El enigma diabólico

Queridos Vienadictos:
Me voy de vacaciones hacia el sur. Hacia la España de mis amores. Durante los próximos diez días, el ritmo de publicación de VD se ralentizará un poco. Aunque dejo preparadas algunas cosas que irán saliendo durante estos días, además de las que yo contaré desde la Península.
Sin embargo, para que entretengáis las neuronillas, os voy a dejar un par de adivinanzas diabólicas de tema futbolístico (aprovechando lo de la Eurocopa, que no todo son crímenes en Austria).
Quién las acierte, como siempre, se llevará un bonito obsequio de la tierra de los valses, que le enviaré a mi vuelta.
Allá van:
La primera es facilita:

¿Por qué a los austriacos les gusta tanto la ciudad de Córdoba?

Y la segunda, quizá, es un pelín más complicadilla:

¿De quién es hijo el único chaval austriaco que se llama Jesús?(*)

(*)Hay que aclarar que ponerle en Austria Jesús a un niño es como ponerle Dios en España.

Vuelvo a casa el día 25, así que el 26, a más tardar, daré la solución.

Articulo publicado en Copa de la Vida con las etiquetas: . Guarda el enlace permanente.

Un comentario a

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.