29.03.2020 Últimas noticias

Últimas cifras en Austria. Estados Unidos ¿Cuántos enfermos hay en Austria de verdad? Alemania y la Economía de Pandemia. Sebastian Kurz se explica (o así). Los médicos vieneses reciben suministros. Repatriaciones.

29 de Marzo.- Muy buenos días a todos y bienvenidos, como ya viene siendo habitual, a la primera edición de hoy de Viena Directo, con todas las noticias a propósito del coronavirus en español.

Como siempre empezamos por las cifras de nuevos positivos en Austria. A las ocho de la mañana de hoy, según el monitor en tiempo real del Ministerio de Sanidad austriaco, había 8.291, lo cual representa un 7,7 por ciento más en relación al dato que aportaba ayer el Ministerio de Sanidad. Este dato (que conviene tomar con todas las cautelas que explicábamos ayer) es el mejor en los 14 días que llevamos de medidas de reducción de los contagios.

Veremos si mañana, cuando los laboratorios vuelvan a su actividad normal, la cosa se confirma.

En estos momentos hay 931 personas ingresadas en hospitales austriacos debido a la infección y, de ellas, 187 están necesitando terapia intensiva. En lo que llevamos de la epidemia 86 personas han fallecido y 479 se han recuperado.

muñeco de jugador de fútbol americano

-El centro de la preocupación mundial a propósito del coronavirus se está trasladando de Europa hacia los Estados Unidos en donde no solo aumentan los nuevos casos a gran velocidad, sino que, además, como todo el mundo sabe, rige un modelo sanitario neoliberal en el que la sanidad pública solo cubre un número muy bajo de prestaciones. En los Estados Unidos ya se ha roto la barrera de los 100.000 infectados y pronto es de temer que los muertos se cuenten por millares (ya ha habido, según las informaciones disponibles, 2000 muertos en los Estados Unidos).

El presidente (o así) Donald Trump, entretanto, no considera necesario implantar la cuarentena en Nueva York, uno de los epicentros de la pandemia en tierras americanas. También en los Estados Unidos se ha producido un caso hasta ahora inédito. Un bebé ha muerto a consecuencia de la pandemia de coronavirus. Se trata del primer caso registrado, porque, como es bien sabido, la enfermedad ataca sobre todo a las personas mayores, sobre todo a partir de los sesenta y cinco años.

Entretanto, el embajador de los Estados Unidos en Viena ha declarado al Kronen Zeitung que está muy contento de encontrarse en Austria (no hace falta que lo jure, el hombre) y se ha congratulado de lo bien y lo rápido que ha actuado y está actuando el ejecutivo austriaco.

Como Donald Trump lea estas declaraciones (aunque los expertos no se ponen de acuerdo sobre si Donald Trump sabe leer) se le va a caer el janderguander mor and grauenau al embajador.

-Mientras tanto, en Europa y más concretamente en Austria, la gran pregunta es cuántas personas hay de verdad infectadas por coronavirus.

Como ya explicábamos ayer, entre que se realizan menos tests de los que quizá se deberían y entre que los criterios de a quien se testa son diferentes aquí y casi en cada provincia, la verdad es que hay enorme confusión al respecto.

Ayer, en el telediario de máxima audiencia de la televisión pública austriaca, la epidemióloga Eva Schernhammer dijo que ese „número opaco“ (dunkelziffer) es, sin duda un gran problema, y que dificulta mucho saber la verdadera dimensión de la epidemia. Según la experta, en estos momentos puede haber en Austria 16.000 infectados.

De cualquier manera, insistió en que esta situación va a prolongarse bastante y que el verano de 2020 va a ser distinto de todos los veranos.

-En Alemania, nuestro vecino de arriba, también ha aumentado el número de casos y numerosas fuerzas políticas ya han pedido que se instaure, mientras dure todo esto, una „economía de pandemia“ espejo de la „economía de guerra“. Esto es: que las empresas de producción de medicamentos y equipamiento sanitario pasen a ser controladas por el Estado. Al ser Alemania, como todos sabemos, una república federal, las competencias están transferidas a los diferentes Länder. Las fuerzas políticas progresistas, el Partido Socialista alemán más en concreto, están pidiendo que se centralice la gestión de la epidemia.

