El Concierto de Año Nuevo de Viena 2021

Burgenland, Austria. AtardecerAsí ha sido el Concierto de Año Nuevo de 2021 – Incidentes en Viena en una nochevieja, por lo demás, tranquila – las cifras de la pandemia

1 de Enero.- Prosit Neujahr! O sea, feliz año nuevo. En este primer post de Viena Directo del año 2021 les deseo a todos los lectores todo lo mejor para la serie de 365 días que acabamos de comenzar (por cierto, exactamente el mismo calendario de 1937).

Musikverein

UN CONCIERTO DE AÑO NUEVO ATÍPICO PERO IMPECABLE

Desde finales de los treinta del siglo pasado, medio mundo tiene la costumbre (la hermosa costumbre) de empezar cada año desayunando al ritmo de la música de los Strauss (bueno, de los Strauss y del ramillete de escogidos compositores que contribuyeron de manera tan decisiva a darnos una imagen hermosa de la época del penúltimo emperador de Austria y último rey de Hungría, Francisco José).

Durante el par de horas que dura el concierto es como si el mundo entero hiciera un paréntesis en sus preocupaciones y, sobre todo, como si se abriese una puerta a una región de la realidad que no es de este mundo. Una realidad en la que está terminantemente prohibida la tristeza.

Esta sensación se ve reforzada con la misma retórica de la retransmisión de la ORF, que empieza siempre en una mañana soleada (casi nunca hace sol el día 1 de Enero en Viena). La cámara, suavemente, se pone frente al Musikverein (la hermosísima sala en donde se desarrolla el concierto) y con un gácil deslizamiento, los espectadores de 90 paises entran en la augusta casa y pueden disfrutar de su billete anual a la felicidad.

Este año, no ha sido para menos pero incluso hasta ese olimpo de corcheas en donde la Filarmónica de Viena duerme el resto del año, ha llegado la realidad.

Este año, en el Musikverein no ha habido público. Las codiciadísimas plazas se han quedado vacías. El silencio en la sala era desolador entre pieza y pieza y, naturalmente, una metáfora de lo que ha sido la vida durante el 2020 pero, como si el espíritu amable del Concierto de Año Nuevo quisiera decirnos que el silencio es solo una parte de la historia (y no la más hermosa) hemos podido disfrutar de uno de los mejores Conciertos de Año Nuevo de los que se tenga memoria a este lado del Danubio.

La ejecución de las archiconocidas piezas ha sido impecable. La retransmisión, ha tenido la calidad superlativa a la que la ORF, la corporación pública austriaca, nos tiene acostumbrados. Y la música !Ay, la música! Ha sido una invitación a la alegría de vivir, a disfrutar de la vida en la mejor de sus versiones. Esa experiencia densa, dulcísima, en la que caben el refinamiento, el conocimiento, la amabilidad, una cierta melancolía.

A ratos, el desempeño de la Filarmónica de Viena ha rozado, sencillamente, lo sublime. El Vals del Emperador ha sido bellísimo y el Danubio Azul, que siempre es una propina (no por menos sabida, menos propina) nos ha hecho que nos alcance la emoción genuina de los que sabemos la suerte, la inmensa suerte, que tenemos de vivir en un trozo del planeta en donde aún merece la pena (y la merece mucho) vivir.

Me van a permitir mis lectores que, en este punto, presuma de patria de adopción.

Como saben mis lectores, todos los años el Concierto de Año Nuevo se divide en dos mitades.

La primera suele ser la menos interesante (lo que pasa, naturalmente, es que tratándose del Concierto de Año Nuevo, lo menos interesante tiene un nivelazo). Es como si no se quisiera molestar a los que de pronto descubren que el champán es esa bebida maldita que entra como entra (sobre todo si está frío) pero que al día siguiente te clava una aguja de hielo entre las cejas.

En la segunda parte, la ORF echa el resto. Y, naturalmente, colaboran los solistas de la Ópera de Viena (ocasión que se aprovecha para abundar en esa sensación, que tiene mucha gente por el planeta, de que los vieneses vamos a trabajar dando gráciles saltos y que en las radios de los coches no suena reguetón ni cosas así, sino música de vals).

Entre medias, el Gobierno austriaco aprovecha para ayudar a la industria del turismo, con preciosos documentales.

Es aquí donde entra mi orgullo. Porque si bien toda Austria arde con amor radiante en el corazón de quien esto escribe, hay un rincón en donde el fuego de ese amor arde más intensamente, y es Burgenland.

