Montur und Pulverdampf 2014

Soldado napoleónicoEn el Museo del Ejército de Viena se celebra cada año un fin de semana de exhibiciones de pertrechos militares de época. Es un poco friki, pero supervistoso.

13 de Julio.- El reportaje de hoy, como saben todos los lectores de Viena Directo que son fans del blog en Facebook, ha estado a punto de no realizarse. Hoy, me disponía yo a ir al Arsenal –museo del ejército austriaco- a cubrir el Montur und Pulverdampf 2014 (o sea, esa reunión de gente friki que se dedica a jugar a los soldaditos todos los años) cuando, a mitad de camino, ha empezado a llover con auténtica mala leche sobre esta bonita ciudad que ya recibe suficiente agua del Danubio.

Ha llovido tanto que me he tenido que volver, empapado, a casa. Después de comer, cuando el cielo ha abierto un poco, y ya sin muchas esperanzas, he cogido la cámara y me he acercado de nuevo al Arsenal. Efectivamente, aún estaban allí los señores disfrazados de soldados de diferentes épocas –desde la edad media hasta la primera guerra mundial-, las mujeres disfrazadas de reinas, de burguesas, de posaderas, de comerciantas, de artesanas, y los niños saltando por unos charcos que casi les llegaban a media pierna.

Como todos los años, había de comer y de beber, había exhibiciones de armas, había música (unos gaiteros muy salados) etcétera.

Entre sesión y sesión de fotos –hemos tenido, al final, hasta un rato en que ha salido el sol y en donde ha brotado esa luz vespertina que a mí me gusta tanto y que Toni y Mar, fotógrafos ambos de la Escuela Española de Fotografía, llaman “la luz Paco”- me he acercado a ver la nueva exposición sobre la primera guerra mundial que hay dentro del museo (en realidad una reorganización de las espléndidas colecciones con las que cuenta). Por favor, si no habéis ido ya, id. Es superrecomendable. Una exposición moderna, didáctica, espectacular. Para mí, el Museo del Ejército es uno de los mejores de Viena, junto con el Technisches Museum. Es uno de los museos que no hay que perderse si uno viene aquí. En fin, aquí dejo las fotos que han estado a punto de no hacerse y espero que las demás (que podréis ver si pincháis en las que he puesto) os gusten.

Articulo publicado en Cultura con las etiquetas: , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.