La familia austriaca del tito Oscar

Mañana se entregan los Oscar de Hollywood, una ocasión tan guay como otra para recordar a los miembros austriacos del club de ganadores. En dos palabras: Im-presionante.

26 de Marzo.- Desde que Hollywood se convirtió en el centro mundial de la industria del entretenimiento, proceso que empezó más o menos a la mitad de la primera guerra mundial, cuando los centros de producción europeos quedaron paralizados por la contienda y por la falta de hombres que hiciesen las películas, la meca del cine atrajo a los mejores talentos europeos, los cuales hicieron películas estupendas que hemos disfrutado todos.

Naturalmente, entre ellos hubo (y hay) muchos profesionales austriacos.

Mañana se celebrará la ceremonia de entrega de los Oscar de Hollywood. Sería genial que ganasen Penélope Cruz y Javier Bardem (también Alberto Iglesias). Los tres están nominados en sus respectivas categorías. El matrimonio, como mejores actriz y actor principal, respectivamente, y Alberto Iglesias en la categoría de mejor música original. Este año no hay ningún austriaco que haya vaya a pasar nervios en el Dolby theatre de Los Ángeles, pero es una oportunidad tan buena como otras para recordar a todos los austriacos que nos han hecho pasar muy buenos ratos con su trabajo en el cine.

MAX STEINER

Durante muchísimo tiempo, cuando se quería hablar de música de cine y más concretamente de una banda sonora que simbolizase la edad de oro de Hollywood, se acudía a una de este vienés. En concreto a la de Lo Que el Viento se Llevó, película de 1939 que se considera la flor perfecta de aquella época de la industria.

Steiner no ganó el Oscar por ella, sino en tres ocasiones, la primera por una película que se llama The Informer. Aunque también se lo podrían haber dado por la música de Casablanca.

Su padre, por cierto, fue director del Theater an Der Wien.

BILLY WILDER

En la que fue su casa, cerca de Schwedenplatz, hay una placa que recuerda que allí vivió el austriaco que tuvo la carrera más exitosa y versátil de Hollywood. Durante una época, el nombre de Billy Wilder era garantía de éxito y de calidad. Ganó seis oscars y el premio Irving Thalberg. Entre sus obras, están El Apartamento, El Crepúsculo de los Dioses, Con Faldas y a lo Loco (absurda traducción al español de Some Like it Hot), Días sin Huella o Testigo de Cargo.

Cuando Fernando Trueba recogió su Oscar por Belle Epoque, dijo que él no creía en Dios, pero que creía en Billy Wilder.

Film Casino en Viena

FRED ZINNEMANN

Nacido en la parte polaca de Imperio Austro-Húngaro, Fred Zinnemann es uno de los artesanos más solventes de la época dorada del cine. Judío, como Billy Wilder, sus películas son elegantes y sentidas, muy sólidas.

Ganó cuatro Oscars y ninguno por la que hoy es su película más conocida, Solo ante el Peligro (High Noon).

SAM SPIEGEL

El productor Sam Spiegel (Samuel P. Spiegel) era paisano de Fred Zinneman y de Billy Wilder, judío también y fue durante mucho tiempo una de las personalidades más conocidas del Hollywood del sistema de estudios.

Ganó tres oscares como tres soles por La Ley del Silencio (de Elia Kazan), por El Puente sobre el río Kwai y por esa maravilla que es Lawrence de Arabia.

En 1964 también ganó el premio Irvin Thalberg por toda una vida dedicada al cine.

CHRISTOPH WALTZ

Durante años, el vienés Christoph Waltz se infló de hacer todos los malos de las pelis de sobremesa de Antena 3, hasta que Quentin Tarantino se fijó en él y le dio el papel de oficial nazi de Inglorious Basterds. Desde entonces, su carrera en Hollywood ha sido muy sólida. Las dos pelis que le han dado el Oscar son de Tarantino, la segunda fue Django unchained.

Por cierto, Christoph Waltz, por cosas de la ley austriaca, ha sido casi toda su vida alemán (papá Waltz lo era), solo en 2010 el Gobierno le dio la nacionalidad austriaca por sus indudables méritos artísticos. Método por el cual, por ejemplo, Ana Netrebko también es austriaca.

MAXIMILIAN SCHELL

A mis lectores de fuera de Austria y Alemania quizá les suene poco este nombre. Pero el hermano de Maria Schell fue durante mucho tiempo uno de los secundarios más sólidos del panorama cinematográfico mundial. En este siglo, le hemos visto (le vemos aún en las reposiciones) como presentador de la serie documental alemana Terra X, pero ganó el Oscar por interpretar a un abogado en los juicios de Nüremberg en Vencedores y Vencidos.

Schell estuvo nominado además como director del mejor documental que se ha hecho sobre Marlene Dietrich, Marlene (1984).

PETER ZINNER

El del vienés Peter Zinner es otro nombre desconocido pero si digo que fue uno de los mejores montadores de Hollywood y que es el responsable del ritmo y la eficacia de Gladiator, de Oficial y Caballero o de los dos primeros padrinos de Coppola, daré una idea de su importancia.

Cualquiera que sepa un poco de cine sabe que la labor del montador es tan importante como la del director.

Zinner ganó el Oscar por El Cazador, de Michael Cimino.

LO IMPORTANTE ES PARTICIPAR

He dicho algunos de los que ganaron, pero si uno abre el foco y se fija en los nominados, la lista no es menos impresionante.

Estuvieron nominados Josef von Sternberg (por Marruecos y por el Expreso de Shangai), en tiempos modernos Michael Hanneke.

El actor Paul Muni nada menos que cinco veces como mejor actor (solo ganó una) y Oskar Werner, de cuyo nacimiento se cumple el centenario este año, también.

Entre los secundarios Erich von Stroheim (gran director además de la etapa muda), por El Crepúsculo de los Dioses y Klaus Maria Brandauer (por Memorias de África). Lotte Lenya, también una mala de James Bond y gran cantante y actriz teatral, estuvo nominada por La primavera romana de la Sra. Stone.

En el capítulo de curiosidades entra la nominación de Ernst Marischka, por l amejor historia original. Sin duda, Marischka les sonará a mis lectores porque fue el director de las pelis de Sissi.

El austriaco Harry Horner (diseñador de producción) inauguró una dinastía de ganadores de oscars que continuó con su hijo James Horner, compositor, entre otras muchas, de la música original de Titanic, Avatar y Braveheart.

Ayer a eso de las nueve, los suscriptores del boletín digital de Viena Directo recibieron las noticias de la semana en versión compacta y algunas cositas más, cómodamente, en su dirección de correo electrónico.

¿Aún no te has suscrito? !Si es muy fácil! Sólo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico en este link

https://vienadirecto.substack.com/

Articulo publicado en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.