Inundaciones en Rumanía (foto: EL MUNDO)

Porom pompón(Manuela)

7 de Septiembre.- Cuando me he puesto a escribir, me ha rondado en la cabeza esta cancioncilla de Mecano –un poco panoli, como todas las suyas- aquella de “El siete de septiem-breee-é, es nueees-tro aniversáaaaario”.
Ays, qué tiempos, cuando Ana Torroja aún tenía cara de ser humano por debajo de la silicona labial.
En fin.
En primer lugar, quisiera dar las gracias por el premio que me han concedido.
Gracias
Gracias
Gracias
(Y otra vez gracias)
Pero, sobre todo, quisiera dar las gracias por las palabras que Tonicito ha escrito en su blog a propósito de este cuaderno en el que voy apuntando lo que se me pasa por la cabeza. Ha dicho que le hago reir y que le hago pensar. Y la verdad es que, si es verdad que lo consigo (con él y con otros pacientes lectores, incluida mi madre) me vais a perdonar, pero voy a llenarme un poco de orgullo. Un momento.
(Hale:ya)
Porque reir y pensar son las actividades más intensamente humanas que existen. Donde hay risa, hay vida inteligente.
Mañana, o en fecha viable, haré yo públicos mis premios. Una ocasión como otra para derrochar el glamour que también caracteriza a este blog.
Hoy, sin encambio, haré un post tuttifrutti.
Es primén lugás, diré que lleva cerca de tres días sin parar de llover. Para alegría de las plantas del campo, claro está, pero para disgusto de las pobres criaturas de Rumanía (ese país en donde se edifica en cualquier sitio y luego, pasa lo que pasa).
Todos los años en que el Danubio se crece, pasa lo mismo: en Alemania, bueno, en Austria, vaya, y en Rumanía (Catacrás) la catástrofe fluvial.
Aquí, las lluvias sólo tendrán la consecuencia de que la visita del papa Vienedicto se verá bastante deslucida.
(Con todos los respetos: total, pa lo que va a decir…).
Hablaba yo hace unos meses con una conocida que es tan asistentin de un alto cargo de esta república como aficionada a los buenos caldos (bueno, a los caldos, en general, porque pasado un punto le da igual su calidad).
Hablaba yo con esta doctora en políticas, más roja que el dobladillo del forro de la levita de Lenin, de esas instituciones ancestrales que uno ha conocido desde su más tierna infancia y que forman parte de su paisaje mental (a pesar de todo).
No puedo imaginarme lo que fue cuando se murió Franco, pero sí que puedo pensar qué pasará cuando muera el rey Juan Carlos, por ejemplo. No puede uno imaginarse los jEuros con otra cara –por cierto, ande andarán aquellas monedas de quinientas en donde salía la Reina con ese cardao capilar inmune a los cambios de la moda- –
Y el señor que salga de rey cuando este hecho luctuoso suceda, pues será para el inconsciente colectivo un señor disfrazado de rey, con sus medallitas y sus cosas (inclusive su corona) pero no será lo mismo.
Pues igual me sucedió a mí con el papa.
Para mí, Juan Pablo palito palito era El Papa. Porque cuando yo nací a esta conciencia y abrí los ojos, me estremecí cuando mi abuelo contaba a media voz (porque es vidente) las terribles profecías de Fátima que anunciaban el fin de los tiempos. Porque me acostumbré a ver a ese señor polaco tan marchoso pregonándoles a los hambrientos africanos que, para solucionar el tema del hambre, había que rezar mucho y abstenerse de darle alegrías al cuerpo (macarena), que el condón era malo y, a pesar de lo que decían los médicos y otros científicos al servicio de Luficer, no detenía el bichito del SIDA.
Me acostumbré a su ceremonia de besar el cemento de los aeropuertos, a que saliera en el guiñol del Plus confesando a Aznar y a Ana Botella y a Ana Palacio; como uno se acostumbra a las opiniones antediluvianas de sus abuelos.
Y cuando se murió…Pues no fue lo mismo, claro.
Porque ahora, este señor, Vienedicto, pues es un señor enfermo del hígado (que mea, no lo olvidemos) disfrazado de papa. Su sotanilla y eso, también. Pero no es el papa.
Por cierto, ¿Alguien se ha fijado en la manera que tiene Vienedicto de estar de pie? Con los piececillos calzados en alpargatillas negras (que pega fatal con la sotana blanca, übrigens) puestos en ángulo recto. Pobrecito mío, y pobre su asesor de imágen (si lo tiene).
A mí, tengo que confesar que este señor, siguiendo con el ejemplo, me da la misma lástima que el Príncipe Felipe. Porque ambos, cada cual en su campo, tienen que luchar contra unos precedentes que no son de este mundo. Viene(dicto), tiene que luchar contra el papa más simpático de la historia de la tele (sencillo, campechano él, que dicen las viejis) y el Príncipe, con un padre supermajo y castizo que lo mismo se toma un cubata con una folklórica que invita a salchichas a Helmut Kohl. El rey de una república, vaya.
Pero en fin: destinos peores se han visto.
Quiero terminar con una simpática anéldota de nuestro humorista favorito.
El presidente Bush (Junior) mientras daba una conferencia de las suyas en algún lugar ignoto, ha demostrado sobradamente que papá no le llevó a colegios güenos, ni a él ni a su hermano Jebb –el que dijo estar en felicísimas relaciones con la República de España-; porque ha confundido a los australianos con los austríacos (Total: de Austrians a Australians…).
Ya lo dice sabiamente la T-shirt que venden aquí, y el que avisa no es traidor:
NO KANGAROOS IN AUSTRIA.
(Ps: Por cierto, ayer, mientras trabajaba, me vino a la cabeza un poltergeist en versión canción de los Payasos de la Tele. Ahora me explico el rumor que corre de que la familia Aragón pertenece a la Obra por excelencia. Atención a la sutil carga doctrinal de esta cancioncilla que recordé ayer:
Si eres buena cocinera
Porom pompón
¡Manuela!
Yo te pongo el mejor piso
Porom pompón
¡Manuela!
Vaya, que Escrivá, allá donde esté, tiene que estar haciendo cabriolas de alegría).
PS2: Mi jefe, que es argentoide, mientras canturreaba semejante cosa pasillo arriba pasillo abajo, creo que ha dudado (sólo un poco) de mi salud mental. Suerte que yo en esta empresa paso por ser un chico supersimpático y tan excéntrico como para haber abandonado Spanien por este clima lluvioso.

2 comentarios en «»

  • el septiembre 7, 2007 a las 9:25 pm
    Enlace permanente

    HOLA guapo llevamos dos días sin hablar que premio es ese que no me lo has contao? a tu mami vaya con secretitos he? bueno lla me lo diras, sobre el papa llevas razon no tiene nada que ver uno con el otro y al rey le pasa o mismo un beso

    Respuesta
  • el septiembre 8, 2007 a las 4:07 pm
    Enlace permanente

    cariño te has ido a ver al papa a Mariachel,si has ido habras pasado mucho frio, por que hay niebla y todo que lo he visto por internet,yo estoy en casa hoy un beso

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.