Ventanas a Viena

El bonito obsequio que ha ganado uno de mis lectores: un Buch en el que se muestran muchas fotos de este país que tiene tanto que ofrecer

3 de Octubre.- Tal día como hoy, fiesta de la reunificación de Alemania, en un ático del Höher Markt -lugar en donde se encontraba la empresa en donde estaba trabajando,más castizo imposible- nació Viena Directo.
Este blog, en el que tanto trabajo (pero que me da TANTÍSIMAS alegrías) nació, en principio, de la pereza.
Me pasaba la vida escribiendo correos a diferente gente contándoles más o menos las mismas cosas, así que, como idea inicial, pensé que sería bueno poner lo que contaba en un sitio en donde pudiera leerlo todo el mundo y así, darle menos a la tecla.
Pero las cosas, como suelen suceder, salieron un poco de otra forma. Seguí escribiendo correos y, ya que estaba, continué redactando el blog.
A través de él, se puede ver cómo ha evolucionado la persona que escribe estos textos todos los días. Sobre todo, porque durante los primeros meses, hay una alta proporción de entradas que tratan de política internacional (española). Un tema que, en el Viena Directo actual, ha cedido su protagonismo a otros asuntos de la realidad local.
Pero lo mejor que Viena Directo me ha traido es que he conocido a mucha gente que, en otras circunstancias, me hubiera perdido.
Esa es la razón de esta entrada: homenajear a todas las personas que, principalmente desde Europa, aunque también desde hispanoamérica, dedican dos minutos a escuchar (a leer) lo que tengo que decir.
A todos vosotros, MUCHÍSIMAS GRACIAS. Es imposible decir con palabras lo agradecido que me siento y lo mucho que me dáis.
Y ahora, las fotos: la primera es de Te de Llimona, comentarista habitual, desde Barcelona (España)
Desde mucho más cerca (la misma Viena) me escribe Pyro, que me envía esta foto de la mesa desde donde lee Viena Directo. Ich freue mich schon auf esos vinos en el SQ 🙂 a ver cuándo sacamos un ratillo.
Noema, desde Berlín, me envía esa foto del lugar desde donde me lee y desde donde también redacta su sabroso blog, intercultura y cocina, que recomiendo a todos mis lectores.
m., una de mis comentaristas más antiguas, me envía esto desde Cataluña (España). Una mesa de trabajo llena de libros y de música.
Y Mar y Toni, desde Salzburg, redactores también de un blog estupendo,me mandan esta foto que, en mis actuales circunstancias (tengo un catarrazo brutal) me conforta: una imagen con infusión calentita y luz otoñal.
( Por cierto, y ahora que hablamos de infusiones: he descubierto por casualidad que hay una infusión para embarazadas (un Kräuter Tee de estos) que está de muerte. Lo que es equivocarse en el supermercado. Si la encontráis por ahí los que vivís en Ausria compradla. Con miel, resucita a los muertos).
María, directamente desde Donosti (España) me manda una foto de su mesa de trabajo que es, como puede verse, la de una mujer atareada a la que, además, le gusta la fotografía -doy fe de que hace fotos muy buenas-
Mi señora madre, bloguera ella también, me manda una infrecuente imagen de mi ciudad natal, San Sebastián de los Reyes, bajo la nieve. El edificio que se ve es el ayuntamiento y la calle que se abre a la izquierda, después del edificio rojo, se llama Calle del Viento -qué frío hacía cuando éramos niños y teníamos que pasar por ella-
Desde La Coruña (España) Maite me envía esta imagen de su mesa de trabajo con la portada de Viena Directo bien visible. Por cierto, y aunque te contestaré a tu correo, te diré que no sabía yo que los móviles hicieran fotos así de buenas. Mi ladrillo, te puedo asegurar que no jajaja. Saludetes.
Emilio, desde Granada, me envía una foto del Patio de los Arrayanes de la Alhambra de , esa joya única en el mundo. Emilio, también es de allí y estuvo en Viena hace algún tiempo.
Y ahora, llegamos al momento que todos mis lectores han estado esperando durante estos días. La mano inocente ha sacado un papelito y en él estaba escrito el nombre de Maria, de Donosti, a la que pido que me envíe un correo con una dirección postal para poder hacerle llegar el obsequio.
Yo, entretanto, voy a celebrar este gozoso aniversario planchando (porque la situación se ha hecho insostenible y estoy a punto de la catástrofe textil). Me veré unos cuantos episodios de Roma, para consolarme.
Saludos mil a todos y, como siempre, HASTA MAÑANA.
Gracias por estar ahí.
PRIMERA ACTUALIZACIÓN: Mi hermano, el padre de Ainara, también ha querido unirse a esta celebración y me ha enviado esta foto del lugar desde el que me lee todos los días y desde el cual, también, levanta la economía de España :-). Muchas gracias, hermano. Cuidate mucho.

4 comentarios en «Ventanas a Viena»

  • el octubre 3, 2009 a las 1:31 pm
    Enlace permanente

    Oooooh, Paco, qué ilusión me ha hecho ver mi foto ahí con la Sagrada Família 🙂 Muchas gracias! Y enhorabona por tu tercer aniversario. Se puede decir que tu blog goza de un estupendo estado de salud.

    A seguir pa'lante!

    Respuesta
  • el octubre 5, 2009 a las 10:08 am
    Enlace permanente

    Gracias, gracias… Me ha gustado ver mi foto en tu blog, y me ha encantado que me llames mujer atareada en vez de caótica…. ;-D
    Y además me ha tocado el libro. ¡Biennnn!
    Zorionak zuri, zorionak zuri… y que cumplas muchos más.

    Respuesta
  • el octubre 5, 2009 a las 5:10 pm
    Enlace permanente

    Tendré que mandarte yo una también. (Antes tendré que ordenar esta mesa de despacho tan desastrada que tengo siempre, o sea, que no sé cuándo haré la foto…) Oye, ¿cuándo salías en la tele? ¿O ya has salido y nos lo hemos perdido?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.