Antes y después

Secretos VDHoy, tenemos un post curioso ¿Cómo son las fotos en bruto, antes de posproducirlas para que luzcan en todo su esplendor? El Making of del book de un modelo.

5 de Marzo.- Como saben los lectores de Viena Directo, a finales del año pasado me planteé empezar a hacer por gusto y por dinero lo que antes había hecho solo por la primera razón: esto es, hacer fotos.

Secretos 4

En este blog, es tan importante lo que se ve como lo que se lee. Me cabe el orgullo decir que todas las ilustraciones son mías y creo poder decir sin ninguna falsa modestia (a estas alturas, para qué) que fotografiar a gente, aparte de gustarme, se me da bastante bien.

En los últimos tiempos, me he echado como fotógrafo en brazos de un amor nuevo: el estudio.

Si la fotografía de calle me gusta y para Viena Directo he hecho de todo, manifestaciones, deportes, actos públicos, conciertos…El estudio tiene un punto muy especial.

A mí, personalmente, lo que más me gusta es que cada modelo es como una especie de enigma que se resiste (amablemente, pero se resiste) a ser desentrañado. Dentro de esa persona hay un alma y creo que, mi misión como fotógrafo, es que el alma se note, que quien vea las fotos después, aparte de verlas bonitas también las encuentre bellas (no siempre es lo mismo, aclaro: hay fotos bonitas que son solo eso, bonitas, y que luego no dicen nada).
Secretos 3
Yo, en el estudio, lo doy todo. Es un trabajo muy exigente a nivel físico: parece que no, pero es así, hay que estar muy en forma. Pero también es un trabajo muy exigente a nivel mental, sobre todo cuando, como es en mi caso, se controla también el siguiente eslabón fundamental, que es el de la postproducción.

Secretos 2

Si de algo me ha servido Viena Directo es para hacerme cargo de que, en esto de la fotografía, contar con una imagen de base es muy importante (una buena foto se puede estropear con el Photoshop, pero una mala foto no hay Photoshop que la arregle) y de que muchas veces, una imagen se puede volver mucho más brillante si uno da con el proceso adecuado.

Las imágenes que ilustran este artículo corresponden a una de las últimas sesiones de estudio que he hecho. El modelo es Markus, un chico de Niederösterreich que me hizo el favor de ponerse delante de mi cámara y la misión era hacerle lo que en España se llama un book, o sea una serie de imágenes, en diferentes estilos -cuanto más diferentes mejor- al objeto de que quien se vea en la tesitura de contratarle, sepa lo que Markus, en este caso, puede dar de sí como modelo.

El otro día hicimos una sesión de estudio pero tenemos pendiente una sesión en exteriores.

Para Markus, me apetecía mucho jugar con el color (está de moda) y por eso elegí looks muy contrastados, que resaltasen la elegancia natural que él tiene.Hicimos fotos de traje y con ropa de sport y, aparte de divertirme muchísimo durante la sesión (mi amigo Dani, por cierto, nos hizo un vídeo del Making Of que me gustaría tener tiempo de montar) la posproducción, en este caso, ha sido muy divertida también. Laboriosa, como puede verse en las imágenes, pero muy divertida.

En fin: el modesto milagro que se ve en este post, también está al alcance de aquellos lectores que deseen tener un retrato profesional de ellos mismos, de sus amores o de sus niños.

Secretos 1

Los precios son muy, pero que muy competitivos (y siempre negociables, a partir de los cien euros). Para reservar una sesión (o un evento, o una boda o cualquier reportaje de un momento especial) no hay más que escribir (con cierta antelación, para que yo me pueda organizar la agenda) a vienadirecto(arroba)gmail.com o al formulario de contacto de este blog.

Para ver más cosas curiosas como la de hoy, me pueden seguir en Instagram (vienadirecto) o hacerse fanes y fanas de la página web de Facebook de mi estudio fotográfico.

Articulo publicado en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.