Que lluevan cerebros

El cardenal austriaco Christoph Schönborn

El cardenal Christoph Schönborn le ha pedido a Dios un singular milagro meteorológico. Al obispo de Sankt Pöllten le ha parecido muy mal.

16 de Abril.- Resulta muy agradable comprobar cómo Austria, poco a poco, va volviendo a la normalidad, tras estos dos años y pico, los de la pandemia, -particularmente el primero- en los que el país ha ido de susto en susto.

Ahora (toquemos madera) las cosas realmente trágicas pasan fuera. Sobre todo desde que estalló la guerra en Ucrania.

Lentamente, volvemos a esa tradición tan austriaca que son las tempestades en un vaso de agua.

Como bloguero y como persona, la verdad, se agradece muchísimo.

Austria es, como todos los lectores saben, un país de mayoría católica. También hay un grupo bastante numeroso de protestantes (una minoría, por razones históricas) y también hay alrededor de un millón de musulmanes y unos miles de judíos.

Como está sucediendo en toda Europa occidental, la sociedad en general es cada vez menos religiosa. El fenómeno no tiene la profundidad y la intensidad que en España, en donde la mayoría de la sociedad vive conforme a una moral en donde el hecho religioso ya no tiene sitio, pero hace ya por lo menos veinte años que la Iglesia austriaca tiene muchas dificultades para encontrar relevo generacional y tiene necesidad de importar sacerdotes de otros lugares (Polonia, por ejemplo).

De cualquier manera, la tele pública sigue poniendo películas de temática religiosa (por ejemplo, Los Diez Mandamientos o Ben Hur) y las familias se siguen reuniendo por pascua florida (aunque uno tiene la sospecha de que más por el tema del jamón, los huevos y los regalos que por otra cosa).

Quizá para hacer juego con las fechas, en esta época del año los periódicos suelen sacar noticias protagonizadas por curas.

Este año ha tocado esta.

El cardenal Schönborn solivianta a las ovejitas de su rebaño

Resulta que esta semana pasada, en el programa Pressestunde (un debate sobre temas de actualidad, ORF, domingos por la mañana) el invitado fue el cardenal Christoph Schönborn.

Schönborn es un señor que sonó para papable. Pasa por ser progresista y, a base de trabajo, diálogo, curiosidad por puntos de vista distintos del suyo y mano izquierda (virtudes todas muy convenientes) ha conseguido devolverle a la Iglesia austriaca un prestigio que, cuando él llegó, había perdido casi totalmente debido a una ola de escándalos sexuales.

En el programa de la ORF, los presentadores le preguntaron a Schönborn por su opinión a propósito de diferentes temas.

Llegados a la pandemia, Schönborn se mostró visiblemente molesto con la manía que tienen sus paisanos austriacos de quejarse a lo tonto. Su eminencia interpretaba así la insistencia de algunas personas en no vacunarse.

!Señor, que lluevan cerebros! -fue lo que dijo, literalmente.

Estas palabras no le han gustado nada, pero nada de nada, al obispo de Sankt Pöllten, un sacerdote llamado Alois Schwarz.

El clérigo ha declarado sentirse “asustado” por las afirmaciones del cardenal Schönborn y por su contundente posicionamiento del lado de la inteligenc…Digooo del lado de la ciencia.

Según Schwarz, la Iglesia debe estar para las personas normales pero también para los cenutr…(!Cómo estoy hoy, joé!) como decía, dice Schwarz que la Iglesia tiene que estar con los vacunados y también con aquellas personas que, por lo que sea, no se quieren vacunar. Que sus razones tendrán (eso dice Schwarz).

Y que no entiende cómo el cardenal Schönborn ha tenido que decir lo que ha dicho (!Con lo bien que se está en la ambigüedad!) que tiene al rebaño de los fieles muy soliviantado y que hay incluso ovejitas de ese rebaño que acuden a él (a Schwarz) a preguntarle por qué y por qué.

Es más: Schwarz piensa que, con sus palabras, Schönborborn puede provocar una cascada de abandonos de la Iglesia de antivacunas cabreados.

(!Y está la cosa como para andar perdiendo fieles, encima!).

De momento, Schönborn no se ha pronunciado.

Ayer, a eso de las nueve, los suscriptores de la Newsletter de Viena Directo recibieron en la comodidad de sus cuentas de correo electrónico toda la actualidad de la semana en versión contacta.

No te lo querrás perder ¿Verdad? Si todavía no te has suscrito, puedes hacerlo en este bonito link

https://vienadirecto.substack.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.