La nueva vacuna contra el coronavirus: Moderna

La Agencia Europea del Medicamento da su visto bueno a la vacuna de Moderna – ¿Cómo funciona la vacuna de Moderna y en qué se diferencia de la de Pfizer? – Negacionistas y otras hierbas

6 de Enero.- Los lectores de Viena Directo tienen, desde ayer, un nuevo punto de encuentro. Se trata de un grupo de Facebook, La Comunidad de Viena Directo, que nace como espacio de conversación, pero también de ayuda mútua entre personas con los mismos o parecidos intereses. Para ingresar, hay que pinchar en este link.

LA AGENCIA EUROPEA DEL MEDICAMENTO RECOMIENDA LA VACUNA DE MODERNA

Melchor, Gaspar y Baltasar los tres, por edad, población de riesgo, estarán durmiendo a estas horas en sus reales camas, después de haber pasado la noche entera dándolo todo. No en una fiesta rave, como aquellos, sino repartiendo ilusión por el planeta Tierra a todos los niños de la infancia.

A la Unión Europea también nos han traido regalitos.

Debajo del árbol de navidad de la Agencia del Medicamento, han dejado un sobre. En él, una nota con una frase sola:

-!Que la legalicéis de una vez, leche!

Naturalmente, se referían a la vacuna de la farmacéutica americana Moderna.

Raudos y veloces, los científicos de la Agencia se han apresurado a dar su plácet y a recomendar el uso del específico americano para inmunizar al personal del coronavirus. La vacuna de Moderna, como la de Pfizer Biontech, está basada en ARN mensajero.

Doña „Uschi“ von der Leyen, la presidenta de la comisión europea ha expresado su alegría y ha dicho que por suerte hay otra vacuna para los europeos y las europeas. Como saben los lectores de Viena Directo, la luz verde de la Agencia Europea del Medicamento es un visto bueno científico. Para que la gente podamos recibir el pinchazo salvador se necesita que la Comisión Europea autorice la comercialización del remedio.

Según Von der Leyen, se harán los trámites a toda velocidad.

Y como no hay dos sin tres, como ha dicho el Ministro Anschober, solo los queda ya que se apruebe la vacuna de Oxford Astra-Zeneca, para que haya tres instrumentos para combatir la pandemia y así „implementar la estrategia de vacunación paso a paso“.

¿CÓMO FUNCIONA LA VACUNA?

Las dos vacunas, la de Pfizer-Biontech y la de Moderna se basan en el ARN mensajero. El cuerpo del paciente recibe „los planos“ para construir una de las proteínas de la cubierta del coronavirus (los pinchos o espículas). El cuerpo reconoce estas espículas „de pega“ como cuerpos extraños y produce los correspondientes anticuerpos. Cuando el virus de verdad da la cara, el sistema inmune del paciente ha tomado nota y neutraliza la amenaza.

La Unión Europea se ha pedido para reyes 160 millones de dosis de la vacuna de Moderna, de las cuales Austria recibirá 3,1 millones antes de que se termine 2021. En el primer trimestre de este año el Estado austriaco recibirá en total 1.127.000 dosis de vacunas (Biontech y Moderna).

Entre los dos preparados autorizados hay algunas diferencias, sin embargo:

-La vacuna de Moderna está recomendada a partir de los 18 años, la de Pfizer-Biontech, a partir de los dieciséis.

-La vacuna de Moderna tiene una efectividad del 94,5%, la de Biontech, 95%

-La vacuna de Moderna parece que es menos eficaz en los mayores de sesenta y cinco años (86,4%, en contraste con Pfizer, que tiene una eficacia de 94,7%)

-Parece ser que también la vacuna de Moderna causa más reacciones (dolores en el sitio del pichazo, fiebre y dolores de cabeza).

-El intervalo entre las dosis tiene que ser de 4 semanas en Moderna y 3 semanas en Biontech.

-En lo que gana la vacuna de Moderna es en las condiciones de almacenamiento. Mientras que la de Pfizer debe ser almacenada a setenta grados bajo cero, la de Moderna necesita solo veinte grados negativos.

Negacionista. En la pancarta pone: «La Organización Mundial de la Salud y Bill Gates quieren vacunar a siete millardos de personas. Mis hijos no son ratas e laboratorio»

 QUERDENKER Y NOS DEJAMOS DE LÍOS

Este fin de semana pasado se han producido en Viena y otras ciudades austriacas algunas manifestaciones de nuestros amigos, los del gorrete de papel de plata. En Alemania se ha generalizado el término „Querdenker“ para describir a esta gente que „opina de que“. Se ahorra así mucho tiempo. Al principio, eran negacionistas (!El virus no existe!), despues antimascarillas (!Las mascarillas producen enfermedades mortales! !Las mascarillas no nos dejan que nos llegue el oxígeno al „celebro“! -uno pensaba que también sin mascarillas, los pobres tenían este problema), luego, eran los confusionistas (!El virus es de mentira!), luego „no-es-para-tantistas“ (!Esto es como una gripe! !Las muertes son de mentira! !Lo importante es la economía, que los viejos y los „estropeaos“ se mueran, son más importantes los sex-shops y los bares!).

En fin, para no armarse mucho lío, los alemanes les llaman a estos „Querdenker“ (o sea, los que piensan „atravesado“ sería la traducción literal pero podríamos traducirlo también, más diplomáticamente como los que piensan „en otra dirección) y ya está. No hay que mencionar la falta de cultura científica (está feo), ni la afinidad política a las ideologías más salvajes del arco parlamentario ni, simplemente, la sospecha de que a muchas de estas personas les faltan un par de patatas para el kilo.

Bueno, me pierdo. Querdenker. En las manifestaciones de este fin de semana la policía austriaca le ha tomado la filiación a muchas decenas de personas las cuales, sobra decirlo, se estaban manifestando sin mantener las más elementales medidas de seguridad.

El Ministro del Interior austriaco, Karl Nehammer, ha anunciado que se está elaborando una nueva normativa para que la policía tenga capacidad de acción con ocasión de manifestaciones de negacionistas (Corona-Leugnern). El nuevo ordenamiento se presentará mañana jueves. El Ministro Nehammer ha declarado que, por un lado está el derecho a manifestarse, pero que este derecho a manifestarse no puede ser utilizado como paraguas para „extremistas y radicales“.

Herbert Kickl, una de las dos cabezas de la ultraderecha austriaca, se ha declarado „solidario“ con los derechos de los manifestantes (!Chorpreeeechaaaa!).

Las manifestaciones se han repetido por cierto hoy en Wiener Neustadt. Según fuentes policiales, unas 2500 personas se han echado a la calle al grito de „Wiener Neustadt, levántate!“. La policía ha practicado varias detenciones.

En Braunau am Inn (ejem) también se han manifestado unas cuatrocientas personas y más o menos las mismas en la cercana Linz.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.