Viena a las tres: el himno alemán que no lo es tanto

Estatua de Josef Haydn en VienaCuando se ven películas documentales antiguas con sucesos de, por ejemplo, la primera república austriaca (1918-1938) muchas veces sorprende que, de pronto, empieza a sonar el himno alemán. Pero ¿Es el himno alemán? No,señora. Sino la llamada Kaiserslied, que fue el primer himno austriaco, y que tiene una historia curiosa.

En 1796, Josef Haydn, el Michael Jackson del siglo XVIII, una estrella internacional que, aparte de ser el hilo musical humano de la familia Sterhazy era, además, un reputado concertista que viajaba por todo el mundo, estuvo en Londres para recibir un doctorado honoris causa por la Universidad de Oxford. En el transcurso de esta visita, escuchó el God Save the King de Hendl. Cuando llegó a Austria, recibió de un aristócrata pelota el encargo de componer una melodía, regalo de cumpleaños, para el káiser Francisco I (el que acabaría siendo suegro de Napoleón y abuelo de su único hijo). La tituló Gott Erhalte Franz, der Kaiser (Dios guarde a Francisco, el emperador). El público se la cantó por primera vez, con otro texto, al emperador, cuando este entró a una representación de ópera en febrero de 1797, con ocasión de su cumpleaños. Eso sí, con otro texto. A partir de ahí, la melodía, que conocen todos mis lectores, se usó para todos los emperadores, hasta que, en 1918, se abolió la monarquía y se le puso una letra más de acuerdo con los nuevos vientos.

El pobre Haydn, triste por haber perdido el control de su musiquilla y no cobrar un duro de derechos, utilizó la melodía para el segundo movimiento de su cuarteto de cuerda, opus 76 el cual estuvo interpretando hasta muy avanzada edad casi diariamente (en el vídeo, a partir del minuto 7 aproximadamente)

Sobre la melodía de Haydn, escribió August Heinrich Hoffmann von Fallersleben en agosto de 1841 la llamada “canción de los alemanes”, que en 1922 fue proclamada himno nacional alemán (otro día hablamos de los tiras y aflojas entre alemanes y austriacos por ver quién se quedaba con el himno).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.