El Gobierno austriaco cede a las presiones (hasta cierto punto)

El Gobierno ha cedido (hasta cierto punto) a las presiones. Su decisión plantea sin embargo otras preguntas como ¿Qué pasará si en quince días suben los contagios? ¿Cuál será el límite?

1 de Marzo.- Ha sido un día larguísimo en la cancillería austriaca. En lo que lleva siendo la tónica de estos últimos meses (sobre todo desde que la popularidad del Gobierno ha empezado a acusar el desgaste) Sebastian Kurz ha vuelto otra vez a intentar algo que es humanamente imposible: tener contento a todo el mundo.

Por un lado, las cifras de nuevos contagios suben y los expertos, la mayoría muy prominentes, llevan desde antes del fin de semana pidiéndole al Gobierno que no haga concesiones y que no inicie una desescalada de resultados inciertos.

Por otro lado, los políticos y los grupos de intereses económicos le exigen al Gobierno exactamente lo contrario. Por múltiples razones. Por un lado, por la indudable asfixia económica que conlleva tener cerrados los negocios y también porque todos somos humanos y nos gusta que nos digan lo que queremos oir. Esto es, que la gente está cansada y que no va a pasar nada.

En estos momentos, naturalmente, no podemos saber lo que pasará en los próximos meses pero la fría razón no apunta exactamente a echar las campanas al vuelo.

RESULTADOS DE UNA NEGOCIACIÓN MUY DURA Y MUY LARGA

La negociación ha sido durísima y muy larga, y la prueba de que ha sido un parto complicado está en que la rueda de prensa en la que las autoridades tenían que anunciar lo acordado se ha pospuesto varias veces hasta llegar al límite de las seis de la tarde, que también se ha rebasado.

Pasadas las seis, han comparecido el propio canciller Kurz, el presidente de Vorarlberg (el que, para bien o para mal, será el principal afectado por las medidas anunciadas), el alcalde de Viena (que también es presidente del Land) y el Ministro Anschober.

Han anunciado esto:

-En Vorarlberg, abrirá la hostelería a partir del día 15 de Marzo. Estas medidas se justifican por la baja incidencia en ese Land en particular. Será con tests previos, siguiendo el modelo de las peluquerías y otros servicios de higiene personal.

-En el resto de Austria, la apertura llegará el día 27 de Marzo y se restringirá solo a las terrazas, siempre con tests previos y siempre que se proteja a la población mayor.

El 15 de Marzo en Vorarlberg y el 27 en el resto de Austria, también se abrirán los deportes escolares y juveniles.

¿Y la cultura? se ha dado como horizonte („si el tiempo lo permite“ como en los toros) el mes de abril.

Hay que decir también que, con la colaboración de la población en franca mengua, el Gobierno puede hacer poco más de lo que está haciendo. Con „dolor de tripa“ como se dice aquí, pero lo está haciendo.

En grandes capas de la población austriaca, la costumbre y el cansancio han hecho que haya desaparecido la sensación de peligro que el virus representaba antes y es poco probable que medidas más restrictivas fueran acogidas no ya con comprensión sino que fueran seguidas.

Como ha dicho el alcalde de Viena (haciéndose eco de una banalidad que no enmascara más que la impotencia, en mi opinión) „mejor que la gente se eche unas cervezas en las terrazas que no que se reúnan incontroladamente en casas“ (sobre poco más o menos).

Así las cosas, como yo decía en el avance: Economía 1, Ciencia 0.

¿CON QUÉ BAZAS CUENTA EL GOBIERNO PARA QUE TODO SALGA BIEN?

Por lo demás ¿Con qué bazas cuenta el Gobierno para que la cosa no termine en „desescalamientus interruptus“?

Cuenta, sobre todo, con que aumente el número de personas vacunadas entre los grupos de riesgo. Es, en estos momentos, „la libélula vaga de una vaga ilusión“ porque desgraciadamente, a pesar de que hay mucha gente dispuesta (dispuestísima) a vacunarse, no hay con qué. O hay mucho menos de lo que debería haber.

En cualquier caso, hoy el sufrido Anschober ha dicho que para finales de este mes se espera haber vacunado a gran parte de la población mayor y ya se ha empezado a vacunar a los maestros.

Y cuenta, naturalmente, con los tests.

¿QUÉ PREGUNTAS SE PLANTEAN AHORA?

La solución salomónica del Gobierno plantea también otras interrogantes. Supongamos que de aquí a quince días suben los casos de una manera que no permita consolarse con hipótesis más o menos optimistas ¿Qué hará el Gobierno? ¿Suspenderá los planes de apertura? ¿En dónde estará el límite a partir del cual el Gobierno dirá „hic sunt leones“? No lo podemos saber.

Otro factor fundamental es que Austria, por situación geográfica y por encuadramiento geopolítico no es exactamente una isla. Los países fronterizos, particularmente Alemania, van a ser (son ya) un problema y no menor, como ya hemos visto en el caso de Tirol ¿Cómo va a evolucionar la situación con Alemania? ¿Cómo se van a tomar las autoridades alemanas estas aperturas si llegan efectivamente a producirse? Pues no lo sabemos tampoco.

Las reacciones fuera de ese ámbito de decisión que han formado el Gobierno, los científicos y las autoridades de los Länder confederados han sido absolutamente predecibles.

Para la ultraderecha (que ve cómo crece el „no-es-para-tantismo“ en la población) las aperturas son pocas (naturalmente, si por ellos fuera, nos habríamos bebido ya las existencias de lejía Conejo hace mucho tiempo). Para la socialdemocracia (no en vano tienen a una epidemióloga en la cúspide de la cadena de mando) las aperturas son excesivas y no llegan en un momento oportuno.

Como el lector puede suponerse, ambas opiniones irreconciliables están elaboradas desde esa confortabilísima posición que da ver los toros desde la barrera.

TEST PARA TODOS A PARTIR DE HOY

A partir de hoy, se han podido recoger de las farmacias los cinco test mensuales a los que cada asegurado tiene derecho. Son escasos (se recibirán más próximamente) por lo cual representantes del gremio de farmacéuticos han pedido que no se recojan todos a la vez.

Los tests que están a disposición del público son para „autocontrol“ y no son aptos para ir con ellos a la peluquería, por ejemplo.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.