A los periodistas nos sale competencia

StracheA los periodistas nos sale competencia – Los científicos explican las medidas más efectivas contra la CoVid- la vacuna será gratuita

13 de Octubre.- Tengo que reconocer que empiezo hoy este post con algo de aprensión. Lo mismo que todos los que, en este país y en distintos idiomas, nos dedicamos a informar al respetable de lo que pasa todos los días, tengo el corazón encogido.

Y es que hoy, queridos lectores, hoy hemos sabido que nos va a salir competencia.

Sí.

Armin Wolf, ese espejo de informadores, ese hombre que repregunta y repregunta hasta que se queda tranquilo, ese infatigable buscador de hechos, debe de estar ya haciendo las maletas, caviloso, suspirador, poniendo los ojos en el techo entre muda y muda.

-¿Qué he hecho yo para merecer esto? Se preguntará ¿Cómo podré darle yo a los telespectadores algo que Él no les dé? –se dirá, sorbiéndose el líquido que, abundante, brote de sus lacrimales-

Porque claro, queridos lectores, después de saber lo que hemos sabido hoy ¿Quién osará ponerse delante de un teclado de nuevo? ¿Quién, oh Dios del Sinaí, se atreverá a ponerse delante de una cámara?

Yo, de momento, oso todavía. Pero no sé si seré tan plantígrado cuando él (¿Qué digo él? ÉL) salte a la arena de los medios.

Como recordarán los lectores de Viena Directo, el exvicecanciller austriaco y exlíder del FPÖ y, por el camino que vamos, quizá pronto el ex de la „señá Felipa“, su mujer, Heinz Christian Strache, se presentó a las elecciones vienesas que se celebraron el domingo pasado con gran éxito de crítica y público.

Lamentablemente (para él), el rocoso político no recibió tantos apoyos como él hubiera deseado.

Su partido, el Team HC Strache, no ha conseguido propulsarle al senado de la capital de Esta Pequeña República que es, al tiempo, el ayuntamiento de la ciudad. Aunque, por lo que parece, sí que ha obtendrá alguna representación a nivel de distrito o barrio.

Durante estos dos días y medio que han transcurrido desde que cerraron los colegios electorales, el vulgo (cruel) se ha ensañado con el político y con los modestos resultados obtenidos por su partido. No es extraño: es el choteo inmisericorde que siempre acompaña a los valientes cuando no tienen éxito en sus empresas.

De querer, Strache podría aspirar a uno de esos puestos de distrito y pasar los próximos cinco años debatiendo temas tan vitales como decidir si las farolas deben llevar bombillas de filamento o LED o si se debe subir la cuantía de las multas de los desaprensivos que no recojan las cacas de sus perros. Sin embargo, por lo que parece, no está Strache por la labor. Y es comprensible, porque él ya ha gustado las mieles del poder. Él sabe lo que es ser vicecanciller de una República que, si bien es pequeña, entrañable, representa un papel en el concierto de las Naciones. Él se ha codeado con el putín de Putin, con los mandatarios del grupo de Visegrado. Él sabe lo que es defender la Familia como Dios manda y abominar de la homosexualidad, negar el cambio climático en foros cuñadistas internacionales. Él sabe lo que es defender la libertad de los austriacos para fumar y causarse enfisemas „en sede parlamentaria“ ¿Cómo podría él rebajarse a ser un simple concejal de distrito? No, claro.

Por otro lado, la envidia es mala.

¿Quién, después de haber sido vicecanciller y haber estado „en el candelabro“ tantos años, le daría a Strache un trabajo normal?

Nadie.

Así pues, para conjurar el fantasma del paro, Heinz Christian Strache ha anunciado que va a fundar una revista ¿Será cibernética o en papel? No se sabe todavía. Lo que sí que es seguro es que este medio, que será sin duda prestigioso, será una tribuna desde la cual resplandezca la cultura de Strache, su elocuencia, su cultura. Un lugar en donde podrá ilustrar a las masas, y encauzar sus ganas de servir a sus contemporáneos.

En fin.

¿QUÉ FUNCIONA DE VERDAD CONTRA EL CORONAVIRUS?

Pasando a temas importantes de verdad. O sea: AL TEMA de 2020, en Austria se han registrado otra vez más de 1000 nuevos infectados de coronavirus en 24 horas (1029). Tozudamente, las cifras siguen subiendo. Por suerte (de momento) las de los nuevos infectados, aunque, como veremos un poquito más adelante, no se puede descartar que haya otras variables que crezcan.

Hoy el Complexity Science Hub de Viena, que resultará familiar a mis lectores porque lleva desde el principio de la pandemia elaborando predicciones basadas en grandes volúmenes de datos (o Big Data) se ha pronunciado sobre el estado actual de la CoVid-19 en Austria.

Los ciencificos del CSH han venido a decir que, de momento, la situación dista de ser crítica, porque el número de casos nuevos no supone todavía una sobrecarga del sistema sanitario. Han calculado que esto se produciría con unos 4700 casos diarios. En cualquier caso, han recalcado que, si seguimos al ritmo actual de crecimiento, no podemos descartar de ningún modo que nos encontremos en unas semanas en la situación en la que hoy se encuentran Madrid (sic) o Israel.

Los científicos del CSH han estudiado además la efectividad de cerca de 200 medidas aplicadas en todo el mundo y han concluido que lo más efectivo para evitar la expansión del coronavirus sigue siendo cerrar aquellos sitios en donde la gente se concentra en grupos grandes y durante un tiempo largo. O sea, tiendas, oficinas, escuelas y cosas así.

Una conclusión llamativa es que, casi igual de efectivas que estas últimas, son otras medidas menos gravosas, como por ejemplo fortalecer el sistema sanitario, separar a los infectados de los no infectados y apoyar económicamente a la gente de economía más precaria que es la que menos se puede permitir estar aislada.

Los científicos también se han mostrado sorprendidos de que, en el contexto actual de „guerra de fe pseudocientífica“ que hay en Austria, se vea como poco efectiva la reducción de un 20% de las infecciones por llevar la mascarilla puesta en ciertos lugares como el transporte público.

Lo que sí que han subrayado es que no hay una sola medida que sea la repanocha y que la verdadera efectividad se obtiene combinando varias y, sobre todo, haciendo esfuerzos coordinados de toda la sociedad.

LA VACUNA SERÁ GRATIS

Hoy quiero terminar con una buena noticia. El delegado especial del Ministerio de Sanidad para la Covid-19, Clemens Martin Auer, ha declarado que la vacuna contra la Covid, que se espera que esté lista a principios del año que viene, será suministrada a coste cero a la población y que no habrá ventas privadas del medicamento durante el año que viene.

También se ha mostrado feliz y sorprendido del esfuerzo coordinado de los 27 países de la Unión Europea para producir la vacuna. Gracias a esta acción coordinada, la Unión se ha asegurado 1,5 millardos de dosis; una cantidad necesaria para conseguir la inmunidad colectiva necesaria.

La tarde en directo 11.10.2020

Bienvenidos una tarde más a La Tarde en Directo de Viena Directo. Hoy, hablaremos de las elecciones en Viena, de los premios Nobel austriacos y, naturalmente, de muchas otras cosas. No te pierdas tu momento favorito de la semana!#Austria #Viena #live #livestream #endirecto #noticias

Gepostet von Viena Directo am Sonntag, 11. Oktober 2020
Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a A los periodistas nos sale competencia

  1. Ema dice:

    Y como leí por ahí, deberían prohibir definitivamente ambos modelos de las Gesichtsschilder. Creo que no cumplen la función de proteger «al otro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.