El Ecofín que no tiene fin

Hola qué tal, cómo les va – Otra ministra ofrece ayuda – Los refugiados tienen más posibilidad de contagiarse – triste y sola- el ecofín que no tiene fin – cuatro a tres

20 de Mayo.- Muy buenas tardes y bienvenidos a la edición de hoy de Viena Directo, el blog que te cuenta las noticias que importan desde 2006.

Como hacemos todos los días, antes de nada vamos a echarle un ojo a las cifras que siguen siendo muy buenas.

Son estas :

Según datos del Gobierno austriaco, a las tres de la tarde había en Austria 16.295 positivos confirmados.

14.882 habían sido dados de alta, con lo cual la cifra de enfermos « en ejercicio » queda en los 760.

Por último, hay que lamentar 633 fallecidos (vaya por Dios).

HOLA QUÉ TAL, CÓMO LES VA (en la Unidad de Cuidados Intensivos)

Hoy le ha tocado al ministro más conciliador del Gabinete, Sr. Anschober (Sanidad) “aparecerse” para dar una rueda de prensa, en la que ha explicado cómo están (y cuántas son) las personas que hay ahora mismo ingresadas en cuidados intensivos.

(Por cierto, no tiene que ver con el tema, pero detecta uno una cierta tendencia a hablar de los políticos progresistas algo menos en serio que de los políticos conservadores. Al Sr. Anschober hay cada vez más medios que le llaman « Rudi » -diminutivo de Rudolf, su nombre de pila- rompiendo así con cierta tradición de corrección en la nomenclatura que a mí, personalmente, me gusta como lector. Me fastidia un poco que al canciller no le llame nadie « Basti », por poner un ejemplo  o al ministro del interior, Nehammer, nadie le llama « Koarli »).

Hecho este paréntesis, retomememos : Anschober, en su  « aparición » de esta mañana, ha explicado que en estos momentos hay 37 personas en las Unidades de Cuidados Intensivos autriacas. A mediados del mes pasado, en el punto más alto de la pandemia había 267 personas en esa situación.

Como media, la estancia en la UCI es de 20 días. También ha intervenido en la rueda de prensa el médico intensivista Klaus Markstaller, el cual ha enfatizado que Austria va « por el buen camino hacia un puerto seguro ».

Cómo no, ha salido la refriega entre la ciudad de Viena y el ministro Nehammer (ayer, por cierto, Nehammer acudió a que Armin Wolf le entrevistase para hablar de dicho rifirrafe y yo diría que el Ministro se llevó un par de revolcones y salió bastante más magullado que Hacker –el consejero de salud de Viena- en la misma situación).

Anschober ha dicho a todo esto que espera que los núcleos infecciosos (Clusters) encontrados en una firma de trabajadores temporales que servía a Correos y a un centro logístico de una compañía de venta de muebles, así como en los hogares de refugiados, se controlen y ha enfatizado (again) que él piensa que determinadas cosas deberían estar fuera de la lucha partidista.

(En su casa, tanto Nehammer como Hacker, unánimes por una vez, han pensado « !No te fastidia ! Como tú no tienes ninguna posibilidad de que en Viena salga un verde de alcalde… ».

Por cierto, para controlar uno de los brotes, el del reparto de Correos, se van a sustituir a los trabajadores de la empresa de trabajo temporal por soldados (unos 300). Tanto ellos, como los trabajadores que les van a enseñar, van a estar aislados durante dos semanas. Estrictamente. No tendrán ningún contacto con el exterior.

OTRA MINISTRA OFRECE AYUDA

Tras el revolcón de ayer de Armin Wolf en el informativo de máxima audiencia, el ministro Nehammer debió de decir lo que decíamos de chavales en las pachangas futboleras cuando nos metían un gol los de la calle de al lado :

– !Joé, es que me dejáis solo !

Así pues, la Ministra de Integración Raab y colega de partido de Nehammer también ha ofrecido ayuda a la ciudad de Viena, y ha vuelto a hablar de los refugiados diciendo que hay « significativamente muchos casos en hogares para refugiados » y ha ofrecido ayuda de los fondos para la integración. Según Raab, « no se sabe pero hay por lo menos doce refugiados contagiados » en esto ve la ministra un problema de información y ha ofrecido material informativo sobre el coronavirus traducido a 17 idiomas –ninguno, por cierto, el castellano (no es por ser malaje)-. También le ha recordado a la ciudad de Viena la oferta de ayuda del Ministro Nehammer.

