ESPECIAL AUSTRIA EN CRISIS: Gudenus, los nuevos ministros y la rama española

¿Nos dará el escándalo una tregua ? Hoy, desde luego, no. La versión de Gudenus, el nuevo gobierno de gestión, la ramificación española, Viena.

22 de Mayo.- Quinto día tras la publicación del vídeo. A este paso, como la cosa siga así vamos a tener que ir poniendo lo de « atención : contiene spoilers ».

La versión de Johann Gudenus

Mientras se conocían los nombres de los nuevos ministros que sustituirán a los cuatro que han dimitido de sus cargos, en todos los lugares de este país en donde se han reunido más de dos personas, y una vez superado el « oyoyoyoyoyoy » inicial, se le han dado vueltas a la historia que ayer, en los medios, contó Johann Gudenus –segundo de Strache, rusófilo de pro, traductor durante el encuentro con la « fementida » sobrina del oligarca- a propósito de cómo le habían utilizado para que él, a su vez, condujese a Strache a la trampa.

Según Gudenus, el encuentro en Ibiza se fraguó en Marzo de 2017 durante una comida en el lujoso restaurante vienés Le Ciel.

Allí acudió la rusa (que parece que es letona), el propio Gudenus, su mujer –la rubia que aparece pixelada en el vídeo-, un intermediario llamado Julian Thaler y un abogado vienés que tiene abierto bufete en el distrito uno y que, por lo que sea, ya había intentado antes hacerle pupa al FPÖ a base de intentar venderle secretos a la competencia (lo sé : parece todo mentira, pero tiene pinta de ser verdad).

Por lo visto, el abogado habría desembarcado en el asunto –siempre según el lugarteniente de Strache- de la mano de una persona de confianza de la familia Gudenus, una promotora inmobiliaria a la que, supuestamente, la supuesta sobrina del oligarca acudió diciendo que quería comprar « un coto de caza » en Austria (ejem). Según Gudenus fue el abogado el que le confirmó la identidad de la oligarca mostrándole un pasaporte que no era ruso, sino de la Unión Europea.

A partir de aquí el relato de Gudenus se hace algo más confuso, pero es previsible que los urdidores del compló « se lo trabajaran » para ganarse su confianza y que, como dicen aquí, cuando « le tuvieron calentito » le convencieron para que Strache entrase en el asunto. El encuentro de Ibiza fue en verano de 2017, como ya es sabido, y antes y, sobre todo, después, la supuesta rusa indicó que su intención era mudarse a Viena con su hijo –en este caso, los entonces mandatarios del FPÖ no pusieron ninguna objeción al orígen foráneo de la dama ni de su rorro-. En otoöo de 2017, sin embargo, la letona tomó la del humo y nunca más se volvió a saber de ella.

Nunca más ? Ayer, el presidente de la República vecina se permitió, él también, pensar en voz alta sobre si los que urdieron la operación intentaron chantajear a Strache y a Gudenus, sobre si lo consiguieron –y qué obtuvieron a cambio-.

Nuevos ministros para un Gobierno de gestión

A eso de las diez, empezaron a rondar por los medios los nombres de los cuatro nuevos ministros, los cuales se van a enfrentar a una situación que no es nada fácil, como es la de subirse a un tranvía –el Gobierno- en marcha y que puede ser que descarrile el lunes próximo, día veinticuaro, si es que prospera la cuestión de confianza que ya se cierne – !Y cómo !- sobre el canciller Kurz.

A eso de las doce los nuevos nombres quedaron oficialmente confirmados. El nuevo reparto de responsabilidades es el siguiente :

La cartera de « Funcionarios y Deportes », que antes era el negociado de Strache, es asumida por la Ministra de Familia Bogner-Strauss.

Eckart Ratz, antiguo presidente del Tribunal Supremo, se hace cargo del Ministerio del Interior del que Herbert Kickl fue desalojado ayer.

El socialista Walter Pöltner se hará cargo del Ministerio que, hasta este momento, encabezaba Beate Hartinger-Klein.

Valerie Hackl, antigua directora de Austrocontrol se hace cargo de la cartera de Transportes e Infraestructuras que antes llevaba Norbert Hofer.

