Las abuelas «peligrosas»

Las abuelas de ahora ya no son como las de antes. Hay un organismo austriaco que incluso ha alertado de las abuelas peligrosas.

Para A.Patek

17 de Enero.- Uno de los efectos de la edad es que tu perspectiva sobre las personas más mayores empieza a cambiar.

Todos hemos sentido algo de vértigo al darnos cuenta que somos ya más mayores que los profesores de primaria que nos empezaron a orientar por la selva de las letras y los números, o que ya tenemos la edad en que nuestros padres tenían cuando empezaron a hacer horas extraordinarias para poder comprarnos el título universitario que despues nos ha permitido ganarnos las habichuelas.

A mi edad, mediados los cuarenta, mi nacimiento convirtió a quien entonces era una mujer joven en la flor de la vida, en abuela. Y mi madre, cuando me parió a mí, tenía la edad que hoy tienen las jóvenas que no han conocido las pesetas.

Es cierto también que, como la vida cambia, las abuelas de sesenta o setenta de estos principios del siglo tuentiguán poco tienen que ver con sus propias abuelas. Cuando yo alcance la ancianidad, que quiera Dios que la alcance, probablemente mi vida se parecerá poco a la de mi abuela María. Por lo mismo, a uno se le hace bastante cuesta arriba pensar en los propios padres como en ancianos (en mi propio padre, por ejemplo, que tiene edad de ser un abuelo de esos que se quedan ensimismados frente a las alambradas de las obras).

En Austria hay un movimiento, el de las Omas gegen Rechts (o sea, las Abuelas contra la Derecha) que nació cuando Kurz decidió que la mejor idea para gobernar consistía en compartir cama con la ultraderecha (qué podía salir mal). Las Abuelas en cuestión, todas de la edad de mi madre o un poco más mayores, se manifiestan todos los jueves desde entonces. Antes, para que Kurz recapacitara (como todas las abuelas, tuvieron muy poco éxito tratando de que calara su mensaje de sensatez) y ahora por tratar de evitar que la Historia se repita (quizá también porque le han cogido el gusto a la tercera edad rebelde y esto les aligera el peso de las canas).

Medios locales han informado sin embargo de que el organismo de Baja Austria que se encarga de protegernos a todos contra el terrorismo y el extremismo y por velar que reine la ley y el orden en esta parte de EPR ha decidido que las Superabuelas son en realidad peligrosas « Extremistas radicales de izquierdas ». Personalmente, yo conozco a una abuela de las que se manifiesta y, si es una extremista, la verdad es que lo disimula muy bien. Como sé que es lectora (y de las buenas) le mando un saludo por esta vía.

Antes de abordar la explicación oficial que ha dado la policía austriaca, quisiera decir que yo pienso que las abuelas molestan a la policia por dos cosas : en primer lugar, por abuelas. O sea, porque llega un momento, a partir de que cumples una edad, que parece que te tengas que retirar del mundo y abandonar dentro (del mundo) todas tus opiniones, tus valores y tus objetivos en la vida. Por otro lado, indudablemente, molestan porque son mujeres. En Madrid hemos tenido un ejemplo perfecto de estas dos cosas : probablemente haya en España pocas personas tan preparadas como Manuela Carmena, una señora que fue jueza jovencísima y luego llevó una carrera intachable. Gran parte de las críticas que se le hacían cuando fue alcaldesa de Madrid (y fue una gran alcaldesa, en mi opinión) estaban impregnadas de ese tono minusvalorativo,paternalista, burlón con el que algunos hombres menosprecian los logros de las mujeres. Un tono grasiento que, por supuesto, no se da con los hombres viejos. A nadie se le hubiera ocurrido atacar a Álvarez del Manzano (otro alcalde de Madrid que fue mayor también y que era/es muchísimo más bobo que Carmena, o a Enrique Tierno Galván) dejando implícito que estaban seniles. Pero una abuela es esa mujer mayor a la que no se toma muy en serio.

Para terminar este artículo, la explicación de la poli : parece ser que el adjetivo extremista se coló desde el título del informe en el que la policía comentaba los diferentes movimientos que en la actualidad se manifiestan en Baja Austria. Según esta publicación interna, las abuelas serían parte de la « izquierda liberal ».

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.