Un grupo de escritores entrenando para la próxima Eurocopa
Doris está que se sale

1 de Julio.- Parafraseando que es gerundio: la Eurocopa se cerró y el mundo siguió andando. Los postreros petardazos de la fiesta se van apagando en la distancia. Ayer, en el distrito uno, se veían los últimos españoles despistados con las banderas a la cintura a modo de pareo; algunas familias que visitaban los escenarios de la gesta y, en general, el mismo civilizado silencio de costumbre, que ha vuelto a enseñorearse de estas calles. Nos hemos quedado un poco vacíos, con sensación de septiembre en las venas y una melancolía que pesa un poco a la altura de la boca del estómago.
Mientras visitaba las ruinas de la FanZone, me sorprendía yo de haber sucumbido al griterío deportivo. Es más: me sorprendí de lo bien que me lo había pasado sucumbiendo. “Quién te ha visto y quién te ve”.
Pensaba también que, durante años, los demás han vivido con esa posibilidad periódica de disolverse en una masa de gentes que vitorean al rojo o al blanco; y yo he sido siempre yo: sin posibilidad de disolverme. Lo cual no deja de ser un poco tostón.
“!No te jiba! A ver cuándo organizan una Copa de la Vida de escritores”.
Y me imaginaba la Rathausplatz de Viena rebosando de lectores vitoreando a los equipos en liza en la final. Los mejores escritores de la República Checa contra las más restallantes plumas de Francia, por ejemplo, en arriegado duelo en busca de las comparaciones más agudas, las lítotes más abracadabrantes, las hipérboles más cómicas. “Oé oé oé”.
¿Correría la cerveza en una Eurocopa literaria, o los puestos venderían absenta para los poetas, o güiskazo de garrafón, en atención a aquellos lectores amantes de la novela negra? ¿Cómo sería el merchandising de una copa semejante? En las estanterías de los supermercados: “Compre usted la pluma homologada de Günter Grass”, “Deléitese con el papel que Julián Marías utiliza para sus borradores”,”Nike: just write it”,”Ya a la venta el DVD Grandes Escritores del pasado: esta semana, García Lorca, más allá del Romancero Gitano”.
Todas las televisiones del mundo mandando corresponsales y Viena, hecha una Meca de las letras. Los opinadores, como siempre, produciendo titulares: “Con las hipotecas como están, y Zapatero se va a Viena a animar a los escritores españoles”, “Sarkozy, fotografiado leyendo: ¿Es que Monsieur Le President no tiene otra cosa que hacer?”; “El desmadre de Su Majestad tras el paso de España los cuartos de final: se encierra en su despacho con el equipo español y se aprenden de memoria el Larousse Illustré en serbocroata”;”Teo García y Pérez-Reverte dudas para el partido de esta tarde contra Alemania”, “Doris Lessing está que se sale”
Los comentaristas literarios, retransmitiendo los encuentros:
-España tiene posibilidades de pasar a semifinales, pero tenemos mucho miedo de la capacidad de los teutones para la semántica.
El seleccionador nacional:
Después de la Eurocopa, me voy a entrenar al Ateneo Literario de Gante porque estoy harto de que la gente diga que, conmigo, en la selección podría jugar hasta J.K. Rowling .
-¿No cree usted que utilizar en exceso el gerundio degrada la calidad de la prosa?
-Mi meta es la eficacia: sé que el gerundio está muy denostado porque es parte consustancial del lenguaje periodístico, pero a mí me pagan por llevar a España a la Final.

“Graves disturbios entre los ultras del feísmo urbano y los partidarios de Alfonso Ussía
“Iracundia entre los puristas por el creciente uso de anglicismos
La arquitectura efímera de la FanZone ha pasado a mejor vida, pero,¿Quién nos impide soñar? ¿Qué otras Eurocopas molaría tener?
Articulo publicado en Copa de la Vida, Europeo de Fútbol, Experiencias culturales, Realidades variopintas con las etiquetas: , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.