5 propósitos para 2016

JosefstadtCinco objetivos para 2016 ¿Los cumpliré (los cumpliremos)? El día 31 de Diciembre del año que viene se verá.

31 de Diciembre.- Quedan apenas unas horas (siete, en estos momentos) para que 2015 nos diga adiós con el corazón. Aprovechando esta oportunidad, yo quisiera confesarle a mis lectores un secreto: cada año, Nochevieja me da más pereza. Mira que he conseguido superar lo del bajón que me da la navidad, pero Austria no ha podido reformarme en lo de la San Silvestre vienesa. Es pensar que esta noche tengo que estar levantado hasta tarde solo por obligación y de lo que me entran ganas (!Alguna vez lo haré, si Dios quiere!) es de ponerme el pijama, el gorro con la borla en la punta, cogerme un buen libro y meterme en la cama. Ocho horas después, fresco como una lechuga, levantarme mañana, día uno, tempranico (yo, que odio madrugar) y hacer una cosa sana, como por ejemplo irme a hacer deporte y gozar de la maravillosa sensación de saber que uno no va a tener resaca y de que la cabeza le va a funcionar como debe.

En fin. Como no queda más remedio que pasar esta noche como mejor se pueda, he decidido compartir con mis lectores mis propósitos para el año que empieza. Año que será, por cierto, el décimo (!El décimo!) durante el cual Viena Directo les acompaña. El día 4 de Octubre de 2016 será el día número 3654 en que, si Dios quiere, si mis fieles lectores le dan al F5, encontrarán un artículo nuevo.

Así pues:

Madrid

Propósito número 1: celebrar el décimo aniversario de Viena Directo de una manera especial. Aún no se me ha ocurrido cuál, pero acepto sugerencias. Me tienta mucho lo del flash-mob. Por ejemplo, juntarnos todos un día delante del edificio en que Viena Directo nació. Pero la verdad, me da cosa de que vayan a meterme en chirona por convocar una manifestación ilegal. De todas maneras, si alguno de mis lectores se le ocurre algo, pues ya sabe, que me escriba un mensajito.

FotobernalviennaPropósito número 2: hacer, por lo menos, una sesión de fotos semanal como fotógrafo. Como saben mis lectores (tan fieles como pacientes), a partir del 1 de Noviembre de este año, me hice emprendedor (bueno, dado mi volumen de negocio, sospecho que lo que me hice fue „emprendedorcito“) pero bueno: espero que durante los doce meses que vienen, algunos de mis lectores me den oportunidad de hacer lo que mejor se me da y de ponerle ilusión y ganas a hacerles retratos a ellos o a sus niños o a sus negocios, o dejar inmortalizados para la posteridad sus bodas o sus eventos o aquellos acontecimientos personales o públicos que ellos quieran que tengan un tratamiento personalizado. En esto, como en lo anterior, me tienen a su disposición.

Asimismo, si hay lectores que quieren animarse al „modelaje“ y les apetece acerlo sobre la base del TFP (Time For Pictures) que no duden en escribirme y, si llegamos a un acuerdo, pues con mucho gusto.

Propósito número 3: Viena es la ciudad de la música y, la verdad, si uno no sabe música y vive en esta ciudad, está un poco incompleto. Por eso, otro de mis propósitos para el año nuevo es sacar más ratos para estudiar las lecciones que me da mi profe, el nunca suficientemente ponderado Alejandro Escuder (aquí, su página web).

Propósito número 4: volver a hacer radio. Muchos de mis lectores me preguntan mucho por el podcast de Viena Directo „Zona de Descarga“ y me comentan que lo echan mucho de menos porque se reían mucho con él. Pues bien: espero que durante el 2016, más pronto que tarde, podamos ponernos de nuevo delante de los micrófonos para hablar de Viena, de Austria y de lo divino y de lo humano y, por supuesto, para echarnos unas risas, que siempre fue el objetivo primordial del programa.

Propósito número 5 y primordial: intentar que Viena Directo se acerque cada día más a su ideal que es el de ser un espacio de reflexión sobre esto y aquello (relacionado, en general, con Viena y con Austria); un cajón de sastre en donde el lector ilustrado encuentre cada día un asunto expuesto de manera decorosa y el lector que desee ilustrarse encuentre la manera de hacerlo de una manera fácil, amena y sencilla. Y los dos, que lean los artículos y, siempre que el tema lo permita, terminen la lectura con una sonrisa.

Queridos lectores: muchas gracias por estar ahí un día más y todo lo mejor para este año que empieza. Sin vosotros, esta locura diaria no sería posible.

feliz 2016

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.