Diez consejos para integrarse (mejor) en Austria

Ha llegado la primavera
A.V.D.

 

¿Acabas de llegar a Austria? ¿Llevas unos meses pero tienes la sensación de que todas las puertas se te cierran y no sabes por dónde empezar? Quizá estos consejos te ayuden

8 de Febrero.- Creo que para emigrar a otro país y tener éxito, la voluntad de integrarse es fundamental. Por eso me he decidido a escribir este texto, con un decálogo personal para integrarse, no solo en Austria, sino en cualquier país extranjero. He aquí la experiencia propia y ajena condensada en diez fáciles puntos:

 Primero: Repite conmigo “Ya no estoy en España”. Esto puede parecer una chorrada, pero muchas veces se nos olvida que las reglas que regían allí y también la comodidad que daba conocerlas se desvanecen en el aire cuando uno está en un país que no es el suyo. Aprender a aceptar este hecho es el primer paso de la integración.

 Segundo: esfuérzate en aprender el idioma del país. Destierra el inglés. Para siempre. Para ello hay muchos métodos (depende también del oido de cada uno) pero la experiencia dice que el mejor es este: échate un/a novio/a aborígen. Mi amigo J. dice siempre que, para aprender un idioma, lo mejor son los diccionarios rubios, y es muy probable que tenga toda la razón.

 Tercero:  y un poco consecuencia de lo anterior, trata de tener todos los amigos aborígenes que puedas (aunque no te acuestes con ellos/as).

 Cuarto: por lo menos al principio, huye de la compañía de otros españoles. Particularmente, de los que gustan de sentarse a realizar actividades típicamente españolas como hablar de política y conversar en círculos sin llegar a ninguna parte. Si eres catalán, pon pies en polvorosa nada más ver a uno de esos que dan el coñazo hablando solamente de lo que echan en TV3. Si eres gallego, huye de los Gaiteros Viajeros. Si eres madrileño, de los Abonados a la Feria de San Isidro Por el Mundo. Si canario, tápate los oídos para no escuchar hablar del mojo picón y las papas arrugás. Y así sucesivamente, ponga aquí cada uno su hecho diferencial. Ellos no lo saben, pero solo viven en Austria de cuerpo, de espíritu no se han movido de su casa. Y ya se sabe, si hay que ir, se va, pero ir pa ná es tontería.

 Cinco: cuando te levantes a ti mismo la veda de tener amistades españolas, huye también de aquellas personas negativas que critican el país de acogida por sistema y que lloran por los rincones pensando en la marcha, el tapeo y la tortilla de patatas. Son robaenergías y, en el proceso de integrarse, es fundamental tener toda la energía de la que se pueda disponer. Por no hablar de que nunca serán felices y tú, lo que quieres por encima de todo, es construir una vida en Austria y ser feliz.

 Seis: busca en ti cualquier rastro de nacionalismo y elimínalo concienzudamente. Porque el nacionalismo es, por definición, paleto. Y porque estorba para ver las bellezas del sitio al que has llegado. Ningún país es mejor que otro, ningún trozo de la tierra es más bonito que otro. Ninguna persona es mejor que otra por hablar un idioma o haber nacido en determinado sitio. Sé ciudadano del mundo. Atrévete a ser persona.

 Siete: imagina que eres un investigador que tiene que reunir información para los que vengan detrás de ti. No ceses de aprender, investiga todo lo que puedas, memoriza hasta las informaciones más tontas. Con los países, como con las personas, conocerlos (bien) es amarlos.

 Ocho: intenta vivir cada día como una aventura y cada nueva experiencia como un regalo que te permite saber gratis de cosas en las que, de otra forma, tendrías que invertir mucho tiempo en aprender. Sé paciente y optimista sobre todas las cosas. Aunque a veces pueda parecer que no, las sombras están vencidas de antemano por la luz.

 Nueve: pierde totalmente el sentido del ridículo y aprende a reirte de ti mismo. Que hablas como Raffaella Carrá, vale ¿Y? ¡A ti qué te pica! Y así con todo.

 Diez: de los nueve anteriores, coge solo los consejos que te sean útiles. Busca tu propia vía. No quieras llegar a ser como nadie. El viaje es el camino. No la meta.

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres enterarte antes que nadie de lo que pasa en Viena Directo?¡Síguenos en Facebook!

Articulo publicado en Aspectos prácticos con las etiquetas: , , . Guarda el enlace permanente.

18 Responses to Diez consejos para integrarse (mejor) en Austria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.