La portavoz de los verdes austriacos sufre una agresión por parte de un negacionista

Ayer, mientras estaba sentada en un local del centro de Viena, la portavoz de los verdes, Sigi Maurer, fue agredida por un negacionista.

8 de Abril.- No conozco a Sigi Maurer, la jefa del grupo de Los Verdes en el Parlamento vienés pero por lo que yo he visto, es una mujer muy educada y quiero pensar que amable.

Lo que sí que es innegable es que la pobre tiene un imán para los pirados.

Ayer por la tarde, estaba la muchacha sentada en un local tomándose algo con una persona que trabaja con ella cuando se le acercó un cabestro (y llamarle cabestro, a la luz de los acontecimientos posteriores, no es criticar, es referir).

Dicho cabestro resultó ser un negacionista, de los muchos que, desgraciadamente, hay (esta clase de analfabetismo funcional afecta en Austria a un millón y medio de personas). El negacionista empezó a quejarse de las medidas que el Gobierno lleva dos años implementando para atajar la pandemia -unas veces con más éxito que otras- y Sigi Maurer que, como digo, es una mujer educada, escuchó las razones del cabestro y, como es una política, quiso explicarse. Se produjo un acalorado debate durante el cual el cabestro se fue calentando cada vez más.

El pitecántropo negacionista cogió un vaso y se lo tiró a Sigi Maurer, por suerte no le dio. El vaso cayó al suelo y se hizo añicos y el cabestro abandonó el local.

La político no resultó herida por la agresión.

Unos metros más adelante, en el Kohlmarkt, la policía detuvo al tipo, le interrogó, interpuso la correspondiente denuncia y lo dejó en libertad hasta que se celebre el juicio.

Después de que el suceso trascendiera, políticos de casi todo el arco parlamentario austriaco han condenado el ataque a la político “verde”.

(Dejo al criterio del lector imaginarse de qué partido han sido los políticos que no han condenado el incidente. Exactamente. Esos).

El primero fue el Presidente del Parlamento, Wolfgang Sobotka, del Partido Popular, el cual calificó la agresión de “inaceptable en nuestra democracia”.

La jefa de los socialdemócratas, Pamela Rendi-Wagner, también condenó la agresión de forma enérgica, así como la jefa de los Neos, Beate Meinl-Reisinger.

Esta última ha pedido hoy, en una conferencia de prensa, responsabilidad a los medios a la hora de tratar sobre ciertos temas polémicos.

El alcalde de Viena, Michael Ludwig, también ha expresado su apoyo a la pobre Sigi Maurer, la cual no gana para disgustos.

Como decía más arriba, no es el primer cabestro con el que se enfrenta la portavoz de los verdes en el Parlamento vienés.

En 2018, quizá lo recuerden mis lectores más memoriosos, Sigi Maurer tuvo que enfrentarse al llamado “Bierwirt”, otro pitecántropo que, además, si no me falla la memoria, terminó después asesinando a su novia.

El fulano este, insultó repetidamente a Sigi Maurer en las redes sociales y la política publicó los posts en internet. El “Bierwirt” la denunció por difamación y hasta el año pasado no salió la sentencia que, naturalmente, absolvía a la político verde.

El incidente tuvo su lado bueno y es que se abrió un debate sobre el odio en las redes que condujo a fijar un marco legal para intentar evitar que nuevos casos como el de Sigi Maurer pasaran otra vez.

Hoy, a eso de las nueve, los suscriptores de la Newsletter de Viena Directo han recibido en la comodidad de sus hogares toda la actualidad austriaca de la semana en versión compacta.

También un adelanto de la programación cultural del Instituto Cervantes de Viena para las próximas semanas que es canela en rama.

Si aún no te has suscrito, puedes hacerlo en este bonito link:

https://vienadirecto.substack.com/

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.