Así era Kiev antes de la invasión rusa

Quizá dentro de unas horas, todos los lugares que aparecen en estas fotos desaparecerán bajo las bombas. Que estas fotos sirvan para gritar no a la guerra.

13 de Marzo.- Más pronto que tarde, probablemente hoy, empezarán los bombardeos de la Federación Rusa sobre la capital de Ucrania, Kiev.

En el verano de 2016 pasé casi diez días en esa ciudad. Fue durante ese tiempo cuando hice las fotos que ilustran este reportaje. Me gustaría que estas fotos fueran sobre todo un grito en busca de la paz, de la recuperación de la paz. Un grito en contra de la guerra. Probablemente, estas fotos, dentro de unas horas, serán un documento histórico que refleje un poco cómo era la vida de los millones de personas inocentes que hoy han visto segada su existencia por la criminal intervención de la Federación Rusa.

Son fotos de niños, de gentes que viajan en el metro. Gentes en las que se ve el Dnieper fluyendo bajo el sol de Ucrania, ese país en donde el cielo parece estar más cerca de la tierra que en otras partes.

Son fotos del verdor que se extiende por toda la cuenca del Dniéper y que llega a la cercana ciudad fantasma de Pripjat, a tiro de piedra de la ruina de Chernobyl.

Son fotos del encuentro quizá para mí más inesperado y más emocionante. Paseando por Kiev, me encontré con la casa en la que nació y vivió Mihail Bulgakov, el autor de El Maestro y Margarita, la obra en la que se denunció el horror estalinista con el instrumento que yo prefiero de entre todos los que existen: el humor, que es el compañero inseparable de la inteligencia.

Todo esto va a desaparecer, ha empezado ya a desaparecer, por la criminal mano del hombre contra el hombre.

Un muchacho vende “Kbas” un refresco típico hecho a base de pan fermentado, y que sabe parecido a la cerveza
También el patrimonio histórico de Kiev está en peligro (archivo Viena Directo)
La plaza de Maidán, centro de Kiev y centro también del alma ucraniana (archivo Viena Directo)
niños kievitas escuchando un concierto, quién sabe qué habrá sido de ellos (archivo Viena Directo)
El río Dniéper a su paso por Kiev (archivo Viena Directo)
Un matrimonio joven pasea por las calles de Kiev (creo que fue en Besarabka) Archivo Viena Directo
Dos señoras critican a sus vecinas en el metro de Kiev (Archivo Viena Directo)
Detalle de la llamada Casa de las Quimeras, sede de la presidencia de Ucrania en donde está el despacho de Volódimir Zelensky y una de las maravillas del art nouveau de Ucrania (archivo Viena Directo)
la línea del cielo de Kiev (archivo Viena Directo)
Uno de los puentes sobre el Dniéper que han sido volados por el ejército de Ucrania para dificultar el avance ruso . Este puente ya no existe (archivo Viena Directo)
Señoras que fueron a rezar a uno de los monasterios de Kiev (archivo Viena Directo)
La consulta de Mihail Bulgákov en su casa museo. Mihail Bulgakov, aparte de ser un gran escritor, fue médico (Archivo Viena Directo)

Los suscriptores de la newsletter de Viena Directo han recibido cómodamente en su correo electrónico un resumen con las noticias más importantes de la semana y algunos contenidos exclusivos. Si te quieres suscribir, no tienes más que introducir tu dirección de correo electrónico en esta dirección

https://vienadirecto.substack.com/

Articulo publicado en Austria, guerra en Ucrania. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.