Austria se acerca (lentamente) al 2005

Una decisión largamente postergada corre peligro ¿Conseguirá Austria entrar en el año 2005?

12 de Septiembre.- Creo recordar que Dolly Parton dijo una vez que, cuando en Estados Unidos son las doce de la mañana en Europa es 1947.

En algunas cosas, se podría decir lo mismo entre Austria y España. Así, el 4 de Diciembre de 2017 en España era en Austria, todavía, 2005.

Los jueces del tribunal constitucional austriaco adelantaron de pronto el calendario y pusieron a las dos naciones un poquito más parejas, pero no mucho. Ese día del año pasado los magistrados del alto tribunal de EPR decidieron que el hecho de que las parejas de personas del mismo sexo no se puedan casar y que las parejas de distinto sexo no puedan acceder a lo que en España era „ser pareja de hecho“ era una discriminación que merecía ser abolida. Así pues, instaron al Gobierno austriaco a que regulara el matrimonio igualitario.

Dado el Gobierno que Austria tiene en estos momentos, la cosa ha seguido el ritmo previsible, o sea lento. El ejecutivo austriaco ha apurado los plazos todo lo que ha podido. Así pues, cuando el 31 de Diciembre de 2018 los madrileños y las madrileñas estén en la Puerta del Sol comiéndose las uvas, en Austria estaremos entrando en el 2005.

El 1 de Enero, teóricamente, aquellos que tengan un amor con el que compartan sábanas y manteles podrán hacerlo oficial. Para un grupo de personas nada despreciable, significará dejar de ser tratados como ciudadanos de segunda. Muchas cosas de la vida diaria, que antes eran un engorro, dejarán de serlo.

En su última entrevista en la ORF los asesores le aconsejaron al canciller que dijera que, aunque la cosa no casa demasiado con sus conocidísimos valores cristianos, iba a respetar la decisión del alto tribunal.

El verbo respetar siempre es sospechoso en boca de un político, pero oye, sino tenemos nada mejor, qué vamos a hacerle.

Sus compañeros ultraderechistas de coalición, después de haberse pasado dos días en el Balneario de San Martín, en Burgenland, maquinando (muchos dirán que nuevas maneras de hacer el mal) han salido diciendo que van a intentar, en el último momento hacer con el matrimonio igualitario lo mismo que hicieron con la prohibición de fumar. O sea, desactivarla.

Después de estar dos días reunidos, los ultraderechistas, por boca de su portavoz, Rosenkrantz, anunciaron que iban a intentar colar en la ley que entrará en vigor el próximo uno de enero (de 2019 en España, de 2005 en Austria) una cuña que „privilegie (sic) el matrimonio entre hombre y mujer“ con la peregrina argumentación de que solo las parejas de hombres y mujeres pueden tener hijos „biológicamente“, de manera que el Estado solo considere matrimonios de verdad, matrimonios fetén, a aquellos capaces de traer al mundo futuros adoradores del putín de Putin.

En las previsiones más optimistas del FPÖ, esta enmienda se colaría en la futura ley antes del 1 de Enero de 2019 (en España, 2005 en Austria) una vez fuera negociada con sus compañeros de coalción.

En cualquier caso no parece muy probable que el FPÖ vaya a tener mucho éxito con este asunto y parece que por un motivo claro. Si el alto tribunal austriaco se pronunció a favor de eliminar una discriminación, malamente se puede hacer eso introduciendo otra discriminación.

De todas maneras y hasta que en España no sea primero de enero de 2019 y en Austria no entremos definitivamente en el año 2005, todo puede pasar. El precedente del tabacazo nos duele todavía a los que vivimos aquí. Lo de la prohibición de fumar era de sentido común, y mira.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Austria se acerca (lentamente) al 2005

  1. Anselmo dice:

    Para mí, una verdadera señal de progreso sería que todos los residentes tuviesen garantizado el disfrute de unas condiciones de vida aceptables, cuestiones como la que presentas me parecen secundarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.