Había muchos millones en juego. En España, pero sobre todo en Alemania y en Austria.

Pongo el foco sobre esto porque las noticias se entienden mejor cuando se ponen en contexto.

Hoy la cancillería echaba humo por los rumores.

Se sabía que Sebastian Kurz, Rudolf Anschober, el Ministro de Salud y el Ministro del Interior, Karl Nehammer, estaban reunidos para ver qué hacían para tratar de responder a la subida de las cifras que anuncian ya, a mi juicio indudablemente, una segunda ola de contagios. Segunda ola que, como estaba previsto, viene del extranjero y la traen los que se han ido de vacaciones a la playa.

A primera hora de la tarde, se hacía público lo que todo el mundo esperaba: a partir del próximo lunes (casualmente, la última semana de Agosto), las medidas que hasta ahora valían para la España peninsular empiezan a valer también para las Baleares.

Quien vuelva a Austria desde las islas Baleares a partir del lunes tendrá que someterse a una prueba o quedarse dos semanas en su casa en cuarentena.

El Gobierno, para intentar, primero, que la gente se haga cuantos más tests mejor y para suavizarle el trago a los que se tengan que volver precipitadamente, ha ofrecido, como en el caso español, tests gratis.

También se ha anunciado que se incrementarán los controles en las fronteras. 500 agentes serán puestos a controlar quién pasa y quién no pasa.

También se van a iniciar campañas de test en las carreteras (Drive-in-test). Estos ya existen desde Marzo, pero se van a reforzar. Se ha anunciado que los funcionarios de sanidad van a estar reforzados por 800 soldados del Ejército. Los funcionarios de sanidad harán los tests y recetará las medidas de cuarentena, en su caso, mientras que los policías recogerán los datos de los nuevos infectados.

En este momento hay en Austria 20.000 personas en cuarentena. El Ministro ha dicho que saltársela no es un delito inofensivo y que como la policía te pille, puede caerte un multazo de 1400 Euros (básicamente por tonto y por irresponsable, pero también por analfabeto).

El temor del Gobierno es que por desconocimiento, por miedo al pago de los 120 euros o por falta, abiertamente, de dos dedos de frente, la gente que vuelva de vacaciones no se haga pruebas y se convierta así en una bomba de relojería andante.

Por eso ha pedido a la gente que „utilice la posibilidad de hacerse tests gratis directamente en el aeropuerto, incluso (o quizá sobre todo) si usted no tiene síntomas“.

Por cierto, no se sabe cuántos austriacos se encuentran en estos momentos en las Baleares (sobre todo en Ibiza y Mallorca, grandes mecas del turismo germanoparlante).

Y por fin !Por fin! El Gobierno ha admitido que las cifras de los últimos quince días son preocupantes.

Hoy, en 24 horas, 286 nuevas infecciones.

Y como pasa en España, la edad de los infectados es cada vez menor. La edad media son los 23,5 años y dos tercios de los nuevos infectados son hombres jóvenes.

Anschober quería haber dicho que este grupo de población, tiene el cerebro del tamaño del pito, pero sus colaboradores le han dicho:

-Ministro, esto no puede usted decirlo.

-Vale, pues diré que les falta conciencia del riesgo que corremos todos.

-Ah, vale.

En Viena, ahora mismo el mayor número de infectados está entre los 15 y los 25 años.

Los tres políticos también han comentado que, hasta ahora, 7000 personas se han apuntado a los test gratis (para los que vuelvan de Croacia). La misma posibilidad se va a poner en marcha para los que vuelvan de las Baleares.

Por cierto, y aunque no tenga mucho que ver con el tema: hoy ha habido en Austria una pequeña serpiente de verano (se llama serpiente de verano a ese tipo de noticias que, en estas fechas, ponen los periódicos un poquito para rellenar).

Ayer, en las Sommergespräche de la ORF estuvo invitado Hofer,uno de los dos líderes de la ultraderecha.

Aparte de pasarse el programa mandándole cartitas de amor a la patulea de los negacionistas, los antivacunas y demás ralea, del mismo modo que antes Strache se las mandaba a los Identitarios y demás amantes de la raza aria, Hofer dijo que, si Van der Bellen no se presenta a las próximas elecciones presidenciales, le gustaría presentarse a él (!Otra vez no!) y competir con Rudolf Anschober, de manera que el Sr. Anschober se vio lanzado (supongo que para su sorpresa) a una carrera presidencial que todavía tardará un poquito en empezar.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.