LOS REFUGIADOS TIENEN MÁS POSIBILIDAD DE CONTAGIARSE

Hablando de refugiados y coronavirus.

Según un estudio, dirigido por el investigador Kayvan Bozorgmehr (caray con el nombre que se gasta) el riesgo de contagio en los hogares alemanes para refugiados es mucho más alto que en otros lugares, y comparable al de, por ejemplo, los cruceros de pasajeros.

El estudio, que ha sido hecho en Alemania y que todavía no se ha publicado, se ha basado en 1367 casos confirmados en hogares para refugiados de Baviera, Brandenburgo, Bremen, Hessen, Sajonia y Sajonia-Anhalt.

Uno de los factores que explicarían esto sería la precariedad de los alojamientos, en donde no es posible con frecuencia un aislamiento de los contagiados, con varias personas por cuarto, cocinas comunales, pocos servicios sanitarios y duchas compartidas.

TRISTE Y SOLA, SOLA SE QUEDA VIENA

Sobre todo porque no hay turistas. El sector turístico vienés, uno de los motores económicos de la ciudad, ha sufrido un enorme daño debido la pandemia del coronavirus y las medidas de contención del Gobierno.

No solo ya no vienen forasteros a contemplar los preciosos monumentos de esta urbe o a hacerles fotos a las frutas cuidadosamente apiladas en el Naschmarkt (como si en sus países no vendieran frutas y no hubiera mercados) sino también han cesado los congresos de cardiólogos, gastroenterólogos, proctólogos, funcionarios perezosos de cajas de ahorros, seguidores de las teorías de Sacher-Masoch, creyentes de la supervivencia de Elvis Presley y de Adolf Hitler, estudiosos de la Sábana Santa de Turín y otros amantes de lo oculto y/o estudiable.

Las pernoctaciones en el mes de Abril se han derrumbado y han caido hasta un 98%, quedándose en 29.000. Una piltrafa.

🚨🚨URGENTE 🚨🚨URGENTE 🚨🚨UN 54,2 % DE LOS HOTELES DE VIENA NO ABRIRÁ EL DÍA 29 DE MAYOA pesar de que los hoteles podrán…

Gepostet von Viena Directo am Mittwoch, 20. Mai 2020

EL ECOFÍN QUE NO TIENE FIN (Y LAS OBJECIONES DE AUSTRIA)

Como ya le contaba a mis lectores estos días pasados, Macron y Merkel han decidido que la Fgans y Doichland tienen que ser los motores de la Unión Europea. Se han remangado y han pergeñado un plan de reconstrucción europea de 500 millardos. Una barbaridad de millardos.

Este plan y la manera de financiarlo se va a debatir en la reunión del Ecofin (o sea, el grupo de ministros de economía y finanzas) que se va a celebrar esta semana. Macron y Merkel quieren que la ayuda se reparta en forma de subsidios y no de créditos, para que los países más afectados por la pandemia no tengan (más) dificultades en financiarse en los mercados de las que sin duda van a tener. La que se endeudaría sería la Unión (o sea la Comisión Europea).

Esto a Austria no le ha venido bien. La Ministra de Europa, Sra. Edstadtler (ÖVP) en una entrevista a un medio de Salzburgo ha remachado la opinión oficial del ejecutivo de Viena, esto es, que a ella le parece evidente que hay que ayudar con dinero a los países más afectados pero que hay que asegurarse, primero, de que los países utilicen ese dinero en la recontrucción (no vaya a ser que les dé por organizar una exposición universal o unos juegos olímpicos) y luego, naturalmente, de que lo devuelvan.

CUATRO A TRES

Y hoy nuestra última noticia es económica también pero de muy lejos.

Según parece el Gobierno de Nueva Zelanda, el país en donde vivían los Hobbits y estaba el alto Aragorn, está a favor de implementar la semana laboral de cuatro días (y el finde de tres). Su primera ministra (una gran mujer) Jacinda Ardern (la Jaci) ha aconsejado a los empresarios que se piensen lo de contratar a la gente por cuatro días, al objeto de levantar la economía golpeada por el coronavirus. O, por lo menos, que se planteen horarios de trabajo más flexibles.

ED4 – Justo Zamarro sale de casa

El #escritor residente en #Viena Justo Zamarro nos explica lo bien que ha empleado el tiempo de la cuarentena.

Gepostet von Viena Directo am Sonntag, 17. Mai 2020

Por cierto, para los que quieran comprar el libro, este es el link:

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.