El signo de los cuatro

Uno de los secretos mejor guardados de Austria ha dejado de serlo hoy. Se han conocido los nombres de las cuatro personas con el trabajo más estresante de Austria.

17 de Febrero.- Como ya adelantaba en Facebook, hoy se han cubierto los cuatro puestos de la comisión, dependiente de la cancillería austriaca, que hará el seguimiento de la aplicación de la ley de la vacunación obligatoria.

Recordemos que dicha ley entró en vigor hace unos días, después de pasar por un amplio periodo de consultas, durante el cual obtuvo un amplio consenso (participaron en esas consultas representantes de prácticamente todos los estamentos de la sociedad austriaca). La ley pasó todos los trámites parlamentarios exigibles, obteniendo una amplísima mayoría y fue firmada por el Presidente de la República.

En la ley está previsto que, a partir del 15 del mes que viene, todos los ciudadanos residentes en Austria puedan ser preguntados por su situación con relación a la vacuna y, de no contar con las tres dosis (es lo que prevé la ley) les pueden ser aplicadas multas que pueden ir de los seiscientos a los tresmil seiscientos euros.

Al principio, esas comprobaciones se harán de manera aleatoria, pero es previsible que, a partir del mes de abril, cuando existan los instrumentos informáticos necesarios, se realicen de manera automática, cruzando los datos del censo con el registro de vacunación y un registro (de futura creación) de personas exentas.

Tras la entrada en vigor de la ley famosa, se aprobó un desarrollo reglamentario (algo lioso, es verdad) en el que se preveía el establecimiento de una comisión que seguirá la situación epidemiológica en Austria, así como la aparición de futuros medicamentos que pudieran afectar a la necesidad de aplicar esta ley.

Dependiendo de la evolución de los acontecimientos, la comisión podrá aconsejar al Gobierno o bien que la aplicación de la ley siga su curso como está previsto y que sea obligatorio vacunarse para evitar males mayores o bien podrá decir que el virus malandrín ha dejado de ser peligroso y que, por lo tanto, no hacen falta más pinchazos.

Esto supondría dejar la vacunación obligatoria en suspenso (quizá de forma indefinida) como ya ha sucedido otras veces con otras vacunas, que dejaron de inocularse porque las enfermedades de las que protegían se consideraron erradicadas.

Cuatro personas, cuatro, serán las que entenderán de esta cuestión. A mí, personalmente, no me gustaría estar en el pellejo de ninguna de ellas, porque es probable que sean las personas que tengan el trabajo con más presión de Esta Pequeña República, en estos momentos.

Es también una comisión paritaria, en la que los dos sexos están representados por igual.

Empezará su labor, por cierto, a partir de mañana y presentará su primer informe a más tardar el 8 de marzo, exactamente una semana antes de que empiecen (si empiezan) a ponerse las primeras multas a los no vacunados.

Por el lado de los juristas, estarán Karl Stöger y Christiane Wendehorst.

El Sr. Stöger es profesor en el Instituto de derecho estatal y administrativo de la Universidad de Viena y ya es miembro de la unidad de intervención GECKO (por lo cual es presumible que ya esté acostumbrado a las fatigas y los sinsabores del cargo).

La Sra. Wendehorst es profesora del Instituto de Derecho Civil y miembro de la comisión de bioética.

Por el lado de la medicina estarán el Dr. Herwig Kollartisch, médico especialista en medicina tropical, miembro del Impfgremium (que es el organismo que supervisa las vacunas en Austria y de la unidad de intervención GECKO.

Completa el cuarteto la doctora Eva Schernhammer, médico especialista en medicina interna, profesora de epidemiología y también miembro de la unidad de intervención GECKO.

Los cuatro tienen ante sí la tarea de estar al día sobre el desarrollo de nuevos medicamentos contra la CoVid-19 así como de otras cuestiones que pudieran hacer aconsejable la aplicación o no aplicación de la ley de vacunación obligatoria en Austria.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.