¿Tiene Sebastian Kurz coronavirus?

El coronavirus llega a la cancillería austriaca – Viena quiere aumentar la capacidad de test s y de trazabilidad de contactos – música tras 25 años de silencio.

5 de Octubre.- La noticia del día hoy en Austria es que Sebastian Kurz, el vicecanciller Kogler y todo su equipo, se han hecho la prueba del coronavirus. Un trabajador próximo al canciller (y, por lo que parece, próximo al Gobierno) ha dado positivo al coronavirus. El martes pasado, por lo que parece, se hizo la prueba del coronavirus y dio negativo, pero ya el miércoles empezó a sentirse mal. Entre pitos y flautas, el trabajador ha tardado hasta hoy en saber que estaba enfermo.

Como es preceptivo, lo ha comunicado a sus superiores que, inmediatamente, se han puesto en modo zafarrancho de combate.

El primer paso ha sido suspender por seguridad toda la agenda del canciller, del vicecanciller y del consejo de ministros al completo (no olvidemos que Gernot Blümel, ministro también del gabinete Kurz, es el candidato del Partido Popular austriaco a la alcaldía de Viena). Después, se han hecho los oportunos tests, cuyos resultados se darán a conocer esta media noche o, a mas tardar, mañana por la mañana. En previsión de que los trabajadores de la cancillería tengan que pasarse la noche en sus despachos, el Gobierno austriaco se ha agenciado una cantidad de catres de campaña y de bolsas de aseo.

No han sido los únicos, los trabajadores de la cancillería, los que se han hecho las pruebas para saber si han pillado el virus malandrín. También se ha pedido a los periodistas que estuvieron el miércoles pasado en la cancillería que se testen, por lo que pudiera pasar.

Si los resultados de las pruebas dan -como es deseable- negativo, pues todo el mundo se irá a su casa, y todo habrá quedado en una fiesta de pijamas pero ¿Y si Kurz o Kogler, o Kurz y Kogler, dan positivo?

Para esa eventualidad, y siempre que el estado del canciller y del vice lo permita, se ha previsto un plan que data de principios de la crisis. Los políticos afectados serían trasladados a sus domicilios, provistos de los elementos necesarios -el ordenador, la playstation, el tragabolas, y tal y tal- y desde la comodidad de sus hogares dirigirían los negocios de Esta Pequeña República.

Gobernando sin salir de casa, como cantaba Olé Olé (ah, no, que eso era bailando).

De todas maneras, parece que lo de la cuarentena se está poniendo de moda. Tras Donald Trump y Sebastian Kurz, también Ursula von der Leyen, esa mujer con un aire a Charlotte Rampling, está en su casa bebiendo tisanas con miel. Parece ser que la Presidenta de la Comisión Europea mantuvo contacto con una persona infectada y, aunque el primer test ha dado negativo, ha preferido quedarse en su casa por lo que pudiera pasar. Hasta mañana.

Si todo sale como es deseable, no sería la primera falsa alarma. Recordarán mis lectores que también Angela Merkel se pasó unos días en cuarentena al principio de todo esto, porque no se sabía si estaba infectada o no.

Al final, por suerte, fue que no.

La tarde en directo 04.10.2020

Bienvenidos al mejor momento de la semana. Hoy, hablaremos de la divertida biografía de Lida Baarova, daremos una vuelta por las noticias más destacadas de esta semana y visitaremos uno de los lugares más bonitos de Austria !No te pierdas nuestro programa!#austria #live #EnVivo #corona #NoticiasMás noticias en www.vienadirecto.com y en instagram (vienadirecto)Las noticias que importan. Desde 2006.

Gepostet von Viena Directo am Sonntag, 4. Oktober 2020

VIENA INTENTA AUMENTAR SU CAPACIDAD DE TESTS

Pasando a otro tema, como quizá recuerden mis lectores, la semana pasada Viena superó el record de contagios diarios que tenía hasta ahora, con cuatrocientos setenta y cuatro.

El Gobierno central (y, es de suponer, las autoridades vienesas) no están nada conformes con esta situación, así que han decidido poner todo el corazón en el asador (o sea, más medios) para mejorar la capacidad testadora de la ciudad y también para que la trazabilidad de los contactos de los infectados sea más rápida. El sábado se inició un periodo de pruebas con un autobús en el barrio de Favoriten, para testar a personas que estaban en una lista de espera. Se espera poder reducir el tiempo de espera con estos autobuses móviles. La ciudad de Viena pretende crear puestos en donde se puedan hacer los tests (rápidos), trazar los contactos de las personas positivas y extenderles los correspondientes certificados.

TRAS 25 AÑOS, MÚSICA

Y para acabar con algo bueno, después de 25 años de silencio, la catedral de San Esteban ha recuperado su órgano. Durante estas próximas semanas el instrumento será presentado al público (a los fieles y a los melómanos) en una serie de conciertos a cargo de organistas famosos.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.