¿En qué escalón de prioridad estoy para vacunarme?

¿En qué escalón de prioridad me ha colocado el Gobierno para la vacunación? – De momento, y por lo menos hasta febrero, sólo va a haber una – Ricardo Muti, color «speranza»

29 de Diciembre.- Estamos a un poquito más de cuarenta y ocho horas de la que será la primera imagen sorprendente de 2021: la Filarmónica de Viena tocando ante un auditorio vacío (florido, eso sí, pero vacío).

Hoy ha sido la rueda de prensa en la que Ricardo Muti, el celebérrimo director napolitano que el año que viene será el encargado de endulzarnos la resaca, ha presentado el que probablemente es el programa de televisión más famoso del mundo.

Según los que la han presenciado, ha sido una rueda de prensa algo sombría. La situación era naturalmente muy distinta de la última vez, en 2017. No estaba la cosa para muchas bromas.

Al objeto de que no haya sustos (Ricardo Muti es un población de riesgo y alguno de los „filarmónicos“ tampoco se cuece ya en un hervor) solo se podía acceder al Musikverein test por medio.

Han comparecido ante los medios por el equipo local Alexander Wrabetz, el director de la corporación pública austriaca y Daniel Froschauer, el supervisor del Musikverein. Por el equipo visitante, el propio Muti.

El pobre Muti mustio, no solo por tener que dar una „representazione“ en tan tristes „condiziones“ sino por lo desmejorada que ha encontrado a la ciudad de Viena, tan sin gente, tan cerrada, tan confinada (bueno, en Nápoles ya se sabe que son un poco Drama Queens, tampoco es la cosa para tanto).

!Parece una película de miedo! -ha dicho Muti- la ciudad sin gente“.

Naturalmente, aparte del propio concierto y su programa, que se lleva ya varios días ensayando y que estará compuesto fundamentalmente por música de la familia Ramos (digooo Strauss) Ricardo Muti ha hablado también del impacto que la pandemia está teniendo sobre el sector cultural.

Il signore Muti también ha explicado que en ningún momento se había planteado que el concierto de año nuevo se saltara una edición para volver en 2022 (!Quién sabe dónde estaremos todos en 2022! Igual, con el el chip que nos van a inocular solo nos gustan las canciones de Bad Bunny, lo cual sería un problema considerable para el ramo de la música clásica y para el mundo en general).

Muti ha recalcado que el concierto de año nuevo es una puerta abierta a la „speranza“ y, sobre todo, como es una música ligerita (hacer un concierto de año nuevo con obras de Mahler, por ejemplo, sería para cortarse las venas, reconozcámoslo) pues a la gente le dará ritmillo y alegría.

Como esta vez es la sexta que Ricardo Muti dirige a la orquesta más famosa del planeta, ha expresado su deseo de huir de las tradiciones y de llevar un repertorio que, al fin y al cabo, hemos oido todos alguna vez, a su terreno.

Aunque no haya público este año (la señora del kimono, siempre estratégicamente colocada, los miembros del cuerpo diplomático, todos disfrazados de extras de película de amores de Rosamunde Pilcher) el concierto se podrá seguir en noventa países y se podrá aplaudir por vía telemática previo registro en una página güeb.

Ya se han registrado 7000 personas humanas para que cuando llegue la Marcha Radetzky la filarmónica no se sienta tan sola.

HASTA POR LO MENOS FEBRERO, SOLO UNA

Y mientras la vacuna de Pfizer se distribuye por el continente europeo, todos los ojos están puestos en las que tengan que venir. Particularmente en la elaborada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica Astra-Zeneca.

Por lo que se sabe, de momento, la están peinando. O sea, que la cosa va para largo.

La Agencia Europea del Medicamento, de momento no ha recibido la solicitud para la puesta en circulación. Un veredicto científico positivo de este organismo que vela por nuestra seguridad es condición necesaria para que la Comisión Europea dé luz verde a la comercialización de este remedio contra la CoVid.

Pero nada.

