La plaza de los héroes

O5
El símbolo de la resistencia austriaca (O5) formado con velas (Archivo Viena Directo)

 

10 de Mayo.- Para entender la historia de hoy, el lector necesita cierta información previa que voy a tratar de dar de la manera más condensada posible.

Küssel y la muchachada

En primer lugar, le será muy útil saber que, hace unas semanas, la policía austriaca detuvo a un tal Gottfried Küssel, acusado de estar detrás de la web de extrema derecha alpen-donau.info. A través de dicha web, entre otros medios de la extrema neonazi austriaca, se difundió la convocatoria de una manifestación para el pasado domingo 8 de Mayo, al objeto de conmemorar (en tono elegíaco, por supuesto) el sexagesimosexto aniversario de “la capitulación de la Wehrmacht (ejército de la Alemania nazi). En el resto del mundo, en Rusia, por ejemplo, se celebraba el “Día de la Victoria” sobre el nazismo y, aquí en Austria, asimismo, la liberación del yugo nacionalsocialista.
No es la primera vez que la justicia austriaca tiene algo que decir sobre las actividades políticas de Herr Küssel. Ya en la década de los noventa del siglo pasado, Küssel fue procesado acusado de ser el alma de la Oposición Extraparlamentaria Nacionalista (VAPO por sus siglas en alemán); partido de tendencia neofascista, ideología prohibida en este país desde el final de la segunda guerra mundial. Probados los cargos, fue condenado a prisión, aunque en 1999 fue liberado por buen comportamiento.
Küssel, como otros participantes de la escena ultraderechista austriaca y alemana, tiene conexiones con los Burschensafter (literalmente, la muchachada).
Los Burschenschafter son unas asociaciones que recuerdan a la masonería, en tanto que están estrictamente jerarquizadas y codificadas (el bonete característico que todos los miembros llevan en los actos organizados por la organización); de ideología ultranacionalista (alemana; pangermanista en el caso austriaco) y de extrema derecha. Son extremadamente elitistas y nutren sus filas de los cachorros de la burguesía media alta. Por ejemplo, hace meses aquí mencionaba yo el caso de Johann Gudenus, conspícuo miembro de la organización Vandalia, perteneciente a los Burschenschafter, y cabeza del FPÖ en Viena.
El acto del domingo pasado, precedido de una marcha con antorchas, y que se celebró finalmente con una gran presencia policial en la Heldenplatz fue, como es lógico, ampliamente criticado por la oposición y más, desde que se supo que el único político austriaco legalmente circulante que tiene conexiones con los Burschenschafter iba a pronunciar el discurso central de la conmemoración (¿Adivinan quién?).
Un chasco y un misterio

La semana pasada, tanto HC Strache como sus medios afines se dedicaron a dar argumentos a favor de la presencia del controvertido político en un acto de un cariz tan turbio (o tan clarito, según se mire). Las fuerzas progresistas del arco político austriaco (Socialistas y Verdes) así como el la organización que agrupa a los judíos austriacos, capitaneada por el Sr. Ariel Muzikant, se apresuraron a convocar una contramanifestación para el mismo día y a la misma hora que la de los Burschenschafter. A dicha contramanifestación, amén del mencionado Herr Muzikant, asistió también la vicealcaldesa de Viena por los verdes Sra. Bassiliakou.
Pues bien: los Burschenschafter marcharon con sus antorchas al más puro estilo de los camisas pardas, llegaron a la Heldenplatz, formaron. Desde el otro lado del cordón policial, socialistas, comunistas y verdes, pitaron y corearon eslóganes en contra del nazismo y de todo lo que representa. Pero, cuando llegó el momento del morbo máximo, la aparición de Strache, todos, Burschenschafter y Antiburschenschafter, se llevaron un chasco mayúsculo.
Apenas unos minutos antes del momento en que debía hacer su aparición, se anunció que Strache había cancelado su presencia en el acto. Se desataron los rumores que duraron todo el día de ayer hasta que, esta mañana, los periódicos han dado dos versiones complementarias de tan extraña ausencia.
La excusa oficial es que Strache se encontraba en Italia inmerso en una reunión secreta (!) con otros colegas de la extrema derecha europea (Liga Norte italiana y el equivalente alemán del FPÖ); una reunión que habría tenido como objeto aunar estrategias de cara a las negociaciones Turquía-Unión Europea y, asimismo, de cara a la creación de una facción europarlamentaria común.
En el Österreich, sin embargo, dan una explicación mucho más interesante. Según el Boletín Oficioso de la derecha populista austriaca (con permiso, claro está, del Kronen Zeitung) Strache no habría acudido a la Plaza de los Héroes al haber recibido el chivatazo de que, en el acto, se encontraban elementos simpatizantes con Gottfried Küssel. Se trataría, según fuentes que lo saben de buena tinta, de evitar fotografías comprometedoras que pudieran asustar a un porcentaje de ese 25 por ciento de austriacos que, si fueran las elecciones hoy, podrían elevar a HC Strache a la cancillería de este país.

Foto: el anagrama del grupo de resistencia austriaco O5 formado con velas en 2008 durante una conmemoración de la luctuosa anexión al Reich alemán en 1938 (Archivo Viena Directo)
Articulo publicado en ultraderecha con las etiquetas: , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Responses to La plaza de los héroes

  1. Pingback: No todo es calma en la aldea pitufa | Viena Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.