7 curiosidades sobre el metro de Viena

Gürtel
El paso elevado de la U-6 a su paso por Spittelau (A.V.D.)

El metro. Una de las señas de identidad de la vida viení. Los primeros tramos de la red se inauguraron en 1898, se eletrificó en 1925 y, a partir de 1976 se empezó un proceso de modernización y ampliación que hizo que el metro de esta ciudad funcione lo bien que funciona hoy en día (a pesar de que lo del aire acondicionado en verano les esté costando un poquito, por esta alegría que tienen los vieneses de asarse vivos de calor).

En fin: como en cualquier red de estas características, el metro de Viena presenta algunas curiosidades.

¿Por qué no hay línea 5 en el metro de Viena?

Efectivamente, tenemos U-1,U-2,U-3, U-4 y U-6, pero no 5. La razón fundamental es esto del “un día por otro, un día por otro…Y la casa sin barrer”. Ya en los años sesenta, se pensó en hacer una U-5 para completar el trazado existente. En el primer proyecto, aquella U-5 que nunca vió la luz (bueno, las entrañas de la tierra) hubiera tenido estas estaciones:

Hernals – Alser Straße – Landesgericht – Schottentor – Schottenring – Taborstraße – Praterstern – Ausstellungsstraße – Stadion – Stadlauer Brücke

Pronto, sin embargo, se vio que este trazado no hubiera sido realizable y se empezaron a repartir trozos por otras líneas: el tramo Praterstern- Stadlauer Brücke se lo quedó la U-1; el trozo Schottenring –Praterstern se desestimó y el resto (Schottenring-Hernals) se pensó como un ramal de la U-4.

Por hacer corto un cuento largo, sucesivos planes para construir la U-5 fueron pospuestos o descartados. En los ochenta se pensó en construir definitivamente el ramal Schottenring-Hernals y llamarlo U-5. Nada. En los noventa, se propuso construir una U-5 que llegase al otro lado del Danubio, a Stadlau (de donde era la Blume de la Gemeindebau, por cierto). Este plan también aterrizó en el archivo vertical. El último rumor es el de una U-5 que siguiese más o menos la ruta actual del autobús 13. Pero las fechas que se dan (2020) hacen que no tenga tampoco mucha pinta de realizarse.

Stephansplatz
Stephansplatz (A.V.D.)

¿Por qué la estación de Stephansplatz huele siempre a caca (de vaca)?

Sí: no me digas que no lo has notado. La solución al enigma, sin embargo, es muy prosaica y resulta muy agradable como español, pues nosotros estamos convencidos de ser los reyes de la chapuza. Sin embargo, en todas partes cuecen habas.

Como mis lectores saben, encima de la estación de Stephansplatz está la catedral de Viena, el Stephansdom. Pues bien: cuando se empezaron las obras de la estación de metro, para que el terreno no se hundiera y la catedral no terminara derrumbándose, se echó al suelo un compuesto compactador a base de materia orgánica.

Nadie cayó en que este compuesto desencadenaría una reacción química cuyo producto es la liberación masiva de ácido butírico. Esta sustancia se encuentra, en pequeñas cantidades, en la mantequilla pero a cascoporro en el estómago de los rumiantes. Es la responsable de que la caca de la vaca desprenda ese perfume a campo que a todos nos evoca una arcadia pastoril.

¿Hay estaciones fantasma?

Sí: en el metro vienés hay estaciones fantasma pero, a diferencia de en otras ciudades, como en Madrid, o bien están tapiadas o bien se utilizan como almacenes. La excepción es un túnel que está en la Westbahnhof, que actualmente está sin utilizar porque se pensó en darle un uso peatonal. Sin embargo, la adaptación se ha pospuesto sine die.

¿Cuál es el trayecto más largo sin transbordos?

La línea U-6 desde Floridsdorf a Siebenhirten, 17,4 kilómetros que se recorren en unos 36 minutos (para que mis lectores se hagan una idea, el trayecto más largo del metro de Madrid es entre Arganda y El Casar, que se recorre en 135 minutos).

¿Y cuál es la escalera mecánica más grande?

Está en la estación de Zipperestrasse (U3): tiene 17,7 metros de alto, una inclinación de 24.5 grados y 53 metros de largo.

¿Y la estación con más escaleras mecánicas?

Karlsplatz, que tiene la friolera de 26.

Por último, ¿Alguna cifra más a resaltar?

Pues sí: la estación más profunda es Karlsplatz (24.63 metros) y la más alta Spittelau (13,61 metros sobre el suelo)

El trayecto más corto entre dos estaciones es entre Museums Quartier y Volkstheater (771 metros) y el más largo entre Heiligenstadt y Spittelau (1590 metros).

En fin, que feliz viaje.

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres enterarte antes que nadie de lo que pasa en Viena Directo?¡Síguenos en Facebook!

Articulo publicado en Austria con las etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to 7 curiosidades sobre el metro de Viena

  1. Bad Vöslauer dice:

    Esto te lo has tenido que sacar de un dossier de prensa, no te veo con el metro(valga la redundancia) midiendo alturas, inclinaciones y distancias.
    Lo de la Stephanplatz pensaba que era por la de Pferden que hay parados todo el día cerca del Burg, y eso que lo visité en invierno en verano tiene que ser para salir corriendo, del espectáculo que se pude formar.

  2. Miguel dice:

    ¿Habrá al final línea 5? 😀

  3. MARI dice:

    eL NO PAGAR EL METRO EN VIENA ES NORMAL, YO ESTUVE Y SOLO PAGUÉ UNA VEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.