Reglas más estrictas para la hostelería en Viena

Nuevas reglas para la hostelería vienesa – nuevos Gürgelbox

17 de Mayo.- Hoy me gustaría empezar con una buenísima noticia.

A pesar de que los fines de semana, como todos sabemos, se testa menos, en las últimas veinticuatro horas, o sea, entre las nueve de la mañana de ayer y las nueve de la mañana de hoy se han registrado en Austria solamente 476 nuevas infecciones por coronavirus.

Es el dato más bajo desde el 14 de Septiembre del año pasado.

La incidencia a siete días está en los 63 casos (recordemos que el nivel que los expertos consideran „seguro“ es de cincuenta casos por cada cienmil habitantes).

Como digo, son muy buenas noticias, pero en ningún momento significan que tengamos que bajar la guardia.

Otra buena noticia también para aquellas personas humanas a los que no les guste que les metan palitos por la nariz.

Hasta ahora, se podían hacer tests de gargarismos mediante la campaña „Alles Gurgelt“ en la intimidad de los hogares de cada uno.

Pues bien: a partir de mañana, en la ciudad de Viena también se podrán hacer gárgaras en contenedores habilitados al efecto.

Se llaman Gürgel-box y habrá diez repartidos por toda la geografía de esta bonita capital que el Danubio riega con sus cantarinas aguas.

¿Cómo va a funcionar la cosa?

Para poder hacer las PCR en estos boxes habrá que pedir cita bien por teléfono u onláin y luego efectuar los tests ante una cámara.

El resultado tarda veinticuatro horas y se puede elegir recogerlo en el mismo container o que te lo manden por correo electrónico.

Todo son ventajas.

Los containers reemplazarán a las Teststrassen en donde la gente con síntomas gripales podían acudir para quedarse tranquilos y saber si lo que tenían era el virus malandrín o un catarro inofensivo.

Este procedimiento también está pensado para las personas que encuentran molesto que les toquen las narices y para aquellos que encuentran toda la parafernalia de la webcam demasiado complicada.

Como ha dicho el alcalde de Viena, personas mayores, aunque no solo.

Como sabéis también, según las reglas que entran en vigor mañana, los trabajadores de la hostelería deberán testarse por lo menos una vez a la semana, pero los diferentes länder confederados podrán instaurar reglas alternativas siempre y cuando sean más estrictas.

Este será el caso de Viena.

Los trabajadores de la hostelería de Viena deberán tener en todo momento un test negativo válido o si no tendrán que trabajar con mascarilla FFP2.

Recordemos que la validez de los tests es la siguiente:

Las PCRs tienen una validez de 72 horas

Los tests de antígenos hechos por profesionales, 48.

Los autotests 24.

Aquellos trabajadores que tengan un test válido (negativo, por supuesto) podrán trabajar con una mascarilla quirúrgica normal o cubrebocas).

Esta norma, por cierto, es de obligado cumplimiento no solo para las personas que trabajen cara al público sino también para todos los empleados de los locales.

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.