A pesar de la situación, sin cambios

La negociación ha sido dura y difícil. Los participantes se jugaban mucho: desescalada o no, confinamiento o no. Este ha sido el resultado.

22 de Marzo.- Hoy, según datos del Gobierno austriaco, hemos tenido el número más alto de nuevas infecciones, en un lunes, de lo que llevamos de año (es importante explicar lo del lunes, porque durante el fin de semana se testa menos). Han sido 2412.

En las últimas veinticuatro horas, nada más y nada menos que veintisiete personas se han puesto tan enfermas debido a la Covid, que han tenido que pasar a las unidades de críticos. Eso significa que, en estos momentos, hay 437 personas que están así de enfermas y que hay 516 camas de cuidados intensivos en Austria que todavía están disponibles (para enfermos de CoVid).

¿Por qué explico todo esto? Para contar la posición de partida de la negociación (estéril, frustrante) que se ha desarrollado hoy en la cancillería de Esta Pequeña República.

UNA NEGOCIACIÓN DURA

Una negociación a tres bandas: por un lado, los expertos. Autoridades médicas y especialistas en modelos estadísticos. Por otro lado, el Gobierno. Un Gobierno que no está menos cansado, por cierto, que nosotros. Y no lo digo solo por Anschober. En las comparecencias en las que Kurz no tiene a mano a su maquillador de cabecera, se pueden ver profundas huellas de cansancio en la cara del canciller. Y por último, la tercera banda los presidentes de los Länder confederados austriacos.

Tres grupos de interés sumamente contrapuestos.

Los especialistas (en mi opinión, la voz de la sensatez) completamente opuestos a abrir ni siquiera un milímetro más de lo que ya se ha abierto y, si se puede, a cerrar más.

Sus argumentos (ver dos primeros párrafos de esta crónica) son sumamente contundentes.

Es más: en Alemania (Austria siempre se mira en ese espejo) la incidencia de nuevos casos de coronavirus es el doble que la que hay aquí, y la canciller Merkel ya les ha dicho a sus conciudadanos que de desescalada nada y ha prolongado el confinamiento hasta el dieciocho de abril.

Por otro lado, los presidentes de los Länder confederados, tan deseosos de defender los intereses económicos de su región como de evitar que las medidas regionales pongan a unas regiones en posiciones económicas mejores que a otras.

Y en tercer lugar, el Gobierno que tiene cada vez más miedo de tomar medidas impopulares (pero, digámoslo de una vez, necesarias).

La negociación ha sido a cara de perro. Incluso, según parece, cuando se ha llegado a un momento de bloqueo, Rudolf Anschober ha pedido un receso que tampoco ha ayudado a hacer más fluida la comunicación.

Al final, la partida ha quedado en tablas y lo único que se ha hecho ha sido posponer la decisión hasta (como pronto) después de semana santa.

NI SÍ, NI NO, SINO TODO LO CONTRARIO

Ni aperturas, ni los temidos confinamientos. A pesar de que la situación, en algunas regiones de Austria (la parte este) ya está al límite.

Tampoco se van a cerrar los colegios, ni se van a alargar las vacaciones de semana santa (medida que temían muchos padres).

En resumen, que estamos donde estábamos hace veinticuatro horas. Con pocos cambios. Son estos:

En Vorarlberg, la cosa sigue como está pero en Tirol, Salzburgo, Alta Austria, Estiria y Carintia no se van a abrir, en principio, las terrazas de la hostelería.

Los presidentes de los Länder también han conseguido que, a partir de ahora no se mire solamente a las cifras de nuevos contagios, sino también a la tasa de vacunación y también a la situación en los hospitales.

Eso sí: va a haber una especie de alerta de seguridad, que serán los cuatrocientos casos por cada cienmil habitantes.

En aquellos lugares en donde se alcance esa incidencia, se tomarán medidas como el confinamiento de Wiener Neustadt.

Bien ¿Y en el resto? Pues en Viena, Burgenland y Baja Austria la situación está especialmente complicada.

Se ha acordado una reunión específica para analizar qué se hace. Sobre todo para que no se llegue a una sobrecarga de las unidades de cuidados intensivos. Aunque no se habla de cierre de colegios, los expertos han abogado porque sea obligatorio llevar mascarillas FFP2 en espacios cerrados y que se implante el teletrabajo obligatorio en todos los lugares en donde sea posible.

No ha habido acuerdo a propósito de medidas que impliquen al comercio, aunque sí se ha alcanzado un consenso en el sentido de que si la incidencia no baja a los doscientos casos por cada cienmil habitantes, no habrá desescalada (ahora estamos en el doble).

Las reacciones a los resultados (parcos) de esta cumbre no se han hecho esperar.

Los presidentes de los Länder confederados, naturalmente, estaban razonablemente contentos, porque el triple criterio (infecciones, hospitales y vacunación) piensan que les va a dar ocasión de hacer alguna trampa que otra y justificar cosas que, con los datos en la mano, serían injustificables (no lo han dicho así, pero este era el espíritu).

La oposición, también insatisfecha, pero dividida. A los socialdemócratas, la timidez de las medidas del Gobierno les ha sabido a poco. En cambio, a la ultraderecha, que está abonada al no es para tantismo, las tibias medidas del Gobierno le siguen pareciendo demasiado (y eso que un dirigente del FPÖ está, en este momento, ingresado en la UCI por el CoVid). Norbert Hofer ha pedido que se dé validez a los autotests caseros (medida que, de ser puesta en práctica convertiría el testeo en aquella parte innombrable del cuerpo de la Bernarda). Los Neos han criticado que el Gobierno no tenga un plan.

Poco más se sabe de lo que sabíamos ayer, pero una cosa sí: el grupo de Facebook de La Comunidad de Viena Directo, que tanto me ayuda a que la actividad de este blog sea del gusto de sus lectores, ha alcanzado hoy los cuatrocientos miembros. Muchísimas gracias.

SUMARIO

14:47 Cristobal de Castillejo: poeta, monje y buena pieza del Renacimiento

29:00 Elecciones a consejos de Españoles Residentes en el Exterior

39:00 ¿Desescalar o no desescalar? ¿Qué pasará mañana?

49:00 Salvoconducto de vacunación ¿Qué pasará este verano con los viajes?

55:00 La vacuna Sputnik puede que se fabrique en Austria

1:04:00 La vacuna AstraZeneca

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.