Nueva normativa sobre teletrabajo en Austria

Burgenland y Baja Austria, presionados por las cifras de contagios, prorrogan el confinamiento hasta el 11 de Abril – Mañana entra en vigor la nueva normativa sobre teletrabajo

31 de Marzo.- Mañana empieza en la parte este de Austria (Baja Austria, Burgenland y Viena) un nuevo confinamiento. Se trata de reducir la presión sobre las unidades de cuidados intensivos que se encuentran en una situación que sus responsables definen como dramática.

Las cifras lo confirman. En Viena hay hoy por hoy 208 enfermos críticos de CoVid, en Baja Austria 121 y en Viena 19.

De acuerdo con los pronósticos que maneja el Gobierno, basados en modelos matemáticos producidos por expertos, el 14 de Abril podría haber en toda Austria nada menos que 670 personas en cuidados intensivos. Esto significaría que en Burgenland se agotaría la capacidad disponible, en Baja Austria hay un pronóstico también crítico de 137 enfermos graves y en Viena 270 personas.

Quizá hayan sido estos datos tan tozudos como terribles los que han convencido a los presidentes de Burgenland (Doskozil) y Baja Austria (Mikl-Leitner) para prolongar también el confinamiento total, como Viena, hasta el día 11 de de Abril.

Se le ha llamado „Osterruhe“, que se podría traducir como „pausa de pascua“ para no llamarle confinamiento.

Ambos políticos anunciaron su decisión con pocos minutos de diferencia. Hablaron de una situación crítica y se mostraron solidarios con la ciudad de Viena. Entre otras cosas, supone uno, porque cuentan con las capacidades del sistema hospitalario vienés si la cosa se pone fea en sus territorios y les conviene proteger ese recambio.

A pesar de estas muestras de solidaridad, Johana Mikl-Leitner criticó que el Ministerio de Sanidad no haya conseguido aún establecer una estrategia coordinada para toda Austria y tampoco unos procedimientos comprensibles (nachvollziehbare) que pudieran asumir los Länder confederados de Austria.

El presidente de Burgenland, „Juan Pedro“ Doskozil, ha declarado también que su decisión quiere contribuir a hacer la situación más comprensible para el ciudadano, que de otra manera se hubiera enfrentado a una jungla de reglas (hay que tener en cuenta que el movimiento de población entre los tres Länder afectados por este confinamiento es muy fuerte. Hay muchas personas que viven en Burgenland y Baja Austria pero trabajan en Viena.

Mikl-Leitner también ha querido defender su reticencia inicial a alargar el confinamiento diciendo que, a su juicio, la mejor manera de luchar contra la pandemia es hacer cuantos más tests mejor.

MAÑANA ENTRA EN VIGOR LA NUEVA NORMATIVA SOBRE EL TELETRABAJO

Mañana, primero de abril (día de los Inocentes en esta parte del mundo) también habrá una noticia buena, especialmente para todos los asalariados que trabajan (trabajamos) a los que la pandemia nos ha obligado a realizar nuestra tarea desde casa (por lo menos parcialmente).

La nueva legislación austriaca sobre el teletrabajo entra en vigor (ole con ole y olá).

Entre otras cosas, mejorará el seguro de accidentes y los convivientes del trabajador no tienen que responder por daños en el equipo de trabajo (por ejemplo, si el pequeño Hansi tira una lata de Coca-cola encima del teclado del portátil de empresa de su padre). El teletrabajo es una opción voluntaria ahora como antes y determinadas adquisiciones del trabajador conducentes a mejorar su entorno de trabajo (o sea, el salón de su casa) tales como por ejemplo una silla adecuada, desgravan en la declaración de la renta.

Para entrar en este paraguas de protección, eso sí, el teletrabajo tiene que tener lugar en una vivienda, otros lugares como un espacio de coworking o el Bar El Tropezón no cuentan. Aunque de todas maneras tampoco se define en la ley muy bien qué se quiere decir con vivienda. Para los partidos en el Gobierno, vivienda es tanto la casa de un pariente cercano como una segunda residencia.

Para que el teletrabajo entre en vigor también tiene que haber un acuerdo por escrito entre el trabajador y la empresa. Las empresas están obligadas a darles a los empleados medios (un portátil, por ejemplo) para que desarrollen su trabajo.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.