En este 2021 se cumplen 100 años desde que este estado federado se incorporó al Estado austriaco y este cumplesiglo va a ser la excusa para celebrar que esta parte de Austria existe. El pistoletazo de salida ha sido el precioso documental del Concierto de Año Nuevo de hoy.

Ha sido bien hermoso ver por televisión muchos de los lugares que uno lleva grabados a fuego en el alma. Esa tierra dulce y fertil por la que paseo los domingos, cuyo cielo azul me cobija en verano y en primavera. Esos humedales, hijos del lago Neusiedl, en donde viven unas aves hermosas, esos viñedos de donde se obtienen los caldos con los que uno puede brindar por lo hermosa que es la vida.

Si todo eso te lo sirve la ORF y lo acompaña de la música tan hermosa de que ha estado acompañado hoy, la emoción te roba el habla y te empaña los ojos.

Solo va a tener la cosa una parte mala: cuando se pueda viajar como antes, estoy convencido de que Burgenland, mi dulce y acogedora Burgenland, habrá quedado en la memoria de muchos potenciales turistas, de manera que quizá nos roben un poco de la paz de la que disfrutamos en el campo.

Por lo demás, naturalmente Riccardo Muti ha expresado sus deseos para el nuevo año, recordando que la música es una de las necesidades primarias del alma, como lo es el resto de la actividad cultural.

Los tejados de Viena en Nochevieja

INCIDENTES EN LA NOCHEVIEJA

Por lo demás, la Nochevieja en Viena, en consonancia con las medidas de protección contra la CoVid, transcurrió más tranquila de lo que suele ser costumbre. No hubo fiestas públicas (y, si uno sabe cómo es la mentalidad austriaca, es probable que se hiciera la vista gorda para las fiestas privadas, de lo cual nos enteraremos, aunque no queramos, de aquí a una semana).

Como excepción a este panorama de paz y tranquilidad se posicionó un grupo de veinte o treinta salvajes que provocaron diferentes destrozos en el barrio de Favoriten, incendiando escaparates y atacando a la policía con material pirotécnico de gran potencia.

Según informa la agencia APA, las fuerzas del orden detuvieron a nueve animales de estos, de procedencia siria e iraquí. Algunos de ellos tenían antecedentes por otros delitos.

Este verano se produjeron incidentes semejantes, también protagonizados por cafres de características similares.

Como pueden ver mis lectores, no todo son valses en Viena.

Este año estaban prohibidos los cohetes y los petardos (prohibición que, consuetudinariamente, los vieneses se pasan por el forro de la bolsa escrotal) se habían anunciado controles más severos a propósito, no por nada, sino para que los hospitales no se saturasen debido al cierto número de amputaciones no deseadas que la pólvora provoca todos los años (como lo estoy contando).

Aún así, un pobre animalico de 25 años ha perdido parte de la mano derecha a consecuencia de la explosión de un cohete.

No siendo por estas cosas, la nochevieja ha sido en Viena una valsa de aceite. Por lo que a mí respecta, incluso ha estado a punto de ser la nochevieja perfecta (o sea, la nochevieja sin nochevieja). Los poquitos de nochevieja que han quedado, en cualquier caso, han sido tolerables.

Terminamos hoy con las cifras de la pandemia, ya que el coronavirus (pegajoso) ha pasado con nosotros la frontera del 2021.

LAS CIFRAS DE LA PANDEMIA

Entre las nueve y media de ayer y las nueve y media de hoy se han registrado en Austria poco más de dosmil infecciones (2096) y 39 fallecimientos. 2243 personas están hospitalizadas debido a la CoVid-19 y de ellas 385 están tan enfermas que están en cuidados intensivos.

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

3 Responses to El Concierto de Año Nuevo de Viena 2021

  1. Gustavo Solano dice:

    Bella descripción de el concierto de año nuevo
    Te felicito eres un escritorazo
    Que el nuevo año sea de esperanza y de igualdad en el mundo

  2. Victoria dice:

    Querido Paco:
    En este 2021 que acaba de estrenarse te deseo todo lo mejor para ti, tu familia, amigos y allegados. También se lo deseo a toda la gente de paz. Ojalá este año nos venga un poco mejor que el anterior, y, si no es así, que tengamos suficiente salud y fortaleza para ser capaces de afrontarlo.
    Con mucho cariño desde la también gélida en este momento España.

    • Paco Bernal dice:

      Hola Victoria! Qué alegría saber de ti! Lo mismo te deseo yo 🙂 Espero que estés muy bien. Un saludo muy cordial desde Viena, Paco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.