¿Qué ministro austriaco ha recibido la visita de la policía?

Aunque parezca mentira, en Austria también pasan cosas que no tienen que ver con mutaciones y pandemias. Algunas altamente explosivas, por cierto

11 de Febrero.- Si quieres que Lupe te lea este texto, no tienes más que darle al botón del play. Es una gentileza de tu blog favorito : Viena Directo

Aunque a veces pueda parecer lo contrario, en el mundo en general y en Austria en particular también pasan cosas que no tienen que ver con mutaciones, virus, vacunas y pandemias.

Hoy, por ejemplo, nada más y nada menos que la brigada anticorrupción de la policía austriaca ha practicado un registro domiciliario. Y se preguntarán, naturalmente, los lectores de Viena Directo a quién pertenecía el domicilio registrado. Pues ni más ni menos que a Gernot Blümel, actual Ministro de Finanzas, antiguo Ministro de la Cancillería (sería el equivalente a Presidencia del Gobierno) y, lo que es más picante aún, uña y mierda de uña con el canciller de Esta Pequeña República.

Lo que viene siendo una noticia de alcance con un alto potencial explosivo.

EL AFFAIRE CASINOS

Los hechos por los que se invetiga a Gernot Blümel vienen de la coalición del Partido Popular austriaco de Kurz con la ultraderecha. Como suele suceder en estos casos, aquel primer Gobierno Kurz, con la elasticidad propia de la juventud, se puso a reformar todo lo reformable. Por el lado ultraderechista, el ímpetu tenía además, presumiblemente, otras razones. La travesía del desierto había sido larga y, naturalmente, las huestes que entonces capitaneaba Strache, se agarraron al poder con muchas ganas. Para dejar una huella duradera en la maquinaria del Estado (por ejemplo, en el caso de Herbert Kickl, el cual estuvo a punto de cargarse dicha maquinaria) y, cómo no, para dejar puestas a personas afines en puestos de confianza. A medias por si las cosas venían mal dadas (que vinieron mal dadas !Y cómo !) y a medias para agradecer los servicios prestados.

Una de estas personas a las que, presuntamente, había que colocar, era un tal Peter Sidlo.

Basta mirar el perfil de este señor y leer un poquito entre líneas para hacerse una idea. Nacido en Viena, en 1974, estudió derecho en la ciudad de Viena y se especializó en economía y finanzas, concretamente en el área de Derecho del Mercado de Capitales y Finanzas.

Durante seis años, Sidlo estuvo trabajando en lo que sería en España la Comisión de Control del Mercado de valores. Se conoce que el sector público terminó por no satisfacerle y, probablemente con muy buen sueldo, mejor coche y un traje más slim fit, Sidlo se pasó al sector privado. El salto a la política estaba cantado y en 2010 salió elegido por el FPÖ como concejal de distrito. En 2018, tras un breve paréntesis en el sector privado (SIGMA Investments), Sidlo volvió a esa confortable segunda línea que permite tener poder sin salir demasiado en los papeles. El 1 de Marzo de 2018 fue elegido junto a la vicejefa del Partido Popular austriaco, Bettina Glatz-Kremsner como miembro del Consejo del Banco Nacional de Austria. Pero Sidlo no se quedó allí, y entre mayo y diciembre de 2019 se le nombró consejero delegado de Casinos Austria AG para las áreas de Finanzas e Incompatibilidades (Compliance).

Es en este momento en donde la carrera de Sidlo empieza su declive. Su nombramiento para Casinos Austria fue una bomba a nivel político y a nivel mediático y se bautizó como el affaire Casinos (Austria). Tan sospechoso fue todo el asunto que la fiscalía del Estado austriaco decidió investigar.

La brigada anticorrupción tiene sospechas de que el nombramiento de Peter Sidlo, un hombre con las agarraderas que ya se pueden suponer los lectores, no fue casualidad, y que se debió a un acuerdo entre una tercera empresa Novomatic, uno de los accionistas de referencia de Casinos Austria y el FPÖ. Presuntamente, los términos del acuerdo habrían sido que, a cambio del nombramiento de Peter Sidlo, el FPÖ, desde el Gobierno, « facilitaría » la concesión a Novomatic de ciertas licencias en el siempre pringoso ámbito de los juegos de azar.

Por aquel entonces, Novomatic era uno de los tres accionistas de referencia de Casinos Austria (luego vendió su participación a la empresa checa Sazka). Otro tercio de las acciones lo tiene el holding estatal ÖBAG.

Mientras todas estas cosas tan entretenidas pasaban, Gernot Blümel era el Ministro de la Cancillería y la brigada anticorrupción de la policía austriaca parece tener fundadas sospechas de que Blümel, presuntamente, era conocedor de que algo olía a podrido en el reino de Dinamarca.

ASÍ QUE PASEN CINCO AÑOS

Según parece, este conocimiento se remonta a 2017, momento en el que el entonces jefe de Novomatic se reunió con Gernot Blümel, entonces ya uno de los altos cargos del Partido Popular austriaco, y le ofreció donativos a cambio de…Bueno, a cambio presuntamente de que el Partido Popular se mostrara complaciente y le diera ciertas contrapartidas en el negocio de los juegos de azar.

Gernot Blümel, como es natural, lo niega todo y dice que todo son acusaciones inventadas y como prueba de su inocencia dice que el Partido Popular austriaco nunca aceptó donativos de Novomatic. A pesar de lo cual la fiscalía anticorrupción piensa que Blümel (y otros presuntos) pudieron aceptar sobornos.

Las acusaciones aunque, naturalmente, exista la presunción de inocencia, son gravísimas y todos los partidos de la oposición, sin excepción, han pedido la dimisión de Gernot Blümel ¿Y qué dicen los compañeros de coalición ? Pues Los Verdes, por escrito, han comunicado lo que se suele decir en estos casos para quedar correcto pero no meterse en muchos jardines. O sea, que ellos « respetan la acción de la justicia ».

Blümel, por cierto, no es el único miembro del Gobierno que las está pasando moradas en estos días. El Ministro del Interior, Karl Nehammer, también está sufriendo un severo marcaje por parte de la oposición, debido a la publicación del informe sobre las gravísimas carencias que llevaron al atentado terrorista de noviembre pasado.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.