Venezia e “Malorca”

Yo creo que este post causa más risas (aún) escuchado que leido. Prueben, prueben, y luego me cuentan.

1 de Agosto.- Hace unos días, en la portada de los periódicos españoles salía el rey nuestro señor, don Felipe uve palito, dándole la mano a un caballero muy sonriente. Al principio, uno le tomó por algún cantante de Rock o un jipi o algo. El hombre que le daba la mano al monarca llevaba el pelo largo, una melena azabache por debajo del hombro (por cierto, dado que en la naturaleza no hay ningún pelo de ese negro nocturno, hemos de presumir que el caballero era, como dicen en los culebrones, un peliteñido). Cuando uno miraba el pie de foto, se enteraba de que se trataba del Sr. Baltasar Picornell, del partido Unidos Podemos, presidente del parlamento de la Comunidad Autónoma de Baleares, el cual acudió a la audiencia con el monarca muy bien vestido para la ocasión, con su americana entalladita y eso. Un poco glam, pero mejor que los vaqueros y la camisa blanca arremangada de Pablo Iglesias cuando se encontró con el ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

A lo que o(bamos) :dos días antes de que se hiciera esa foto y se produjera este encuentro, Mallorca, sita en las Islas Baleares, había declarado a Mateo Salvini, ministro italiano, racista confeso y una de esas personas con las que uno no iría ni a la esquina de la Gumperdorferstrasse a comprar cien gramos de choped de pavo, persona non grata. Uno, la verdad, al leer la noticia, se imaginó a un portavoz de la sede de la soberanía mallorquina leyendo, circunspecto, un comunicadini :

-Buonyorno. Miri: Matteo, que no venguis que no te voliamo niente vedere il capeli. Que meliori que te vayis a casa de la tua mamma e si vuoli comere sobrasadini, te la pidi per Amazon.

Salvini, naturalmente, ha recibido la noticia en el plan esperable en él (dejo aquí al lector la elección de adjetivos) y ha publicado, como Belén Esteban, « en sus redes sociales » una respuesta muy poco elegante en la que dice que a él le chupa un pie que no le quieran en Mallorca, que él hace vacaciones en Italia, que es el mejor país del mundo.

Y se preguntarán mis lectores, y si este blog se llama Viena Directo, ¿Qué porras hace Paco hablando de Mallorca ni de Mallorca ? Pues yo se lo digo ahora mismitico. Resulta que esta noticia ha tenido una ramificación austriaca.

Como sabrán mis lectores, el Sr. Salvini y su partido, la Lega Nord, guarda unas enormes afinidades ideológicas con el partido derécher que forma la mitad del Gobierno de Austria. Como Dios los cría y ellos se juntan (en el Parlamento europeo) la decisión de las autoridades Mallorquinas de mandar al Sr. Salvini a comprarse « carameli per li garganti » ha suscitado la solidaridad de sus compañeros de fatigas austriacos, los cuales le han dicho al italiano :

Buonyorno : Mateo, carísimo, si li mallorquini no te volien far niente, tu non ti preocupare, tu ti viene a l´Austria e fatti vacazionamenti cuí, qui s´está di puti madri teti de novizia –es que como son del partido derecher no son muy políticamente correctos-. Ti invitamo a la cittá de Wels –¿Por qué a Wels ? Pues porque la gobierna el partido derécher y así él no se sentiría extraöo el pobretico, claro.

Acto seguido, los políticos austriacos (y esto, a diferencia del párrafo anterior, que era cachondeo, es verdad) han emitido un comunicado en el que defendían a Salvini, diciendo que era un hombre que valía un potosí por haber provocado a nivel europeo « una ola de reflexión » a propósito de la inmigración. Gensanta, qué gente.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Venezia e “Malorca”

  1. Sara dice:

    Hombre no sé yo si en Wels hay mucho que hacer y que visitar… 😁
    Pero espero que no se venga la.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.