Viena abandona el gabinete de crisis del Gobierno

Continúan las fricciones entre Viena y el Gobierno Central. Hoy, la ciudad de Viena ha abandonado el Gabinete de Crisis.

8 de Octubre.- Quizá recuerden mis lectores que, recién empezada la campaña electoral por la alcadía de Viena, se produjo un rifi rafe muy sospechoso entre el Gobierno central, representado por el Ministro del Interior, Karl Nehammer y el consejero de salud de viena, Hacker. Uno del Partido Popular y otro del Partido Socialista.

La batalla se saldó a favor del socialista, que mantuvo la calma (y los argumentos). El Gobierno le reprochaba a la ciudad de Viena el alto número de contagios y el bajo número de medidas, mientras que la ciudad de Viena se defendía diciendo que en la capital se testaba más que en ningún sitio y que se hacía todo lo necesario.

El rifi rafe fue sospechoso porque olía todo a un intento desde el Gobierno de darle un poco de oxígeno a Gernot Blümel, el candidato popular a la alcaldía de Viena, un político más bien inodoro, incoloro y traslúcido.

Hoy, esta batalla sorda entre el Gobierno central y el de la capital ha vivido un nuevo capítulo. En el marco de una rueda de prensa a propósito de un nuevo plan para los hospitales vieneses, el consejero Hacker ha anunciado que Viena se retira del gabinete de crisis del Ministerio del Interior para el coronavirus.

Este gabinete se reúne todos los días a las nueve (los datos se dan a las diez) al objeto de discutir las cifras de las últimas veinticuatro horas. A partir de ahora, los datos aparecerán a las dos, de manera que, dice Hacker, esta reunión ya no tiene mucho sentido.

Hacker ha aprovechado para criticar al Ministerio del Interior (Nehammer again) el cual, según su opinion ha devenido una suerte de “Ministerio de Propaganda” a base de cantar las bondades de la labor del Gobierno y de dar cifras que no son exactas y que luego sus colaboradores (los de Hacker) tienen que andar puntualizando (comprobará el lector que, a escala austriaca, esta es la misma batalla que entre Madrid y el GCC o Gobierno Centra Celtíbero).

Por lo demás, Hacker ha explicado que su trabajo (el de Viena) con el Ministerio de Sanidad es estupendo y que la colaboración con el gabinete de crisis del Ministerio de Sanidad va como un tiro (con perdón de la metáfora).

Por otro lado, Hacker ha dicho que el hecho de que se retrase a las dos el momento de dar los datos de las últimas veinticuatro horas permitirá considerar los datos recogidos por los laboratorios durante la noche.

Naturalmente, a Nehammer no le ha gustado nada la noticia del abandono de Viena de su gabinete de crisis. « Con la cosa como está » ha venido a decir, poniendo los ojos en el cielorraso. Luego, claro, ha empezado a llorar no por sí mismo ni por el feo que le ha hecho Viena a su Ministerio, sino por el feo que Viena le ha hecho a los otros Bundesländer. Nehammer también se ha lamentado de que, si bien Viena considera el Gabinete de Crisis del Ministerio del Interior como una cosa poco importante, es allí, en ese gabinete, en donde se elaboran todas las decisiones importantes del Gobierno.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.