Hasta el 18 de abril ¿Y más allá?

EL confinamiento se ha alargado ¿Cuánto durará? ¿Puede haber más prórrogas? ¿Qué razones lo aconsejan? ¿Qué pasará con la vacuna Sputnik en Austria? Preguntas y respuestas.

6 de Marzo.- Como ya expliqué el domingo en La Tarde en Directo, todos los ojos (y las orejas también) estaban puestas en la Bundescancillería de la Plaza de la Casa de la Bola , o sea, la Ballhausplatz. El asunto que se ventilaba era, naturalmente, si lo que se ha dado en llamar la „pausa de pascua“, se alargaba o no se alargaba.

Y claro: como era esperable, se ha alargado.

¿Por qué?

La situación en las Unidades de Cuidados Intensivos en la parte este de Esta Pequeña República no permite otra cosa. Especialmente en Viena y en Burgenland, la situación no se puede describir con otra palabra que dramática.

Cifras cantan. En Burgenland, de 25 camas de cuidados intensivos disponibles, hay ocupadas 21. En Viena, los modelos que maneja el Gobierno hablan de 270 enfermos críticos antes del 14 de abril y el máximo de camas disponibles es de 320, como ya se ha encargado de recalcar repetidas veces el consejero de salud, el intrépido Herr Hacker.

Me decía un lector que le parecía raro que en una ciudad de casi dos millones de habitantes solo hubiera 320 camas de cuidados intensivos (para enfermos CoVid). He tratado de explicarle -no sé si lo he conseguido- que el problema no son exactamente las camas sino el personal que tiene que atenderlas.

Como es sabido, muchos de los enfermos más graves de CoVid tienen que estar tendidos sobre el vientre para facilitar la respiración. Cada cierto tiempo, sin embargo, hay que darles la vuelta para que no se llaguen. Para esta operación, se necesitan 3 personas y se tarda alrededor de un cuarto de hora.

Basta multiplicar para ver cuánto personal, y personal especializado, hace falta para eso.

En el curso de las reuniones se ha sabido que Estiria, Carintia y Alta Austria van a hacerse cargo de los pacientes críticos que ya no pueden ser atendidos en las unidades de críticos sobrecargadas.

De hecho, a Carintia ya ha llegado hoy el primer paciente.

Volviendo a la prórroga.

¿Qué significa?

Pues básicamente que la situación permanecerá tal y como está ahora hasta el día 18 de abril. De momento. Repito: de momento.

No es descartable que haya una prórroga de la prórroga.

De manera que el comercio permanecerá cerrado, los servicios de higiene corporal también, museos y demás lo mismo.

Los estudiantes se van a volver a poner en modo educación a distancia.

¿Cuánto durará?

El Bundescanciller más mozo de la Unión ha querido, sin embargo, darnos una esperanza. Más del sesenta por ciento de los pacientes que ahora mismo están muy pachuchos tiene más de sesenta y cinco años. Para finales de mes, si todo sale bien, este grupo de edad estará vacunado con lo cual sería posible empezar a desescalar a principios de mayo.

El Bundescanciller ya ha anunciado, de hecho, se creará una comisión para abrir la cultura, el deporte, el turismo y la hostelería.

Naturalmente, el requisito fundamental para que esto pueda ser así es estabilizar la situación en las UCIs.

¿Qué pasará con la vacuna Sputnik?

Por supuesto, también se ha hablado de Sputnik, la vacuna rusa. Según ha dicho Kurz, las negociaciones están en los últimos estadios y cabe la posibilidad incluso de que Austria sea tratada „de manera prioritaria“ (sería una agradable novedad, por otra parte).

Naturalmente, hay un pequeño problemilla todavía y es que la Agencia Europea del Medicamento no ha autorizado la vacuna Sputnik para la Unión Europea (mi abuelo tenía un barco, mecachis en la mar).

Aquí Kurz ha dicho que si la Agencia no autoriza el suero para la Unión Europea en un tiempo razonable, los estados nacionales podrían operar según su criterio y que él tiene la sensación de que hay gente (allá en Bruselas) que están actuando motivados por „razones geolpolíticas“, cosa que al Bundescanciller no le parece „bundesadecuado“ dadas las circunstancias.

¿Cuándo volveremos a hablar?

A pesar de lo que podría parecer, tanto el alcalde de Viena, Ludwig, como el presidente de Burgenland, Doskozil, han coincidido en que la población es muy disciplinada y que sigue las medidas.

Sin embargo, Doskozil ha pedido nuevas conversaciones a partir del día 18 de Abril para decidir el curso de acción a seguir.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.