Y si no han echado la instancia todavía, eso significa que en enero del año que viene por lo menos no se va a comercializar la vacuna.

La Agencia Europea ha declarado que todavía no tiene datos suficientes sobre la eficacia de esta vacuna (a pesar de que Astra Zeneca ha proclamado estos días atrás que su vacuna es „más mejor“ que la de Pfizer) y que, una vez se tengan estas informaciones es condición necesaria una petición formal.

Rudolf Anschober, el Ministro de Sanidad austriaco se ha mostrado tranquilo. El Gobierno de Esta Pequeña República ha adaptado su estrategia de vacunación contando con que por lo menos hasta febrero solo habrá una vacuna: la de Pfizer.

Parece ser, sin embargo que Astra ya ha presentado un paquete suficiente de datos a la administración británica, de manera que se espera que la vacuna del alma mater oxoniense pueda entrar en el cuerpo de los súbditos de la reina Isabel más pronto que tarde.

Los representantes de la Agencia Europea del Medicamento han insistido en que en el cuerpo de los europeos (o sea, de los ciudadanos de la Unión) solo van a entrar productos eficaces y de calidad.

Amén.

¿EN QUÉ GRUPO DE PRIORIDAD ESTOY?

Como los lectores de Viena Directo saben, el hecho es que la vacuna es un bien escaso. O sea, que entre estate quieta y ponte bien, hay que priorizar.

Así, el Gobierno austriaco ha dividido a los pobladores de este conjunto de valles, llanos y montañas en grupos de riesgo. Siete.

Esta división y las relaciones de prioridad entre algunos grupos sociales han creado cierta polémica e inmediatamente van a ver mis lectores por qué, en cuanto le echen un vistazo a los componentes de cada grupo.

Aquí van.

Prioridad número uno: „Muy alta“

En este grupo premium están las personas de más de ochenta años, así como los trabajadores y los habitants de las residencias de ancianos, personal sanitario con una exposición especialmente alta y contacto estrecho con grupos vulnerables (por ejemplo, trabajadores del servicio de emergencias, sanitarios que trabajen con enfermos de Covid y personal que hace test).

Prioridad número dos: „Alta“

Personas humanas entre 75 y 79 años, así como personas con enfermedades previas (esos que los „confusionistas“ dicen que, si se mueren, ah, se siente, porque los bares, los sexshops, las fábricas y las tiendas de productos para manualidades son más importantes). También las personas que tengan contacto estrecho con ellos -personal sanitario, cuidadores, etc-

Prioridad número tres „elevada“

Personas humanas entre 70 y 74 años. Personas con enfermedades previas y riesgo alto (obesidad mórbida, enfemedades renales crónicas, diabetes, VIH, afeccciones coronarias o cáncer). En esta categoría también están los refugiados y solicitantes de asilo, personas sin techo, presos y el personal que les atienda, trabajadores sociales y personas con contacto con mujeres embarazadas

Prioridad 4: „moderadamente elevada“

Personas entre sesenta y cinco y 69 años. Personal sanitario con exposición baja. Tooooodo el sector de la enseñanza a todos los niveles. También personas cuyo trabajo favorezca la expansión del virus, como aquellos trabajos en los que no se pueda mantener la distancia de seguridad. Aquí llegan los políticos y el Gobierno de la nación, y las infraestructuras esenciales: policía, bomberos, recogida de basuras y personal de tráfico.

Prioridad 5: moderada

Personas humanas entre los 60 y 64 años, trabajadores del comercio minorista, gastronomía, turismo, personas con oficios que impliquen viajes en medios de transporte públicos (aviones y trenes), artistas profesionales con mucho riesgo de contagio (arte dramático, películas, música) deportistas de élite (en solitario o en equipo) y sus personas de contacto.

Prioridad 6: baja

Deportistas aficionados, artistas aficionados como componentes de coros o grupos de teatro, personal educativo de la enseñanza superior y personas que crucen mucho las fronteras por razones privadas.

Prioridad seite: Recomendación general

Personas entre 16 y 60 años.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.