Viena Directo te ayuda a dejar de tirar el dinero a lo tonto

Los precios de la energía están subiendo y el planeta te lo está pidiendo. Aquí tienes diez consejos muy fáciles para dejar de tirar el dinero en energía a lo tonto.

23 de Marzo.- La invasión rusa de Ucrania, combinada con otros factores (por ejemplo la recuperación económica después de la pandemia y las dificultades de la cadena de suministros para volver a ser lo que era antes de la CoVid) han resultado en una subida de los precios de la energía.

En otras palabras, la electricidad y los combustibles cuestan más caros.

Esta subida de los precios se une a otras razones (por ejemplo, cuidar el planeta) para aplicar unos consejos de sentido común y ahorrar en energía.

He aquí diez medidas fáciles (y obvias) para no tirar el dinero tontamente y, al hacerlo, salvar el planeta.

1.- Apaga las luces de las habitaciones cuando no estés en ellas (ya te lo decía tu madre). Sustituye las bombillas por lámparas modernas de bajo consumo y evalúa poner sensores de movimiento que activen las luces en los lugares de paso.

2.- Que NO corra el aire. Pon burletes en puertas y ventanas: parece una tontería, pero gran parte del calor se pierde a lo tonto porque las ventanas y las puertas no están bien aisladas. En todos los mercados de bricolaje hay burletes adhesivos que hasta gente tan torpe como yo puede poner.

3.- No tapes los radiadores. Este consejo habla por sí mismo, pero si tapamos un radiador por ejemplo con un mueble o con ropa o similar es mucho más difícil que se caliente el aire y que circule por la habitación.

4.- Ventilar bien. Las ventanas centroeuropeas (y creo que cada vez más las españolas) permiten una posición que las mantiene entreabiertas, de manera que a) se tarda mucho más tiempo en ventilar y b) estamos perdiendo un calor precioso que nos ha costado mucho producir -de nuevo, a nuestro bolsillo porque corre el contador y al planeta.

Los expertos -también los hay en esto- dicen que es más eficiente ventilar las habitaciones manteniendo un cuarto de hora las ventanas abiertas y luego cerrar completamente.

5.-En invierno no se va por el mundo en manga corta, así que en casa tampoco. No hay que tener la casa a treinta grados. La temperatura de comfort es de 22 grados más o menos y solo bajando un grado el termostato, hasta 21 se ahorra al mes hasta un seis por ciento en la factura de la calefacción. Por otro lado, de noche se puede bajar perfectamente la temperatura de toda la casa hasta cinco grados. Además, es sanísimo. Más fresquito se duerme mejor.

6.- El lavavajillas: una carga completa del lavavajillas es mucho más eficiente (y más barato) que lavar los cacharros por separado. Además, se ahorra agua.

7.- Así lavaba, así así, así planchaba así así. Dado que no trabajamos en una leprosería no hace falta que lavemos a sesenta grados. Con cuarenta basta y sobra. La secadora también es una comedora de energía. Tender la ropa como toda la vida no solo es más ecológico, sino que mejora el ambiente de las habitaciones.

La plancha gasta también una enormidad de luz. Lo más eficiente es planchar aquellas cosas necesarias (las bragas y los calzoncillos, por ejemplo).

8.- Apaga la tele, pero apágala de verdad. Cuando los aparatos están en stand by también gastan electricidad. Una tele que esté en stand by veinte horas al día gasta 25 eurazos al año. Multiplica por todos los aparatos que tienes en casa.

9.- Si pones agua a hervir tapa la cacerola. No solo es más rápido, sino que es más eficiente. Los microondas ahorran energía también y los calentadores de agua.

10.- Y por último, el frigorífico: ¿Quieres meter en el frigorífico los restos de la cena? Guay. Pero no seas cafre: déjalos enfriarse antes. Así le ahorras al frigorífico la energía necesaria para sacar el calor. También está bien no dejar la puerta del frigorífico abierta más tiempo de lo imprescindible, y graduar la temperatura para que no haga demasiado frío dentro del frigorífico.

El Gobierno austriaco se ha puesto a la tarea de gestionar las consecuencias de la guerra de Ucrania. Vuelven las restricciones a causa de la CoVid (por lo menos en Viena). Todos los suscriptores recibieron ayer la versión compacta de las noticias de la semana, cómodamente en su correo electrónico.

Para recibir la newsletter de Viena Directo no tienes más que introducir tu dirección de correo electrónico en esta dirección.

https://vienadirecto.substack.com/

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.