En Alemania, como todo el mundo sabe, hay muchos casos detectados y muy pocos muertos, pero porque se hacen muchos tests. Desde el principio, el Gobierno alemán se ha concentrado en la detección temprana, al objeto de luchar contra esa cifra opaca de la que hablábamos un poco más arriba. Sin embargo, todo el mundo es muy consciente de que lo peor está por llegar y de que la detección temprana lo único que permite es ganar tiempo. El Gobierno de Berlín lleva ya casi un mes acopiando material y fortaleciendo un sistema sanitario que, si bien es muy robusto, no es ilimitado. Una de las medidas que tomó fue, por ejemplo, tratar de prohibir la exportación de material sanitario a otros países de la Unión, por ejemplo, Austria (ver más abajo lo mal que le pareció a Sebastian Kurz esta medida).

-Uno de los problemas en las zonas más castigadas por la pandemia es encontrar lugares para poder trasladar a los enfermos. En Austria, por ejemplo, el Gobierno anunció ayer que se habilitarían las clínicas de rehabilitación para hacer hospitales de campaña provisionales. Se ha habilitado también la feria de Viena y en muchos hospitales se han utilizado canchas deportivas y otros espacios ahora (lógicamente) en desuso para poner camas a la espera de que la epidemia alcance su máximo (que quiera Dios que sea pronto).

En Italia, la Iglesia católica ha puesto a disposición del Gobierno todos sus inmuebles,Iglesias incluidas para hacer frente a la pandemia. Muchos religiosos están falleciendo por cuidar a personas a las que nadie más quiere o puede cuidar. Por ejemplo, en residencias de ancianos en España.

-Sebastian Kurz ha hecho hoy una pausa en la lucha contra la epidemia del coronavirus para concederle una entrevista al periódico de más tirada en Austria, el Kronen Zeitung (el periódico de más tirada en Austria, que no el mejor, como todo el mundo sabe). En declaraciones a este medio, Sebastian Kurz ha dicho que, cuando todo esto se acabe, la Unión Europea tendrá que enfrentarse a una discusión autocrítica en lo que se refiere a la solidaridad entre sus miembros.

Ha referido el caso, por ejemplo, de un camión cargado de equipamiento sanitario, ya pagado, que se pasó en la frontera alemana retenido, quince días, mientras Alemania decidió levantar las restricciones a la exportación de productos farmacéuticos.

Por otro lado, y sin hacer caso de las críticas ejercidas por los Gobiernos italiano y español (apoyados por otros nueve países), Kurz ha rechazado la solución de emitir los conocidos como „coronabonos“ o sea, deuda emitida por la Unión Europea y ha dicho que para salvar países, ya existe un mecanismo: el fondo de garantía o rescate con el que ya se sacó a la economía griega de los números rojos.

-A partir de mañana, los médicos vieneses van a recibir una nueva remesa de artefactos de protección (máscaras, trajes, etc) 8500 máscaras FFP2 y 40.000 mascarillas de quirófano (en Latinoamérica también conocidas como tapabocas). Los médicos vieneses (y los médicos austriacos en general, recordemos el dramático llamamiento del presidente del colegio de médicos austriacos, Thomas Szekeres) se habían quejado de falta de equipamiento sanitario. Las máscaras, por cierto, han sido donadas por la cadena distribuidora de muebles Ikea y por el AMS -servicio público de empleo-.

-El Ministerio de Asuntos Exteriores austriaco ha hecho público también un balance de los vuelos de repatriación que se han venido llevando a cabo durante estas últimas semanas. Hasta ahora han sido 32, desde todos los puntos del planeta (ayer, por ejemplo, informábamos a propósito de un vuelo de repatriación desde el Perú).

Sin embargo, todavía quedan muchos austriacos por esos mundos. Las autoridades cifran en veintitresmil quinientas las personas que no han podido todavía volver a su casa o en compañía de sus familiares.

Con esto me despido hasta las siete de la tarde, momento en el que estaré en directo vía Facebook para contestar a las preguntas de mis lectores y para darles las últimas noticias también.

Hasta entonces, a seguir bien todos y, sobre todo, a cumplir con las precauciones necesarias. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.