Dejándonos la piel en el pellejo

9 de septiembre.- Imágenes del Danubio ayer por la tarde, a su paso por Viena. Para obtenerlas, hemos tenido que bajar hasta el corazón mismo de la noticia, ponernos de barro y cieno hasta los pabellones auditivos. Luchar por la instantánea.
Ese es el espíritu de Viena Directo.

4 comentarios en «»

  • el septiembre 9, 2007 a las 8:02 pm
    Enlace permanente

    cariño que fotos mas bonitas pero que miedo cuanta agua, que tal hoy en la montaña, un beso

    Respuesta
  • el septiembre 9, 2007 a las 8:02 pm
    Enlace permanente

    cariño que fotos mas bonitas pero que miedo cuanta agua, que tal hoy en la montaña, un beso

    Respuesta
  • el septiembre 9, 2007 a las 10:09 pm
    Enlace permanente

    ¡Oooooh! Así me gusta, Paco. Siempre al borde de la noticia, siempre intentando conseguir la foto más explícita, olé. =P Muy bonitas las fotos. ¡Dan ganas de irse para allí! Bueno, yo sigo con lo mío. Ich bin, du bist, er ist… (alemán petardaco el mío, no me serviría ni en una taberna guiri).

    Respuesta
  • el septiembre 10, 2007 a las 8:53 pm
    Enlace permanente

    Geniales las fotos. Cuando estuve en Viena no alcancé a ver el Danubio. Yo pensaba que estaba en mitad de la ciudad, como el Moldava y en realidad es algo así como el Manzanares (no en el caudal, claro).

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.