Dibujitos


21 de Julio.- Mientras estoy comiendo en un chiringuito de la Donau Insel, la ORF comenta el tema de la caricatura de “El Jueves” y la retirada de los ejemplares de la revista (sospecho que un poco tarde, pues hace más de cuatro días que salió). No puedo reprimir la sonrisa porque me imagino el levantamiento de cejas del locutor de radio cuando ha tenido que leer la noticia. Las noticias venían desiertas (un ingeniero austriaco muerto en Afganistán y los consabidos resultados del Rapid Wien), los términos de la noticia también han sido, siguiendo la tradición, de lo más austeros. Para describir la posición en que los príncipes han sido retratados se ha hablado de un liebes akt, expresión intraducible que, más o menos equivaldría a “acto sexual” y, por supuesto, se ha hablado de la ayudita que el gobierno de la nación va a darle a aquellos esforzados que se decidan a colaborar para echar nuevos españoles a este mundo. Dejando aparte el dudoso gusto del dibujo (el Tomate expele todos los días mierda semejante y a ningún juez le da por suspender el programa, y eso que tendrían razones) mi pregunta es: ¿Qué es lo que más peligroso le ha parecido a quien ha tenido que parecerselo, los términos sexuales empleados o la acusación de presunta vagancia del príncipe y su esposa? Porque yo creo que, como dicen los horterillas, “a nivel de calle” sigue siendo una cuestión altamente espinosa el justificar el presupuesto que sale todos los años de nuestro bolsillo para mantener a la (cada vez más amplia) familia real. En unos tiempos en que el origen divino de la monarquía es un tema tan demodé, en el que las gentes ya no creen en las instituciones “digitales” (o sea, los nombramientos a dedo, aunque este dedo sea el de Dios o el de un destino político singular, o el de un dictador, que fue el que nombró al rey) ¿Cómo explicarle a la gente que tiene que pagarle el sueldo a un muchacho cuarentón al que se le conoce sólo el oficio improbable de prepararse para relaciones públicas de lujo del Estado? (resulta una peligrosa evidencia que las repúblicas viven perfectamente y que, incluso, han encontrado a sustitutos a la hora de dar el tradicional mensaje de navidad).
Hoy ha sucedido también algo que tendrá consecuencias a medio plazo en la vida pública española. Jesús Polanco ha muerto, a los 77 “tras una larga enfermedad”.

6 comentarios en «Dibujitos»

  • el julio 21, 2007 a las 9:19 pm
    Enlace permanente

    Vaya, vaya. Veo que el eco de la caricatura de la discordia ha llegado hasta tierras austriacas. En España (por raro que parezca) esta noticia ha abierto informativos. Será que no están pasando cosas de mayor importancia en el globo terráqueo, digo yo. (Por cierto: ¿el ingeniero muerto no era alemán? Es que en la radio me ha parecido oír eso. Sea de la nacionalidad que sea, es una auténtica pena lo que le ha pasado y es todavía más triste que la noticia ya no produzca ni frío ni calor a una sociedad cada vez más inmunizada frente a este tipo de sucesos). En fin, que lo de la caricatura me parece a mí que se ha salido de madre. No hay para tanto, sinceramente. Si no hubieran armado tanto jaleo, la cosa se hubiese quedado en nada. Vale que quizás el dibujito en cuestión era poco políticamente correcto, pero no veo la razón de hacer de ello una cuestión de debate nacional. Sinceramente: he visto en Internet fotomontajes mucho peores (por ejemplo: uno con Letizia sujetando un micro cuya espuma había sido substituida por un pene). Lo de la vagancia del principito… hombre: por lo menos el muchacho cumple con sus obligaciones, cosa que no se puede decir de su mujer. Sea como sea, me parece a mí que las medidas que se han tomado son muy poco democráticas. Si hasta se está hablando de penas de prisión para la “trup” de “El jueves”. Ains… la sombra de la censura es alargada. En fin: así son las cosas, y como quieren nos las cuentan. Besos.

    Respuesta
  • el julio 22, 2007 a las 12:31 pm
    Enlace permanente

    Buenas!A mi la caricatura también me ha parecido terriblemente soez, pero lo que no me parece bien es que si los protagonistas de la caricatura fuésemos tu, o yo, o el presentador del tomate, pues no nos quedaría más que poner una denuncia por infamias de dudosos resultados, pero jamás en la vida podríamos requerir el secuestro de la caricatura en cuestión.Por cierto, ayer vimos los otros dos números de “el jueves” que fueron secuestrados (el 1 y el 7, creo) y no pudimos reprimir una sonrisa por lo inocentes que son vistos hoy en día (http://www.elpais.com/articulo/espana/numeros/Jueves/fueron/secuestrados/elpepuesp/20070720elpepunac_20/Tes).Un saludo!

    Respuesta
  • el julio 22, 2007 a las 7:48 pm
    Enlace permanente

    El meollo de la viñeta no lo ha mencionado nadie: ¿por dónde se la mete?Confío en que España sea, de nuevo, una república; seria, claro está, porque bananera ya hace tiempo que lo es.Saludos.

    Respuesta
  • el julio 24, 2007 a las 11:07 am
    Enlace permanente

    nuriaesperemos que dentro de poco podamos ver la república

    Respuesta
  • el julio 24, 2007 a las 5:50 pm
    Enlace permanente

    Lo de Polanco es bastante mas interesante que el asunto de la viñeta. Me pregunto que a que grado de aburrimiento ha tenido que llegar el fiscal general del estado para iniciar algo así. Lo mismo ha sido de oficio, cuando ojeaba la revista en el excusado. Quizá Leti se ha sentido ofendida, y como Princesa y profesional del periodismo que es (conoce el delito de injurias a la corona, que yo no tenía ni pajolera), pues eso, ha levantado el auricular del telefono y le ha dado un toque a Felipe en la cabeza para que llamase. Por cierto, todos podemos solicitar esa medida (lo se por El Tomate, que el ex abogado de la Pantoja lo hizo hace poco con Interviu, por un articulo que él consideraba injurioso), pero no por injurias a la corona, claro. Esto si que merece una reforma constitucional, y no lo de abolir la ley sálica.

    Respuesta
  • el julio 25, 2007 a las 12:42 pm
    Enlace permanente

    El sábado fue un día de informativos completamente surrealista:– Palmó Polanco, de esas personas que parecía que nunca iban a morir.– Lo de la portadita de marras, absurdo, y las declaraciones que hizo Acebes sobre el tema, aún más absurdas (y fuera de tono, diría yo). – Lo del terrorista en el FIB. La descripción es: hombre de cerca de 30 años, moreno, delgado… ¿Como la mitad de los asistentes?Y eso, esperemos que algún día el principito y toda la familia tengan que ganarse el pan con el sudor de su frente (y que no solo suden al tomar el sol en Mallorca).

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.