Por último, un oficial del Ejército austriaco, Johann Luif, vice jefe del Estado Mayor, próximo también al Partido Socialista (trabajó junto al actual presidente de Burgenland, Hans Peter –Juan Pedro- Doskozil) será el nuevo Ministro de Defensa.

El nuevo vicecanciller es el Ministro de Finanzas, el « Popular » Hartwig Löger (que no sé por qué, pero a mí me parece que tiene nombre de personaje de Jarri Póter)

A la una de la tarde, los nuevos Ministros han jurado (o prometido) sus cargos ante el Bundespresi, el cual les ha deseado « algo de suerte y mucho éxito » y, en línea con lo que ya dijo ayer, les ha recordado que ahora comparten la responsabilidad de devolverle brillo y esplendor a la política austriaca. Vaya por Dios.

La ramificación celtíbera del escándalo

Además de haberle hecho una publicidad impagable a Ibiza, como tierra en la que todo es posible, el hecho de que el vídeo famoso fuera grabado en Espaöa complica un poco las cosas desde el punto de vista de las acciones legales.

Porque, tras la innegable conmoción y, por qué no, su parte de regocijo y cachondeo, no se puede olvidar que la grabación es el cuerpo de un delito.

O sea : que quienes la hicieron actuaron de una manera ilegal, al haber grabado sin su permiso ni sin su conocimiento a dos personas que estaban hipnotizadas por las largas piernas de la sobrina de un oligarca y bajo los efectos (Gudenus dixit) del alcohol, del Red Bull y de « sustancias psicotrópicas ».

Naturalmente, la fiscalía del Estado austriaco está actuando ya de oficio para averiguar lo que todo el mundo se pregunta (ver post de ayer) esto es : quién creó el material y quién lo difundió. Dado que el delito en cuestión se cometió en territorio de Celtiberia, debería ser la justicia celtíbera la que tomara cartas en el asunto (de momento, no lo ha hecho, quizá porque la justicia celtíbera está colapsada por la producción nacional de chorizos) pero como todo se fraguó, según parece, en Viena, por lo menos la mitad del asunto podría ser investigada desde Austria.

Y mientras tanto en el FPÖ de Viena…

Salvando las distancias (o sea, sin rubia faldicorta), la situación se parece un poco a aquel momento (trágico, pero espectacular) en el que el avión del presidente polaco (y antiguo actor infantil) se estrelló con la mitad del Gobierno dentro y de pronto Polonia, esa tierra consagrada al corazón de María (o era de Jesús ?No sé) bueno, eso : Polonia se vio, de golpe y porrazo (nunca mejor dicho) sin Gobierno que la gobernase. Grave crisis.

Del mismo modo (aunque, afortunadamente, Strache y Gudenus están vivitos y coleando) el FPÖ vienés, debido al Ibizagate se ha quedado descabezado. No es asunto sin importancia porque, en estos momentos, la ultraderecha es la segunda fuerza del parlamento regiona (que también es el ayuntamiento de Viena) y en 2020 hay elecciones para renovar la alcaldía.

Como en la ultraderecha son muy de escalafón, desaparecidos el jefe y el segundo de a bordo, la responsabilidad de guiar la barca el FPÖ regional por las turbulentas aguas de estos días ha recaido en un joven, Dominik Nepp (nacido en Viena el día de los Enamorados de 1982). Nepp es un relativo desconocido, pero aún así cuenta ya con un currículum que probablemente despierte las simpatías de fogosas sobrinas de oligarcas letonas (no sé por qué, al escribir letona pienso en una vaca lechera de ubérrimas ubres). Burschenschafter (o sea, miembro de una organización ultraconservadora y ultranacionalista), está casado con Barbara Nepp, que entró en la ORF en 2018. Con motivo del incidente del profesor escupidor, incidente que quizá recuerden mis lectores más memoriosos (fue hace unos días y, con tanto trajín, parece que fue hace un siglo) este muchacho fue el que dijo que a los alumnos díscolos –y, si eran morenitos, más- había que enviarlos a « campamentos de reeducación ».

Sin embargo, Nepp no se deja amilanar porque, fuera de su familia, no le conozca ni Blas. En su partido, según él, han demostrado que manejan las nuevas tecnologías la mar de bien.

POR CIERTO: La página de Böhnermann (www.dotheyknowitseurope.eu) está caída. Probablemente colapsada. La intriga sigue.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.