Crónica de un registro anunciado

A la vista del cuidado con el que la policía austriaca trata a ciertos (presuntos) delincuentes, ya hay cola para solicitar la nacionalidad.

17 de Mayo.- Como quizá recuerden mis lectores, las fuerzas del orden austriacas realizaron un registro domiciliario en casa del jefe de los llamados identitarios, grupo de extrema derecha famoso por sus tácticas de agit-prop tanto como por lo turbio de su cosmovisión.

Dicho registro puso en algunos aprietos a la parte ultraderechista de la coalición que, en estos momentos, asume la pesada tarea de conducir los destinos de Esta Pequeña (pero sumamente salada) República.

En el transcurso de la acción, los funcionarios encontraron pruebas de que los identitarios habían recibido donativos del asesino racista de Christchurch. Dados los lazos, evidentísimos y sostenidos en el tiempo, que han unido al partido ultraderechista en el Gobierno y a los Identitarios, el vicecanciller y jefe del FPÖ se vió en la obligación de hacer lo que San Pedro en el Nuevo Testamento. O sea, negar que él, en algún momento, hubiera ido con tan malas compañías.

Hasta aquí, lo que se sabía. Sin embargo, según informan medios locales, parece ser que los Cobra (que fueron los encargados de efectuar el registro) fueron, por lo que sea, sumamente cariñosos y educados con el jefe de los identitarios. Según parece, también por lo que sea, 41 minutos antes de que los Cobra llegasen a su casa el jefe de los identitarios se entregó a un frenético borrado de correos electrónicos que tenía en su ordenador.

Que si la confirmación del nuevo pedido de Amazon, que si la tía abuela de Guinea que estaba malísima en el hospital y quería dejarle doce millones de dólares, que si las pastillas para agrandarle el pene que eran infalibles de toda infalibilidad, que si mensajes criminales de su red de coleguis ultraderechistas esparcidos por el mundo…Vamos, lo normal.

Aquí, Gila, ya hubiera empezado con sus famosos monólogos. Uno se imagina al típico soplón :

-Yo no quiero decir nada, pero a alguien le van a hacer un registro domiciliario…

Por si esto fuera poco, parece ser que los Cobra llegaron a casa del caballero en cuestión (« fragoneta », tíos como armarios roperos con chalecos antibalas, armas, etc) y estuvieron doce minutos de reloj !Doce ! Delante de la puerta del indivíduo. Llamando al timbre « que parecía no funcionar » (uno, leyendo esto e imaginándoselo, se desorina) y ellos que dale de llamar y de llamar, y dentro de la casa « ruidos obvios indicando que había alguien dentro » y ellos que mirando el reloj :

-Oye, que creo que deberiamos dejarlo para otro momento.

-¿Y si está en la ducha ?

-¿Y si está cag…Digoooo, y si está haciendo sus necesidades fisiológicas ?

-Yo digo que le demos cinco minutos más.

-Peroooo –esto lo dijo uno de los más avispaos- que igual está destruyendo pruebas.

-Qué va, qué va, agente Gromenagüer, no se va a atrever. Que nosotros somos el brazo de la ley y con nosotros no se pasa nadie un cabello. Además, este es austriaco, no es como esos refugiados a los que les caduca el permiso y los sacamos de la cama a las cinco de la mañana para subirlos en un avión.

-Nosotros no hacemos eso.No será usted un rojazo de esos que hay por ahí, no?

-No, no. Claro que no ¿Seré tonto ? Nosotros no hacemos eso.

-Pero venga, va, ¿Llamamos o no ?

-Venga, va. Llame usted, agente Pragüer.

-Toc, toc.

-Quién es ?

-La policí… !No ! Somos los testigos de Jehovarl, que queremos darle la revista Atalaya.

Y el jefe de los identitarios, cambiando la voz :

-Mi mamá no está en casa.

Y el agente Gromenagüer:

-Yo creo que está poniendo voces falsas.

-O eso, o tiene mucho catarro.

-!Basta ya de tonterías! Ábrame en nombre de Jehová.

-Venga, Jeho (va).

(¿Podría seguir así tres posts más, verdad ? ).

ULTIMA HORA: Esta vez, en serio. Acaba de saltar a los medios un vídeo del vicencaciller Strache grabado con cámara oculta en el que se le escucha (y se le ve) hacer proposiciones de financiación ilegal de su partido a una falsa millonaria rusa. En el vídeo están Strache y Gudenus. Mañana, naturalmente, cuando se conozcan más datos de esta auténtica bomba informativa que acaba de estallar en plena campaña electoral para las elecciones europeas, le haremos a los lectores de Viena Directo un relato más pormenorizado de la situación.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.