Diez cosas impactantes que ocurrieron en verano (1)

Viena. Terraza del cafe rudigerhof15 de Julio.- Todos los años, por estas fechas, pasa lo mismo. Uno mira los periódicos austriacos y no encuentra más que noticias como que en la calle veinticuatro(tro) una vieja(ja) mató a un gato(to) con la punta(ta) del zapato(to). O sea, cosas sin sustancia, sin chicha. Nada que llevarse a un post.

Sin embargo, también en verano pasan cosas. Por eso hoy VD te trae un ranking de cosas impactantes que pasaron en la cálida estación (del hemisferio norte) y que, quizá por eso, pillaron al personal con el pandeiro al aire.

10.- El “milagro” de Córdoba (bueno, para los alemanes, “la vergüenza” de ídem). 1978. 21 de Junio. Partido del mundial que se celebra en la bonita ciudad marco incomparable de belleza sin igual de Córdoba, Argentina. El campeón del mundo reinante, Alemania, contra Austria (a priori, un grupo de 11 piltrafillas sin estudios). Tras un partido de infarto, los austriacos ganan dejando a los teutones con tres golazos como tres soles. Los héroes, encabezados por derecho propio por Hans Krankl, son aclamados y se hace famosa la frase de Edi Finger (locutor deportivo): I wer´ narrisch (algo así como “mamá, estoy loco”).

9.- ¡El Reichsbrücke de Viena se derrumba! El 1 de Agosto de 1976, muy de buena mañana, el Reichsbrücke que une la Mexikoplatz con la UNO City se derrumba con gran estruendo. A Dios gracias, el puente se derrumba a) en Agosto y b) a las 4:55 de la mañana (hay que aclarar, para los que no vivan en Viena, que se trata de uno de los puentes más transitados de la ciudad). En el momento de suceder la desgracia, hay cinco personas en el puente. Una de ellas, el conductor de un Volkswagen escarabajo que estaba cambiando un neumático (que ya es mala suerte, joé). De los cinco, sobreviven cuatro. Un conductor de autobús muere en la tragedia.

8.- 23 de Agosto de 2006. Natascha Kampusch, después de estar un porrón de años secuestrada por un tal Wolfgang Prikopil, regresa al mundo de los vivos. Prikopil, al darse cuenta de que Natascha se ha escapado de su cautiverio, se tira a la vía del tren y se suicida. Natascha concede una entrevista a la ORF y, poco después, se pone hecha una vacaburra (esto, como dicen en Cádiz, no es criticar, es referir). Con su nuevo y saludable aspecto, Natascha se embarca en una serie de negocios como, por ejemplo, el de presentar un programa de televisión. Hoy, intenta que la dejen en paz como a Greta Garbo.

Juventudes socialistas7.- A los setenta y nueve años muere en Viena Bruno Kreisky (29 de Julio de 1990). Uno de los políticos más influyentes del último siglo en Austria y, con todos sus defectos, responsable en gran medida del aspecto que el país presenta hoy. Archienemigo de Simon Wiesenthal, el cazanazis, judío como él; mentor de otras vacas sagradas de la socialdemocracia europea, como el español Felipe González; colaborador de Willy Brandt y de Olof Palme, la figura de Kreisky quedó sin duda ensombrecida por los escándalos de corrupción (como el del AKH) que salpicaron a miembros de su Gobierno. Sin embargo, su gestión fue abiertamente progresista. Por ejemplo, despenalizó la homosexualidad, promovió una consulta popular contra la Energía Atómica, que resultó de su prohibición en Austria e igualó (en 1975!) las condiciones de los hijos nacidos fuera y dentro del matrimonio.

6.-15 de Julio de 1927. Quema del palacio de Justicia de Viena. En enero del mismo año, se producen en la localidad de Schattendorf en Burgenland, enfrentamientos entre miembros de la socialdemocracia y de partidos de derechas (nacionalsocialistas pero también socialistas cristianos). En el curso de estos enfrentamientos, se abre fuego y hay varios muertos. La causa se juzga los días 14 y 15 de Julio. Los acusados de haber matado a los socialdemócratas son puestos en libertad y se forma la mundial. Los graves disturbios terminan con el asalto al palacio de justicia de Viena. Los asaltantes queman los expedientes almacenados en él y el edificio arde por los cuatro costados. Aún hoy, impresionan las imágenes de la policía republicana disparando contra los manifestantes como si fueran conejos. Uno de los que presencian los disturbios es el escritor de ascendencia sefardí Elías Canetti. Según sus propias afirmaciones en su libro “La antorcha al oido”, la quema del Palacio de Justicia fue el embrión de una de sus obras más famosas: Masa y Poder.

Articulo publicado en Austria con las etiquetas: , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.