El austriaco rey de los monos

Jungla
Si se mira la foto atentamente, se puede ver a Tarzán acechando entre la maleza (A.V.D.)

 

¿Sabías que Tarzán nació en Austria? Por lo menos, el más famoso de sus intérpretes, Johny Weissmuller ¿Y sabías que, durante su meteórica carrera deportiva como nadador, Weissmuller fue uno de los deportistas más exitosos de la historia? 51 records olímpicos ¿Y sabías que, durante su infancia, los médicos le dieron apenas unos meses de vida? En un interesante post que se publicó en Julio de 2009, repasábamos la apasionante vida del austriaco rey de los monos ¿Te apetece recordarlo?

(…)Efectivamente: como mis lectores más sagaces habrán adivinado, el hombre (más bien chaval) de la foto esJohny Weissmuller,el más famoso Tarzán de todos los tiempos que, fíjate lo que son las cosas, era austriaco. Bueno, por lo menos, al nacer.

Nuestro amigo Johny nació en 1904 en la localidad deFreidorf, que hoy pertenece a Rumanía (región deTimisoara) y que, en aquellos momentos, pertenecía al Impero Austro-húngaro y, más concretamente, a la región delBanat.

El joven súbdito del emperador Francisco José fue bautizado como János Weissmüllery, muy poco tiempo después, sus padres, los suavos Petrus Weissmüller y Elisabeth Kersch decidieron probar fortuna en el Nuevo Mundo (más concretamente en su mitad norte). La familia llegó a la isla de Ellis, Nueva York, el día 25 de Enero de 1905, festividad de los santos Timoteo y Tito. A la búsqueda de trabajo, los Weissmüller, que se llamaban ya Weissmuller (en la lista de pasajeros del barco el jóven János fue también rebautizado como Peter John) peregrinaron por distintos lugares hasta establecerse en Chicago, lugar en donde el joven Johny y su hermano pequeño Peter crecieron en una colonia de suavos del Banat (los inmigrantes tienden a juntarse). Como curiosidad, baste decir que, durante su adolescencia, Juanito, Johny, János participó en diversos concursos de yodeln, lo cual, andando el tiempo, le sería bastante útil a la hora de inventar el grito del rey de los monos (con la inestimable ayuda de Douglas Shearer, jefe del departamento de sonido de laMetro Goldwin Mayer y uno de los pioneros del cine hablado). El chaval, que luego demostró su habilidad para viajar de liana en liana, no era bueno con los estudios, así que a los doce años dejó la escuela y ejerció los más diversos oficios, como botones de ascensor. Durante esta época, el chico se convirtió en un campo de batalla para las enfermedades y el médico de la familia, al que Dios le conservó la vista muchos años para compensarle la falta de ojo clínico, dictaminó con gesto serio que Juanito no viviría más allá de los treinta. Fue por su consejo que el chaval empezó a nadar y, casi por casualidad, descubrió su potencial deportivo.


Oficialmente, durante su carrera deportiva Weissmuller batió 51 récords, la mayoría durante las olimpiadas de 1924 y 1928; algunos de estos récords fueron tan longevos que no se batieron hasta los años sesenta del siglo pasado.

En el declive de su carrera deportiva, el deportistaaustro-americano fue tentado por el cine (tentación en la que cayó, claro) y, en 1932 protagonizó la primera película de Tarzán. Un film hecho de descartes de películas documentales africanas que la Metro tenía en stock. Como curiosidad, baste decir que, en esta peli, le acompañaba Maureen O´Sullivan que, andando el tiempo, sería la mamá deMia Farrow (suegra, por tanto, de Woody Allen) y que el film tuvo algunos problemas con la censura de entonces porque, en un intento tanto de mostrar la inocencia selvática como de alegrarle las pajarillas al público de las matinés, en la peli de Tarzán salía muchísima más carne que en una película al uso (se trataba de mostrar la titánica anatomía del campeón olímpico y la crujiente desnudez de la señora O´Sullivan). Tras sufrir varios cortes y amenazas de boicot, en sucesivas producciones no sólo se dotó a O´Sullivan de un casto modelo minifaldero hecho de pieles, sino que Tarzán fue equipado con un taparrabos que hubiera dejado satisfecho al prior de un monasterio franciscano e, incluso, la pareja tuvo un niño (boy) que, a juzgar por los antecedentes, debió de nacer por partenogénesis, porque si no, no se explica.

Tras el declive de la serie tarzanesca, Weissmuller rodó en Alemania una película y luego protagonizó otra serie de seis filmes con el personaje de Jungle Jim, además de una serie de televisión de 26 episodios.

Weissmuller encaró el atardecer de su vida, que duró hasta su muerte en 1984, causada por varios derrames cerebrales sucesivos.

Tuvo tres hijos, de los cuales le sobrevive una chica, Wendy Anne.

Su última mujer, la berlinesa Maria Weissmuller, murió en 2004 en Acapulco, después de una larga enfermedad.

(Gran parte de estos datos provienen de la erudición infinita de la wikipedia, y la pista para el tema de esta entrada, de la inestimable ayuda de B., la mujer de mi primo N. a quien desde aquí doy las gracias)

Articulo publicado en austriacos insospechados, La Máquina del tiempo con las etiquetas: , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.