¿Abrirán los hosteleros austriacos en marzo?

¿Abrirán los hosteleros austriacos en marzo? – detectado el primer caso de la variante brasileña del coronavirus – los científicos esperan 2000 casos diarios esta semana

23 de Febrero.- Tal día como hoy, hace exactamente un año, la crisis del coronavirus estalló a las puertas de Austria. En Italia.

Y aquí seguimos.

Y lo que te rondaré, morena.

DETECTADO EN AUSTRIA EL PRIMER CASO SOSPECHOSO DE MUTACIÓN BRASILEÑA

Como si quisiera darnos ocasión para otro aniversario, hoy precisamente se ha detectado en Austria el que podría ser el primer caso de ingles brasileñas…Digooo de la variante brasileña del coronavirus en Austria.

Como la mutación detectada en Sudáfrica y la mutación detectada en el centro y sur del Reino Unido (de la Gran Bretaña) la variante brasileña pasa por ser mucho más contagiosa que la versión clásica del coronavirus y más resistente a la(s) vacuna(s).

Se ha detectado en Salzburgo, durante un screening (una prueba aleatoria) de rutina. Aún falta la prueba definitiva, y es la secuenciación de todo el ARN de la prueba por parte de la Agencia Austriaca de Seguridad (AGES).

Los expertos piden que tengamos cuidadín y jandemor y afirman, asimismo, que no hay razones para una alarma excesiva.

sombras en el suelo

LOS EXPERTOS ESPERAN 2000 CASOS DIARIOS ANTES DEL FIN DE ESTA SEMANA

Y sin embargo, ellos están preocupados. Los expertos, digo.

Y no les faltan razones. Si la incidencia estaba, la semana pasada, en ciento cuatro casos por cada cienmil habitantes de Esta Pequeña República, esta semana andamos por los 132. Y claro, es verdad que se testa más, pero también es cierto, señora, que si no hubiera contagios no habría tests positivos.

Norbert Novotny, virólogo de la facultad de medicina de Viena, ya ha hecho su predicción: esta semana superaremos los dosmil casos diarios. En declaraciones a Puls 4 lo ha dejado claro: „Yo creo que no serán posibles nuevas aperturas“.

De momento, hoy hemos tenido 1727 nuevos casos y 37 personas no verán el Concierto de Año Nuevo 2022. En este momento, 1362 personas están tan pachuchas que tienen que guardar cama en el hospital y 271 de ellas están tan mal que incluso necesitan cuidados intensivos.

Sin querer cargar las tintas, lo que hace un año era Italia, este año es la República Checa (a tiro de piedra de donde escribo estas líneas). Hoy, el Gobierno checo ha pedido ayuda a la Comunidad Internacional. No hay camas de vigilancia intensiva libres y, peor aún, no hay personal para cuidar tantos enfermos. La República Checa tiene en este momento una incidencia casi ocho veces mayor que la que tenemos en Austria.

Quien quiera entender, que entienda.

Viena. Un camarero con una bandeja llena de jarras de cerveza

LOS HOSTELEROS PONEN SUS CONDICIONES PARA ABRIR EN MARZO

Con este panorama, la presión sobre el Gobierno para que consienta en abrir la hostelería crece por días. El sector saca fuerzas de la pura desesperación económica (se calcula que por lo menos un diez por ciento de los negocios de hostelería no van a sobrevivir a la crisis) y de esa política del Gobierno, tan austriaca, de dar falsas esperanzas cuando no hay razón ninguna para darlas (véase el párrafo anterior).

De nada sirve explicarles a los hosteleros que en ningún sitio de los que se ha intentado ha funcionado mantener la hostelería abierta. Bueno, sí, ha funcionado para una cosa: para que se llenasen las UCIs. Dicho sea crudamente. En medio de su catástrofe (que hay que entender también, naturalmente) los hosteleros no entienden que puedan estar abiertas las peluquerías pero la gente no pueda irse a tomar una cerveza.

Queremos abrir, dicen, y queremos abrir en estas condiciones. Paso a enumerarlas:

Que se pueda pasar a los bares con un test negativo ¿Cualquier tests? No. Los mismos tests que valen para ir a la peluqería o a que le corten a uno las uñas de los pies. Los tests de antígenos caseros no ofrecen una seguridad suficiente. Uno piensa que, si esto se pusiera en práctica, la conocida propensión austriaca a planearlo todo con siglos de anticipación alcanzaría proporciones estratosféricas. No solo tendrían que encontrar los amigos fechas para quedar, sino también que les diera tiempo a testarse.

¿Sería buena idea abrir solo las terrazas? Los hosteleros no están por la labor. Empezando por el hecho evidente de que no todos los locales las tienen.

No debe regir la regla de los 20 metros cuadrados de los comercios. Como saben los lectores de Viena Directo, el comercio abrió con la condición de que hubiera un cliente por cada veinte metros cuadrados de superficie comercial. Hay muchos bares y restaturantes en Austria que, de aplicarse esta regla, serían monoplaza.

Los hosteleros piden poder tener abierto hasta las once de la noche, y el Gobierno quiere que a las diez todo el mundo en casa. Los hosteleros dicen que sin noche los bares no son rentables. En Italia, por ejemplo, cierran a las seis y los hosteleros no se comen un tortellini. Aquí, además, no se estila el pincho de tortilla a media mañana y aunque se estilara, medio país está teletrabajando, así que nada.

Lo que sí que está claro es que la decisión tiene que llegar más pronto que tarde. De hecho, en los próximos días. Con las puertas cerradas desde Noviembre, los hosteleros necesitan entre diez y quince días para llenar las despensas (y reponer, entre otras cosas, la cerveza que se les ha puesto mala y han tenido que tirar), de manera que si quieren abrir a mediados del mes que viene el Gobierno deberá decidirse en algún momento alrededor del primero de marzo.

Esta semana, en La Tarde en Directo, dimos un buen repaso a las noticias más importantes, pero también tratamos de dilucidar si Austria es un país machista (o no). Muchos lectores dieron su opinión. Puedes escuchar el programa de nuevo, aquí.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.