Abierto 24 horas

 
10 de Julio.- Michael Jackson va a ser enterrado con sus guantes blancos (¿Va a ser enterrado? ¿Ha sido ya enterrado? ¿Con o sin cerebro? En fin). A lo que vamos: que, para su último descanso, Michael Jackson llevará sus guantes blancos puestos cuajaditos, eso sí, de cristales Swarovski. Madre mía, qué alegría más grande. Austria también va a estar presente en este acontecimiento planetario de todo a cien (ahora, todo a un euro).
Mientras leía esta noticia que ha amenazado con parar el movimiento de la Tierra, pensaba yo que nuestra apariencia es una de las cosas sin las que no se puede entender el mundo en que vivimos.
Algunos ejemplos extraidos de los periódicos de los últimos días:
-Parece ser que hay una clínica (secreta) en la Rusia misteriosa en la que los bajitos pueden ganar hasta 8 cm de estatura a base de soportar durante seis meses (¡seis!) un dolororísimo tratamiento consistente en romper los huesos de las piernas y estirarlos mediante gatos ad-hoc. Afrontan, eso sí, el riesgo de padecer en el futuro dolores crónicos y artrosis pero a ellos, parece ser, les chupa un pie. Una de las personas que se han sometido (voluntariamente) a semejante tortura, comentaba que ahora está dolorida, pero que la gente la toma en serio; cosa que antes no le sucedía. Desde que ha dejado de verse a sí misma como una pigmea desesperada, vive feliz.
La presidenta de Filipinas, ha aprovechado que por su país también ha pasado el circo de la gripe cochina para enmascarar una operación mamaria. Parece ser que, al tiempo que animaba a sus gobernados a quedarse en casa para no extender la epidemia letal, ella se metía en un quirófano para intentar parecerse más a la mujer que sueña ser. Al descubrirse el pastel, los cimientos del Estado filipino han temblado de púdico escándalo. Cuando leí la noticia, me pregunté: ¿Pero es tan horroroso que una señora se ponga o se quite pecho para tener que aprovechar una pandemia para taparlo? ¿Es que en un país que es una de las mecas del turismo sexual no hay cosas más escandalosas? ¿La pobreza? ¿El subdesarrollo, por ejemplo? ¿O es que estas cosas se consideran tan irremediables, tan naturales como los tifones, que los filipinos sólo se preocupan de si su presidenta tiene más o menos peras?
En el área local: el metro vienés, coincidiendo con los hábitos morigerados de los habitantes de esta ciudad, cierra a las doce y media o la una –no estoy seguro-; de cara a las nuevas elecciones municipales y al objeto de que el electorado sepa que se preocupan por él otras personas además de los gobernantes socialistas, el grupo municipal popular ha lanzado una campaña (cuya foto encabeza estas líneas) pidiendo que el metro vienés funcione, de viernes a domingo, durante las veinticuatro horas del día. No se les ha ocurrido otra cosa que poner a una chica en top-less y a un chavalito con pinta de surfero; ambos sujetando un cartel en el que puede leerse “Tráfico durante 24 horas los fines de semana” que en español traduciríamos por “abierto 24 horas los fines de semana”. Que el chico exhiba este lema no les ha parecido mal a los guardianes de la corrección política pero que una chica en top-less y expresión retadora sostenga un cartel que ponga “abierto 24 horas” les ha remitido a) al sexismo y con razón, y b) al negocio más antiguo del mundo. En el OVP han contestado, aduciendo que ellos no ven ningún tipo de sexismo en la campaña. Es más: su argumento ha sido, en mi opinión, peor que la enfermedad: han dicho que el chico no va desnudo de cintura para arriba porque no quedaba bonito pero que en el caso de una mujer de esa edad y esa morfosintáxis, un top-less siempre queda bien (poco más o menos: la literalidad no era esta, pero el espíritu, sin duda, sí).
-Por último: no sé lo que ha pasado en Honduras exactamente (uno no tiene obligación de estar informado de todo) ni quisiera tener que juzgarlo, pero sí sé que, este país paupérrimo tiene ahora un pequeño exceso de presidentes –dos-; el primer presidente por orden cronológico decidió dar una rueda de prensa para explicar el atropello cometido con él y lo hizo, queridas lectrices y queridos lectores, en pijama. Lo cual le quita, a mi juicio, toda seriedad a la cosa. Parece ser que él quería dar pena diciendo que le habían echado del país sacándole prácticamente de la cama. Pues bien: el muy…El muy presidente de él, no dio la rueda de prensa con un pijama medio normal (¿Será un modelo lujoso en el campo de la moda hogar tegucigalpense?) sino con un modelo que en España conocemos como eskijama.
Ya decía el tito Oscar (Wilde) que sólo los tontos no se dejan guiar por las apariencias. Nada más que por haber aparecido así ante la prensa yo creo que este señor no se merecería que le volvieran a dar la responsabilidad de gobernar un país.
Los eskijamas, en ciertos contextos, deberían ser considerados punibles.
¿O no?

2 comentarios en «Abierto 24 horas»

  • el julio 12, 2009 a las 10:52 am
    Enlace permanente

    ¡Cómo está el mundo! que diría una señorona saliendo de la peluqueria con mas laca que un aparador japones.
    Michael me la trae al fresco, es territorio abonado para cualquier marcianada, por parte de su familia o de casi cualquiera, y cuanto mas raro mas eco en “la prensa”.
    Lo de las extensiones de piernas es ya una operación vieja, lleva años pacticandose, hay por ahí un documental denuncioando la discriminación por motivos de tamaño que me hizo tomar conciencia de un problema que no veía, que creo que es el que subyace.
    Filipinas es un mundo bizarro donde los haya.
    ¿recuerdas la chica del membrillo?.
    lo del presi de Honduras huele a Chavismo, pero el hombre tiene razón, a la oposición le ha perdido “las formas”, al tiempo acabará en esquijama en “Alo presidente”.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.