La Ostarrichi-Urkunde

MedievalHoy le echaremos un ojo al nacimiento de “la marca Austria”. Una historia apasionante.

1 de Noviembre.- Hoy es un día especial en la Historia de Austria. Tal día como hoy, hace 1018 años (que se dice pronto) se registró por primera vez el nombre que hoy lleva EPR.

El documento, por cierto, no se encuentra en Austria, sino en el Archivo Estatal de Munich y se llama, en lengua vernácula la “Ostarrichi-Urkunde”. Se trata de un documento por el cual el emperador le cedía unas tierras a los sucesores del Margrave Leopoldo I, el cual era vasallo suyo. La misión que el emperador les encomendaba a estos señores, a los que hay que imaginarse toscos y naturalmente analfabetos, no era ni la fundación de un Estado –las tierras pertenecían al emperador- ni tampoco de un “imperio”, como podría sugerir la palabra Reich, sino simplemente, que quedara claro que a ellos les pasaba el marrón de civilizar unas tierras que, por el paso de los bárbaros avaros y los bárbaros húngaros habían quedado hechas un solar.

El documento que se encuentra en el archivo de Munich fue extendido por el emperador Otón III y en él le cede al obispo Gottschalk de Freising -¡Quién sabe dónde estará el pobre!- una propiedad a la vera del Ybbs, así como otras treinta propiedades (y aquí viene lo importante) “en la región que la voz del pueblo conoce como “Ostarrichi””. De este Ostarrichi, vendría posteriormente la voz Österreich, que designa a este país en la lengua que hablan sus habitantes.

La Urkunde se hizo muy importante, sobre todo, después de la segunda guerra mundial y los primeros responsables de la II República, con el canciller Figl a la cabeza, la utilizaron para fortalecer –y aún crear- el aún débil sentimiento patriótico austriaco –débil sobre todo porque aún se encontraba muy contaminado por la propaganda nazi-. En 1946, el mismo canciller Figl, en el discurso que celebraba los 950 años de la firma del documento, señalaba que los austriacos son “una nación” –qué de actualidad están sus palabras- diciendo esto (escuchemos la voz de los Supertacañones):

“Ein Volk, das etwas Eigenes darstellt in Europa, kein zweites deutsches Volk, nein, ein neues, ein österreichisches Volk“.

O lo que es lo mismo:

“Un pueblo, que representa algo propio en Europa. No un segundo pueblo alemán, no, sino un pueblo nuevo, austriaco”.

Ahí queda eso.

 

2 comentarios en «La Ostarrichi-Urkunde»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.