El fumar se va a acabar

Al filo de la medianoche del día 1 de Noviembre de 2019 se va a producir en Austria un acontecimiento histórico. Ole con ole y olá.

30 de Octubre.- Cuando llegue la media noche de mañana, día 31 de Octubre, habrá un momento de pausa en todos los bares austriacos. La gente, disfrazada de vampira, de Frankenstein, de fantasma de las bragas rotas, o de entrenador zombi del Real Betis Balompié (o del Rapid Wien) mirará de pronto el fondo de su vaso de tubo, mirará luego a su alrededor, hará dos vigorosas aspiraciones abdominales y dirá :

– !Cáspita ! !Solamente huele a feromona !

– !Sapristi ! ! En el aire solo puede detectarse la presencia de Pachuli ! (o de Muy Mío, de Bustamante).

– !Albricias ! !Puedo ver a mis vecinos de pista ! !El aire se ha vuelto respirable y transparente !

Seguramente, se preguntará el lector curioso por qué van a pasar todas estas cosas. Pues yo, henchido de gozo, se lo digo en un pispás. A las 00 :00 horas del día 1 de Noviembre de 2019 Austria dará un segundo paso para salir de la ignominia y abandonar la era de los Picapiedra (el primero fue la aprobación del matrimonio igualitario). Entrará en vigor !Entra en vigor por fin ! La prohibición de fumar en locales públicos.

Yo, que ya soy un caballero de una cierta edad y, por mis años, llevo una vida de santidad parecida a la de un monje trapense, tentado estoy de irme a la tasca más cercana a mi domicilio para presenciar con mis propios ojos este momento histórico, a partir del cual los fumadores tendrán que decirle a sus amigos/as :

-Espera un momento, no me cuentes todavía la última de Felipa (Strache) que voy fuera a echarme un piti.

Y, como pasa en el resto del mundo civilizado, los fumadores saldrán a la calle, consumirán y, tras el consumo, volverán al interior del local en donde sus amigos les estarán esperando con paciencia (o no, quizá hayan encontrado cosas mejores que hacer, como ponerse a aprender serbo-croata de labios de un/a aborigen/a o a leer en el móvil apasionantes pormenores sobre la supremacía cuántica).

Como ha sucedido en otros lugares del planeta (Celtiberia, sin ir « more further ») las primeras semanas (bueno, meses, que estamos en Austria) la cosa tendrá su novedad, pero después todo el mundo se acostumbrará y los no fumadores (mayoría) tras la farra, disfrutaremos del placer de volver a nuestra casa olorosos a nosotros mismos (para bien y para mal) en vez de oler a folklórica después de haberse dejado hasta las pestañas en el bingo. Podremos alcanzar la anhelada meta de poder comer en restaurantes sin que nos echen el humazo en la faz (a nosotros y a los críos lactantes, que hay padres sin alma que así hacen). Alejaremos el peligro del enfisema de nuestra vida y, con buena suerte, habrá fumadores que, por pereza, o bien reduzcan el consumo o bien directamente lo dejen.

La historia de la entrada en vigor de esta prohibición ha sido azarosa, como sin duda recordarán los lectores de este blog.

El Gobierno pasado no, el anterior (el de Christian Kern) adoptó la medida de la prohibición del tabacazo que debería haber entrado en vigor en marzo pasado. Antes de que llegara ese momento, los habitantes de EPR sufrimos un coitus interruptus, y tuvimos que asistir a ese momento surrealista en el que una Ministra de Sanidad defendió en el Parlamento la derogación la prohibición de fumar y la conveniencia de respetar la libertad de los cristianos para producirse cánceres de la manera que les pareciera más conveniente ( !).

Por suerte para la salud cardiovascular y neumológica de todos, el vicecanciller del Gobierno en el que trabajaba la Ministra de Sanidad fue pillado en Ibiza con las manos en la oligarca (es un decir, claro), cayó el Gobierno y en el ínterin, volvió la sensatez. Se volvió a aprobar la prohibición (con la oposición de la ultraderecha, que en esto es un poco el Pierre Nodoyuna de la política austriaca). O sea, que estamos de fiesta.

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to El fumar se va a acabar

  1. Victoria dice:

    ¡Pues ya era hora¡

  2. Andreu CARDUS dice:

    Wow !
    Esto si que es una muy buena noticia!.

    De mi etapa en Viena, y cada vez que la visito, el pestazo a tabaco por todas partes es lo unico negativo que tiene la cuidad de SISI & SOSO.

    Saludos & hasta my pronto (Javier’s Party free of smoke) !

    Andreu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.