Peligros del café

Cafe Sperl Reflections
Café Sperl (Archivo Viena Directo)

3 de Marzo.- La emperatrizMaria Theresia ha pasado a la historia como uno de los gobernantes más queridos por los austriacos. Fue una madre devota (eso sí, a la moda del antiguo régimen) cuya fecunda matriz puso en el mundo una docena de criaturas, entre ellas la futura reina de Francia, Maria Antonieta.

La emperatriz, pasaba por ser una mujer de hábitos tremendamente austeros; caso insólito en su época, se casó por amor y, cuando enviudó, vistió de negro el resto de su vida y renunció totalmente al uso de joyas. También era una gobernante práctica, inteligente, con una gran capacidad de trabajo y una enorme autoexigencia. 
Como prueba de ello,  el archivo estatal vienés, que se encuentra en la Nottendorfer Gasse, se guarda un acta del Ministerio de la Guerra, datada en 1771 con una mancha marrón muy visible. El documento lleva un documento escrito por la propia mano de la soberana que dice lo siguiente: „Schäme mich, dass eine Kanne Kaffee darüber geworfen“ algo así como „Qué vergüenza, he derramado sobre ella (este acta) una cafetera“.
Articulo publicado en Historias de la Historia con las etiquetas: , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Peligros del café

  1. Pyrolean dice:

    La María Teresa,¿qué decir? Ya era abuela de Europa antes de serlo la reina Victoria.
    Un abrazo tronx

  2. D.A. dice:

    Por cierto, bonita imagen del Sperl 🙂

  3. Maite (Mai) dice:

    Melange & Kuchen, Bitte! el primero con mucha espuma y el segundo con lo que sea que todos están ricos… es la mujer más querida de toda Austria y con ese amor que solo una república es capaz de forjar:-) buen Sonntag,

    PD: me parto. La palabra de verificación es gutbroft.. pues oye, que me voy a dar un paseín y pillo unos semmel por el camino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.